PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Restauran cintas perdidas de Bob Marley tras 40 años ocultas en un sótano

H

 

“Cuando las escuché, se me erizó el vello”

PlayGround

06 Febrero 2017 17:26

Hoy, de seguir con vida, Bob Marley hubiese cumplido 72 años. Como si de un regalo de aniversario se tratase, fans británicos del cantante jamaicano han encontrado y restaurado unas grabaciones inéditas del genuino rey del reggae.  

Esta historia de arqueología musical arranca en Kensal Rise, un barrio humilde al noroeste de Londres en el que Marley y su banda (The Wailers) se alojaron durante una gira europea en la década de los setenta. “Un amigo mío que vive allí estaba haciendo limpieza en su edificio, encontrándose durante el proceso con cintas de los años setenta”, dice el empresario londinense Joe Gatt. “Estuvieran o no dañadas, le pedí que no las tirase bajo ningún concepto”.

La colección en cuestión estaba compuesta por 13 bobinas con los másters correspondientes a conciertos de Bob Marley realizados entre 1974 y 1978 en salas de Londres y París. Sin embargo, al permanecer durante más de cuatro décadas en un sótano de Kensal Rise expuestas a una gran humedad, las cintas analógicas estaban profundamente deterioradas.

Gatt puso entonces en alerta a su compañero y cantante de jazz Louis Hoover. “Cuando vi lo gravemente dañadas que estaban las cintas”, declara Hoover, “creí que iba a ser imposible encontrar a alguien que fuese capaz de restaurarlas”.

Aun y con estas predicciones, tras 12 meses de duro trabajo por parte del técnico de sonido Martin Nichols, la gran mayoría de esta colección ha podido ser recuperada para su escucha. “Si alguien hubiese intentado reproducirlas cuando fueron encontradas”, asegura Nichols, “su estado decrépito habría hecho que estas cintas se estropearan para siempre”.

“El resultado final me ha sorprendido incluso a mí mismo”, celebra el técnico, “pues ahora que están en formato digital se escuchan en calidad altísima; eso dice mucho de lo bien que se hicieron las grabaciones originales”. Dichas cintas, cabe decir, fueron grabadas con un 24 pistas portátil que los Rolling Stones prestaron a The Wailers para su gira.

De las 13 bobinas encontradas, diez han podido restaurarse, dos se encontraban en blanco, y una estaba demasiado deteriorada como para poder recuperarla. Entre las canciones que pudieron salvarse, están éxitos de Marley como No Woman No Cry, Jammin, Exodus o I Shot the Sheriff.

“Cuando las escuché, se me erizó el vello”, confiese Nichols. “Fue como tener delante tuyo a Van Gogh pintando algunas de sus mejores obras solo para ti”.

share