PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Los herederos de Elena Garro ahora piden la retirada del libro que desató la polémica

H

 

La editorial Drácena ha contestado a Jesús Garro, heredero de la novelista mexicana, pero su respuesta no ha satisfecho a ninguna de las partes

Xaime Martínez

19 Diciembre 2016 13:24

Hace unas semanas, saltaba en Twitter la polémica sobre Elena Garro.

Una editorial española, a la hora de publicitar una novela de la célebre escritora, había decidido poner en la faja del libro el siguiente blurb promocional: "Mujer de Octavio Paz, amante de Bioy Casares, inspiradora de García Márquez y admirada por Borges".

Entonces, la comunidad tuitera comenzó a quejarse sobre los paratextos machistas de la editorial. Al parecer, no solo la faja contenía afirmaciones que disminuían la figura de Elena Garro, sino también la contraportada y el epílogo (escrito por la novelista Marta Sanz).

Ese es, al menos, el juicio de Patricia Rosas Lopátegui, especialista en la literatura de Elena Garro. Rosas Lopátegui, que es igualmente autora de la única biografía sobre la novelista mexicana, es la persona que inició una campaña en Change.org para reclamar la retirada del libro por parte de la editorial Drácena.


Es en esta petición de Change.org donde ahora se ha publicado la carta que la editorial ha dirigido a Jesús Garro, heredero de la autora de Reencuentro de personajes.

Jesús Garro había secundado la petición de Patricia Rosas Lopátegui de que se retirara la edición de la discordia, a lo que la Editorial Drácena ha respondido pidiendo perdón por su "torpeza a la hora de redactar la faja" pero resaltando que "Elena Garro no estaría en librerías españolas sin nuestro esfuerzo, tiempo y dinero" —lo cual, por otra parte, es estrictamente cierto pero no necesariamente suficiente.

Una de las cosas más curiosas de estas polémicas es que a medida que avanzan tomar partido se hace más y más complicado: ¿han salido beneficiados la el legado y la imagen de Elena Garro de todo esto?

Por una parte, es obvio que no. La desagradable frase de la faja no hace justicia de ninguna a la calidad de su obra literaria. Y sin embargo, muchos lectores no habrían llegado a Garro con la misma visión rigurosa si la polémica no hubiera existido.

A la vez, es difícil no plantearse la pregunta: ¿es mejor no leer a Garro que leerla en una edición rodeada por juicios más o menos desafortunados?

Sea cual sea la respuesta, hay un posicionamiento que todo el mundo que ha intervenido en la polémica comparte: contra el machismo, con Elena Garro.

share