PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Heroína, peleas de bar y Ryan Adams: el declive de The Strokes, contado por ellos mismos

H

 

Julian Casablancas a Ryan Adams: “Si traes heroína a mi apartamento otra vez, voy a patear tu culo”

PlayGround

16 Mayo 2017 13:25

“Si traes heroína a mi apartamento otra vez, voy a patear tu culo”. La frase es de Julian Casablancas. El culo, de Ryan Adams. ¿Qué para quién era la heroína? Para Albert Hammond, guitarrista de The Strokes.

La sentencia está extraída de Meet Me in the Bathroom: Rebirth and Rock and Roll in New York City, 2001-2011, un ensayo oral sobre el alt-rock neoyorquino que la periodista Lizzy Goodman publicará a finales de este mes, pero del que Vulture ha lanzado ya un avance.

Concretamente, el del capítulo dedicado a The Strokes y al lento declive de la banda.

En el extracto, se acusa a Ryan Adams de haber introducido a Hammond en la heroína. “Cuando yo estaba durmiendo, Ryan siempre se presentaba las dos de la mañana, con drogas”, recuerda el guitarrista, “por lo que siempre terminaba chutándome y quedándome grogui”.

Albert, que en el libro dirá cosas como “deseaba meterme caballo desde que tenía 14 años”, cree que el principio del fin de The Strokes empezó cuando Julian Casablancas y él dejaron de ser compañeros de piso; cuando Julian dejó de “protegerlo” de Adams.

“Creo que, con la heroína, estás cruzando una línea”, declara, por su parte, Casablancas. “Puede arruinarte la vida; con lo que, si alguien está intentando lobotomizar a tu amigo con ella, tienes que meterte en medio”. Y, como último recurso, patearle el trasero.

¿La versión de Adams? “Quería tantísimo a Albert; jamás le habría dado heroína”, asegura. “No consumo drogas de forma social, y no recuerdo que jamás las haya tomado con Hammond”. En el extracto, el líder de The Cardinals rememora un incidente entre él y The Strokes en un bar que marcó el punto y final de su relación.

“Era fácil para ellos señalarme como el problema”, termina. “Sospecho que se dieron cuenta muy pronto de lo equivocados que estaban”.

share