PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Condenada a 4 años de prisión por albergar libros “anti-rusos” en su biblioteca

H

 

Natalya Sharina era la directora de la biblioteca de literatura ucraniana de Moscú

Alberto Del Castillo

07 Junio 2017 13:27

Natalya Sharina no verá cómo la policía desmantela la biblioteca de literatura ucraniana de Moscú. No será testigo de cómo los cuerpos del Estado introducen cada tomo de cada estantería en una serie de cajas con dos posibles direcciones: el centro de culturas eslavas o una pira.

No lo verá porque Sharina, además de haber sido destituida hace un año y siete meses de su puesto de directora del centro, ha sido condenada a cuatro años de prisión en régimen de libertad condicional. La exdirectora ha sido acusada de “odio y animadversión nacional” y de “humillar la dignidad humana”.

El enfrentamiento contra la biblioteca de literatura ucraniana de Moscú comenzó casi a la par que el conflicto de la península de Crimea, en 2013. Las medidas contra el centro fueron en aumento desde ese momento. Revisiones de catálogo, imposición de un nuevo horario de apertura, paralización del préstamo bibliotecario, detención de compras, obligación de presentar el pasaporte al entrar… y la detención de la directora del centro.

Lo que, claramente, era el allanamiento de un camino que llevaría a la clausura definitiva de la biblioteca.

Denis Krivosheev, director adjunto de Amnistía Internacional en Europa y Asia Central, ha asegurado que: “La fiscalía ha explotado el extremadamente tenso ambiente antiucraniano que predomina hoy en día en Rusia, y el tribunal ha desestimado -sin más- pruebas clave de la defensa, incluidos testimonios de personas que afirmaban haber visto cómo agentes de policía introducían los libros prohibidos en la biblioteca”.

El autor que ha resultado clave para que la fiscalía determinase la condición rusófoba de la biblioteca es Dmytro Korchynsky. Escritor ucraniano prohibido por la justicia rusa, Korchynsky es el antiguo líder del partido ultranacionalista de extrema derecha UNA-UNSO y autor de Guerra en la multitud, el único texto que figura, desde 2011, en la lista de publicaciones extremistas prohibidas. No obstante también han sido clave para concretar la condena las obras del poeta Dmytro Pavlichko y del revolucionario nacionalista ucraniano Simon Petliura.

Los magistrados han hecho oídos sordos a la defensa de Sharina y la acusación del fiscal se ha amparado en una teórica afirmación de varios lingüistas. Éstos señalan que las obras incautadas contienen afirmaciones antirrusas.

Y, ante ese testimonio, no ha habido nada que pudiese reprobarlo. Sin embargo, el abogado de Sharina ha declarado que la intención es llegar al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

En este caso resulta inolvidable acordarse de las líneas que escribíamos en referencia a los libros robados por los nazis: “Aunque a veces cueste de creer, los libros son armas. Armas del pensamiento, herramientas para el cambio y la resistencia. De ahí la necesidad castrense de vaciar librerías, bibliotecas y archivos”.

De ahí la necesidad rusa de vaciar librerías, bibliotecas y archivos.

share