PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Coco Capitán: modelos desnudas, paredes blancas y tinta derretida

H

 

Los célebres poemas y aforismos de esta artista sevillana protagonizan muros en Milán y Nueva York así como algunas prendas de Gucci

L.M.

01 Agosto 2017 05:59

Hace algunos años, cuando la revista Vice entrevistó a la por entonces “prometedora” Coco Capitán, ella dijo que cuando empezó a hacer fotos no sabía si algún día llegaría a ser fotógrafa de moda porque su estilo era completamente distinto a lo que encontraba en la mayoría de las revistas.

No le faltaba razón: su manera de asumir la moda se parecía más a la de asumir el arte o la poesía y eso hacía de su trabajo algo diferente.




Sin embargo, Coco Capitán se equivocaba en algo, pues con los años no sólo llegaría a convertirse en una de las fotógrafas españolas de referencia en el extranjero, sino que también conquistaría el mundo editorial con sus proyectos personales —en 2017 ha publicado el libro de fotografías Middle Point Between My House and Chinay llenaría el mundo de la moda de poesía, con sus ingeniosos aforismos y pensamientos.

Muestra de ello es su reciente y celebrada colaboración con Gucci, marca para la que ha desarrollado una línea en cuya ropa se pueden ver estampadas esas letras sucias tan características con las que suele llenar su cuenta de Instagram.




Palabras negras sobre un fondo blanco, tachones, pintarrajos con los que expresa ideas íntimas, versos desmaquillados o sencillos juegos de palabras que a veces incluso atentan contra la filosofía más conservadora de las marcas para las que trabaja.

Coco Capitán ha escrito sus poemas sobre esas prendas de Gucci, pero también sobre las paredes de algunos edificios en mitad de Milán o Nueva York.

Mensajes como "¿Qué vamos a hacer con todo este futuro?" o "El sentido común no es tan común" que lucen en letras gigantescas y recuerdan a títulos de poemas Alt Lit.




Pero más allá de los eslóganes, esta sevillana de 24 años ha conseguido aunar en sus textos la sobriedad de su mirada fotográfica, una literatura llena de humor y contradicciones, y una pasión por desmontar la vida, como si en realidad fuera una pequeña filósofa secreta entre modelos desnudas, paredes blancas y tinta derretida.

Porque lo bueno de haber sido “prometedora” es que cuando cumples tus promesas, es porque has conquistado el mundo.


 













share