Cultura

El spot de Telemadrid para el Orgullo Gay solo muestra a una pareja... y es heterosexual

¿Cómo se les ocurre?

¿Se puede hacer un spot del Orgullo Gay en Madrid sin que aparezca ni una sola pareja gay besándose? ¿O mostrándose afecto? ¿Se puede anunciar la semana de la comunidad LGBTQ sin representar de forma explícita ni a una sola persona trans, bisexual, queer? El canal autonómico de Madrid (Telemadrid) lo ha hecho.

A pocos días de que empiece esta cita internacional, la cadena —marcadamente conservadora y afín a la línea ideológica del Partido Popular (PP)— se ha sacado de la manga un anuncio que no visibiliza en absoluto la diversidad, sino que se encarga de camuflarla entre colorines y música.

En el anuncio aparecen hombres y mujeres y niños. Pero siempre aparecen solas y solos. No vemos a una pareja de mujeres, ni a una pareja de hombres. De hecho: la única pareja que aparece, en actitud amorosa, es una maldita pareja heterosexual. Una pareja HETEROSEXUAL. Algo que no tiene ningún sentido.

Es cierto que no es necesario mostrar constantemente perfiles estereotipados.  Es verdad que no todo el mundo tiene por qué estar acompañado ni hacer evidente su orientación sexual. Y, por supuesto, es cierto que esas personas que aparecen en el spot, solas, pueden formar parte de la comunidad LGBTQ porque nadie ha dicho lo contrario. 

Pero eso no es suficiente. No es lo que se espera. Este tono neutro no es válido aquí. Precisamente el World Pride busca celebrar y hacer visible la diversidad de identidades y orientaciones sexuales. No se entiende que no se manifieste de forma clara en un spot que precisamente trata de eso. No es posible que no aparezca ni siquiera la bandera LGBTQ, la bandera trans, ninguna carroza o pancarta.

Por no hablar de que no hay personas gordas, negras o con otro tipo de rasgos faciales que no sean los occidentales. La belleza y los cuerpos que representan también son heteronormativos.

En este anuncio no hay mensaje. Bueno, sí: hay uno. Sigue ocultándote. Sigue mintiendo a tu entorno. Sigue presentándote a las fiestas de trabajo como si tú nunca tuvieras parejas. Sigue mostrándote a tu familia como la 'eterna soltera'. Sigue diciendo que tú no tienes novios, ni novias, que estás muy bien así. Sigue evitando muestras de afectos cuando estás en público "porque a ti no te hace falta demostrar nada". Sigue moviéndote solo con gente de "tu entorno", porque el otro aún no sabe nada . Sigue sola. Sigue queriendo en silencio.

El mensaje de este anuncio perpetua el estigma de siempre. Replica los mismos tabús que sufre el colectivo LGBTQ y que eventos como el World Pride tratan de combatir. Y es tan nocivo como estúpido, porque alimenta la idea retrógrada de que el único amor válido —al menos de puertas para afuera— es el heterosexual.

Para hacer una publicidad así es mejor no hacer nada.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar