PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

La actriz Zoe Kazan denuncia acoso en los rodajes: “a veces tienes que poner 'ojos de mamada'”

H

 

Ya puedes imaginar lo que significa...

PlayGround

11 Julio 2017 14:17

imagen vía GETTY

La actriz Zoe Kazan también se suma a la lista interminable de actrices que denuncian acoso y machismo en la industria del cine y el entretenimiento. Kazan ha denunciado precisamente el acoso que existe por parte de superiores, hombres, en muchos de los sets de rodajes en las que ella o sus amigas han participado.

Así, lo ha revelado en una entrevista para el The Guardian: “Hay mucho acoso sexual en los sets de rodaje. Y no hay departamento de recursos humanos para denunciar. Tenemos una compensación, tenemos nuestro sindicato, pero está claro que nadie quiere recurrir a eso por miedo a tener una reputación de ser una persona difícil”, ha denunciado.

La actriz, de 33 años e hija del legendario director Elia Kazan, conocida por su papel en la película Rubi Sparks, ha empleado en la entrevista en el The Guardian un término muy sorprendente, pero bastante ilustrativo de las sutilezas en cómo se manifiesta el machismo en el entorno laboral. 

Kazan ha usado la expresión “blow job eyes” (ojos de mamada) para referirse a esa sensación de tener que entrar al despacho del director o productor con una actitud de flirteo o coqueteo solo porque sabes que, tristemente así, te prestarán atención o lograrás un trabajo que deberías poder conseguir por tu profesionalidad o méritos.

“Tengo un montón de amigas que son actrices increíbles y muchas veces hemos hablado de tener que entrar a una habitación y poner ojos de mamada, ya sabes, coquetear con un director o productor”.

En otras ocasiones, la actriz denuncia que le han pedido vestirse con un tipo de ropa que marque su silueta para algunos castings. “Eres consciente de que están revisando tu cuerpo. Abandonas el lugar siendo sintiéndote no demasiado bien por lo que acaba de pasar, pero a la vez no sabes explicar exactamente el porqué”.

No solo eso: la artista también ha denunciado que en una ocasión un productor le preguntó si ella era de escupir o de tragar, en relación con el sexo oral. “Me dijo, oh, es una broma, pero él también era el que me pagaba y me miraba desde el monitor, así que la situación es diferente”.

Sobre The Big Sick, la última comedia romántica en la que participa, dirigida por Michael Showalter, la actriz ha explicado que ha sido un proyecto muy “satisfactorio” en el que todo el mundo era muy respetuoso.

(via The Guardian)



share