Cultura

Trabajadores de Tesla relatan las horribles condiciones de trabajo en la compañía

Denuncian que la compañía les exprime más allá del límite humano para poder alcanzar sus desmesurados objetivos

Vía Tesla Motors

Más allá de Apple, Google o Facebook, la empresa que está marcando el futuro de la tecnología es Tesla. La compañía de Elon Musk ha revolucionado el mercado de los coches eléctricos en Estados Unidos, y está extendiéndose en Europa a gran velocidad.

Sin embargo, las exigencias empresariales de Musk no son pocas. Su ritmo de trabajo frenético, que pasa por no descansar los fines de semana y llevar a cabo jornadas de casi 20 horas, es algo que ha intentado implementar en todos sus trabajadores . Cuando empezó con Space X, muchos ingenieros se pasaban las noches en vela trabajando en la oficina. Y esto ha acabado pasando factura en su empresa.

En un reportaje de The Guardian, varios empleados y exempleados de Tesla han denunciado las condiciones laborales por las que Musk les hacía pasar, y sus declaraciones son verdaderamente alarmantes. Michael Sánchez, que trabajaba en la planta de producción de coches –donde tenía que utilizar su cuerpo para la mayoría de maniobras–, cuenta que tiene dos hernias de disco en el cuello y ni siquiera puede agarrar un lápiz sin sentir dolor:

“El lunes podías trabajar bien. El martes podías pasarlo por alto. Pero el miércoles comenzabas a sentir algo. El jueves el dolor ya era muy intenso. El viernes era angustioso. Y el sábado solo podías ver cómo pasaba el día”.

Vía Tesla Motors

Los datos de Tesla hablan por sí solos. Desde 2014, han tenido que llamar a ambulancias en más de 100 ocasiones porque los trabajadores sufrían convulsiones, mareos, dolores en el corazón y ansiedad. Y otras cientos de veces más avisaron a urgencias por lesiones y otros problemas físicos.

Su tasa de incidentes registrables ha sido, desde 2013 hasta 2016, muy por encima del sector automovilístico. Teniendo en cuenta que se trata de una startup que utiliza maquinaria en la mayoría de tareas pesadas, es un problema muy grave.

Además, cuando alguno de los trabajadores se lesiona por algún problema físico, es derivado a un puesto de menor importancia en el que se cobra mucho menos . “Pasé de ganar 22 dólares la hora a 10. Es algo que obliga a las personas a volver al trabajo”, explica para el diario un empleado anónimo. Sobre esto, Tesla siempre se ha defendido amparándose en que está dentro de las leyes de California.

“Somos una empresa que pierde dinero. No somos capitalistas codiciosos que decidan escatimar en seguridad con el fin de obtener más beneficios, dividendos y ese tipo de cosas. Es solo una cuestión de cuánto dinero perdemos. Y ¿cómo podemos sobrevivir? ¿Cómo no morir y que todo el mundo pierda su puesto de trabajo?”, se defiende Musk en una entrevista telefónica para The Guardian.

No obstante, a los trabajadores esta excusa no les sirve. Alan Ochoa, un trabajador que está de baja por una lesión, cree que precisamente es su problema principal: “Los superiores ponían los números por delante de la seguridad y el bien de los empleados.”

Vía Business Insider

Pero lo que más reprochan a Musk y al resto de directivos de Tesla es su ambición descontrolada. El objetivo de la empresa para 2018 es producir 500.000 coches, lo que representa un 495% más que en 2016. En el primer trimestre de 2017 han conseguido producir 25.000 vehículos, así que todavía tienen que multiplicar por cinco su tasa. Esto, por supuesto, exige una productividad mucho mayor de sus empleados, de forma que las presiones que sufren son asfixiantes.

Sin embargo, a sabiendas de lo que se le venía encima, Musk ha tomado medidas para que estos problemas no continuaran ocurriendo. En noviembre del pasado año, la compañía añadió un tercer turno, introdujo un equipo dedicado de expertos en ergonomía y mejoró los equipos de seguridad de la empresa. Además, ha mejorado su sistema de producción para que no se necesiten tantas personas realizando trabajos físicos.

Al hacerlo, ha conseguido que su productividad mejore un 32% y su número de incidentes ha disminuido considerablemente, llegando a estar muy por debajo de la media del sector.

Ahora, parece que Tesla por fin se ha tomado en serio la integridad de sus empleados y ha apostado por que estén lo mejor posible en sus puestos de trabajo. Sin embargo, nada traerá de vuelta la salud de los tantos trabajadores que han ido cayendo por el camino hacia el éxito empresarial.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar