PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Patty Jenkins, una directora insurrecta para dirigir 'Wonder Woman'

H

 

'Wonder Woman' se ha convertido en una de las películas más esperadas del año. Y gran parte de la culpa la tiene Patty Jenkins

Juan Carlos Saloz

29 Mayo 2017 06:00

Vía Instagram - Patty Jenkins



A Wonder Woman le quedan unos días para estrenarse en Estados Unidos y las expectativas no podrían ser mayores. Convertido en el filme más esperado del verano, tiene en sus manos reconducir el Universo Extendido de DC Comics tras las malas críticas de Escuadrón Suicida y Batman V Superman.

De momento, todo apunta a que lo conseguirá. Las primeras críticas la catalogan como una película notable. La sintonía entre Gal Gadot y Chris Pine parece ser la adecuada, la ambientación de la Primera Guerra Mundial es acertada y el tono “digno del Superman de Christopher Reeve” es el que se necesitaba.

Pero ¿por qué ha triunfado donde otros habían fracasado? Sin duda, la clave está tiene Patty Jenkins.

Vía Collider

A sus 45 años, la directora de Wonder Woman se ha convertido en una de las figuras femeninas más relevantes de Hollywood. Y lo ha conseguido con tan solo una película: Monster.



Ya han pasado 14 años desde que Jenkins convirtiera a Charlize Theron en un monstruo repleto de quemaduras y una personalidad de hierro. Como una fuerte crítica a la presión que sufren las mujeres por su físico, Jenkins se hizo un hueco en la industria con un debut formidable.

La espectacular pareja lesbiana formada por Theron y Christina Ricci sorprendió tanto que el filme consiguió cientos de premios, entre los que se encuentra el Oscar a la mejor actriz protagonista.

Jenkins había aterrizado en Hollywood por la puerta grande. Anteriormente, ya era conocida por sus guiones, una tarea que ha continuado desempeñando en series como Entourage. Pero durante un tiempo se alejó tanto de las grandes cámaras que muchos pensaban que no se volvería a dejar ver en una superproducción. Quisiera o no, había dejado huérfanas a las directoras que veían en ella un referente al que atenerse.

Vía Giphy

Al menos así fue hasta 2011, momento en el que firmó un acuerdo con Marvel Studios para dirigir la segunda parte de Thor. Después del relativo éxito del primer filme, el estudio contó con ella para dar más peso al superhéroe. Sin embargo, la directora se plantó pronto.

“Mi idea era hacer algo del tipo ‘Romeo y Julieta’. Que Jane estuviese en la Tierra y Thor tuviese prohibida la entrada al planeta, así que rompe las normas para ir con ella. Quería una guerra entre dioses y terrestres, pero creo que no podría haber hecho esa película. Estoy contenta de rechazarla, porque si no puedo contar la historia que yo quiero no soy la persona indicada para el filme”, ha explicado recientemente.

Al final, la película quedó en manos de Alan Taylor y se convirtió en una de las peor recibidas de la franquicia. Además, el personaje de Jane, interpretado por Natalie Portman, quedó relegado a un plano completamente secundario. En lugar de empoderar el poder terrestre y femenino, se convirtió en una versión sosegada de un mito nórdico. Al igual que el Ant-Man que nunca pudo hacerse de Edgar Wright, el gran estudio no quiso dar a la directora la libertad que necesitaba para dirigir un filme realmente necesario.

Resultado de imagen de wonder woman gif

Vía Giphy

Pero cuando DC Comics anunció que crearía un universo propio a través de Warner Bros, Jenkins lo tuvo claro: ella tenía que dirigir Wonder Woman. En una entrevista para The Guardian, la cineasta ha explicado el duro proceso que siguió hasta conseguir hacerse con el filme del personaje:

“Teníamos muchísimas conversaciones sobre si tal o cual gustaría. Fue complicado, ya que los principales interesados en estos filmes son adolescentes crecidos y las películas que se han hecho sobre superheroínas no han tenido los resultados esperados”.

Ejemplos claros de este problema son Catwoman (2004) o Elektra (2005). Pero, mientras estos personajes aparecían hipersexualizados y tenían un gran peso erótico/sexy, con Wonder Woman todo esto se ha disipado por completo. Un paso difícil de llevar a cabo pero que, según Jenkins, ha sido más fácil hoy en día gracias a referentes como Los Juegos del Hambre.

Vía EW

Con Wonder Woman ha tenido que enfrentarse también a un personaje que últimamente ha suscitado bastante polémica. Aunque en los cómics ha llegado a un punto muy interesante gracias a la originalidad de Brian Azzarello, muchos se han pronunciado sobre el recorrido histórico que ha perseguido al personaje. Pese a que fue creado como un símbolo claro del feminismo, fue dirigida por muchos guionistas que simplemente la veían como el complemento femenino necesario de La Liga de la Justicia.

A tanto ha llegado la controversia sobre su papel como símbolo femenino, que la ONU la dio de baja como embajadora apenas unos meses después de nombrarla. Todo por su “imagen sexualizada”. 

Ahora, Jenkins ha llegado para dejar claro que, por más que sea delgada y atractiva para la sociedad, cuenta con una actitud claramente feminista sin necesidad de presumir de ello.

Convertida en la segunda mujer directora que se enfrentará a una producción de más de 100 millones de dólares, Patty Jenkins da un paso de gigante con un título valiente, concienciado y, sobre todo, repleto de la acción y el entretenimiento dignos del género.

share