PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

El dolor de vivir en Corea del Norte contado en viñetas

H

 

El cómic 'El cumpleaños de Kim Jong-il' (Astiberri) evidencia con ternura y dolor las terribles condiciones de vida del país asiático

Alberto Del Castillo

04 Mayo 2017 14:24

Como consecuencia de unas inundaciones a mediados de los noventa, Corea del Norte fue azotada por el hambre por primera vez en su historia (los arrozales norcoreanos eran más productivos que los de sus vecinos). Mientras que el gobierno de Pionyang dice que murieron cerca de 250.000 personas por inanición, la CNN cree que fallecieron dos millones de norcoreanos. El 10% de la población.

En ese contexto se ambienta El cumpleaños de Kim Jong-il, un cómic que acaba de publicar Astiberri. El libro, escrito y dibujado por Aurélien Ducoudray y Mélanie Allag, cuenta la historia de Juan Sang, un niño de ocho años que, adoctrinado por sus referentes, actúa como si los ojos del líder supremo estuvieran siempre encima de él.

De tintes orwellianos, El cumpleaños de Kim Jong-il es un cómic deliberadamente tendencioso. No hay viñeta sin carga crítica. Primero desde la ironía o desde una visión más tierna –cuando todavía no ha azotado la hambruna- y luego, escenificado a través de un cambio al blanco y negro, desde la crudeza de algo parecido a un campo de concentración.

A diferencia de Pyonyang, el cómic de Guy Delisle, El cumpleaños de Kim Jong-il es pura ficción con una supuesta sólida base documental. Los autores indagan así en todas las injusticias que conocemos de Corea del Norte —propaganda, hambruna, abuso policial, exilio, referentes populares que siguen los dogmas a rajatabla…— para crear un pastiche que no deja títere con cabeza.

De esta superposición de dramas básicos, se extrae de El cumpleaños de Kim Jong-il un carácter didáctico. Personajes que parecen sujetos a una cruel ley de Murphy —si algo puede salir mal, probablemente saldrá mal— figuran en lo que puede ser una buena iniciación a la comprensión del funcionamiento del país más opaco del mundo.

Es un cómic que evidencia que es mejor tener un hueco en el primer círculo del infierno al lado de los poetas latinos que vivir bajo el yugo de Kim Jong-il o que cualquiera de su dinastía. Un cómic que constata que Corea del Norte vive en una posguerra constante. Y todo esto a través de los ojos de un niño que ve cómo se resquebrajan sus creencias a medida que conoce los vericuetos del régimen.

El cumpleaños

El cumpleaños de kim

share