PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Así están humillando al senador Ted Cruz tras su like a una publicación porno de Twitter

H

 

“A Ted Cruz le gusta masturbarse con gente pobre que no tiene seguro médico”

V.P.

13 Septiembre 2017 13:07

Arte PG

Ayer salía a la luz el escándalo: Ted Cruz, senador republicano del ala más dura, había hecho like, desde su cuenta oficial de Twitter, a una publicación de contenido pornográfico. Como ya ocurrió en casos anteriores –el presentador homófobo Alfonso Merlos faveando fotos de porno gay–, la gestión de daños no hizo más que sumar ridículo a la ridiculez: del senador diciendo que el like no lo había hecho él, sino alguien de su equipo, a uno de sus representantes sosteniendo que la cuenta de Cruz había sido hackeada, el nivel de fango no dejaba de aumentar.

Para el equipo de Ted Cruz, la opinión pública daría por buena la opción del hackeo –accedo a tu sistema, hago like y me voy– antes que, sencillamente, optar por explicaciones más prosaicas –Cruz haciéndose, qué locura, una paja con el teléfono del trabajo.

Que sus partidarios nieguen lo segundo es, de algún modo, como si negasen la humanidad del senador. En esa dirección apuntaba, precisamente, Trevor Noah, que en The Daily Show llamó a no hacer una montaña de un grano de arena. “Venga, gente”, decía Noah, “todos vemos porno. Es parte de actuar como un ser humano normal... Razón por la cuál sabemos que Ted Cruz no hizo ese like: está fingiendo que le gusta el porno para hacerse pasar por miembro de nuestra especie”.

“Buen intento, Ted”.

La humillación a la que Cruz se vio sometido en The Daily Show, sin embargo, fue eclipsada por aquella que le tenían preparada en Jimmy Kimmel Live!

“El vídeo (faveado por Cruz) pertenece al género 'madrastras', lo que, ehm, indica que es un tipo con valores”, decía Kimmel, en el monólogo que abre su programa. “Si hubiese hecho algo así de pervertido durante la campaña electoral, ahora podría ser él quién ocupase el puesto de Presidente”.

El presentador empezó a elucubrar sobre posibles teorías que explicasen el infame fav, siendo la última de ellas la más demoledora. “Ted pierde las primarias, es humillado por Trump, no consigue ningún puesto importante en la Casa Blanca, y se cansa de ser el tipo religioso y recto de Texas, así que se dice a sí mismo: Oh, a la mierda. Voy a mirar porno en público. Éste es mi nuevo yo”.

“A Ted Cruz le gusta masturbarse con gente pobre que no tiene seguro médico”, remataba el presentador en su monólogo.

El escarnio continuó, y lo hizo en el seno de la industria del porno: Reality Kings, la productora de cine para adultos detrás del vídeo faveado por Cruz, cambió el título de la pieza. Ahora se llama ¡Ted Cruz no hizo nada malo! - Cory Chase recibe un like de Ted Cruz.

Cory Chase, claro, es la actriz protagonista del vídeo. En declaraciones a Huffpost, Chase criticó al senador por consumir pornografía desde (uh-oh) una página de streaming gratuita. “No me gusta que haya visto el vídeo sin pagar por él”, dijo la actriz. “Lo ha visto pirata. Debería haber pagado a Reality King por una suscripción”. Ojalá Ted lo haga. O alguien de su equipo.

O, vaya, un hacker.

share