PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

La actriz Rebel Wilson recibirá una cifra millonaria de las revistas que la difamaron

H

 

Wilson denunció a un grupo mediático que la acusaba de "mentirosa". Ahora, deberán pagarle 3,6 millones de dólares

PlayGround

13 Septiembre 2017 13:39

Imagen vía Getty

La actriz australiana Rebel Wilson ha obtenido una indemnización millonaria: la más alta por un delito de difamación en Australia. En total, Wilson y sus abogados han conseguido que las revistas Woman’s Day y OK Magazine le paguen más de 3,6 millones de dólares por arruinarle su carrera durante un año y medio.

Así lo ha decretado un juez el de Tribunal Supremo del estado de Victoria después de acordar que la editora Bauer Media (responsable de las revistas anteriormente citadas) tachara de “mentirosa compulsiva” a la intérprete en ocho de sus artículos.

El juez ha considerado que tales difamaciones han influido de forma determinante en la carrera de la actriz, quien durante un año y medio se ha quedado sin trabajo. Y, de hecho, sigue sin tener.

El juez Dixon denunció la actuación Bauer Media por publicar hechos no contrastados en torno a Wilson e incluso muchos de ellos a sabiendas de que eran falsos. Los artículos acusaban a la actriz de mentir sobre su edad, su verdadero nombre y su niñez. Todo hechos que se han probado falsos. Bauer Media era consciente de que dañaba la reputación de la demandante y no le importó si la señora Wilson sufría mientras perseguía su propio objetivo corporativo”, detalla el juez.  

Wilson, que ahora tiene 37 años, ha denunciado que a lo largo de todo este proceso y por culpa de estos artículos, Dreamworld la despidió de dos de sus filmes animados, Trolls y Kung Fu Panda 3.

“Si estuviera en el mejor momento de mi carrera profesional ahora mismo no estaría aquí y estaría rodando películas en Hollywood con mis amigos. En cambio, estoy aquí… y no tengo trabajo”, declaró frente a los juzgados australianos.


share