PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

10 películas que han marcado la relación de Hollywood con el cómic independiente

H

 

'Paciencia' de Daniel Clowes será la siguiente en sumarse a una lista que ya nos ha dejado grandes películas

víctor parkas

16 Diciembre 2016 11:53

Cuando su esposa es asesinada, Jack cae en un agujero negro del que no logará salir hasta pasados diez años. Y es que, una década después del trágico suceso, el viudo encontrará una máquina del tiempo que podría permitirle volver atrás, arreglarlo todo, y conocer, durante este psicodélico viaje, el pasado de la mujer a la que amaba.

Esta es la sinopsis de Paciencia, la última novela gráfica de Daniel Clowes.

La misma obra cuyos derechos acaba de adquirir, con vistas a hacer una película, la productora Focus Features.

La noticia, cabe recordar, salta apenas un mes después de que se hiciera público el trailer de Wilson, otra adaptación del ‘universo Clowes’.

“La historia de Daniel es maravillosamente imaginativa”, declaró el productor de Focus Jim Burke. Además, ha trascendido que Clowes firmará, tal y como hizo con Ghost World y Art School Confidential, el libreto de la película que adaptará Paciencia.

Aunque no se ha filtrado más información al respecto, la noticia nos ha recordado otras diez ocasiones en las que Hollywood se interesó por el cómic más underground e independiente.

1. ART SCHOOL CONFIDENTIAL

Estamos aquí por Clowes, con lo que mejor que una película basada en la obra de Clowes para abrir esta lista. Estrenada en España bajo un título tan poco acertado como El arte de estrangular, este film, más que adaptar, se inspira en un relato de 4 páginas que el dibujante publicase en su revista de cómics Bola Ocho.

Lo que en el cómic era mala baba sin destilar contra las escuelas de arte y los especímenes que pululan por éstas, en Art School Confidential está suavizado por un Clowes que, guionista de la cinta, se sabe en otro medio distinto al del cómic underground del que parten él y Terry Zwigoff, el director.

2. CRUMB

Dirigida también por Terry Zwigoff, Crumb es el único documental de esta lista; la licencia, en este caso, tiene una explicación: si el dibujante Robert Crumb mercadeaba con su vida personal al hacer tebeos autobiográficos, ¿qué mejor que un documental sobre él y su familia como extensión de sus propios cómics?

Ganadora del premio del gran premio del jurado en Sundance, en Crumb, el que acaba convirtiéndose en protagonista absoluto del documental no es Robert, sino Charles Crumb, su hermano: el pobre diablo, mayor que Crumb, era incapaz de salir de casa de su madre, sufría depresión, y se intentó suicidar repetidas veces.

3. AMERICAN SPLENDOR

Uno de los colaboradores más estrechos de Crumb fue el guionista Harvey Pekar... ¿O era al revés? Ganadora también del gran premio del jurado en Sundance, American Splendor consiguió ensamblar en una película convencional el caótico slice of life que son las escuetas tiras de Harvey y sus dibujantes.

Con apariciones del propio Pekar espolvoreadas por toda la película, American Splendor intentar combinar el lenguaje del cómic con el del cine, ya sea superponiendo cuadros de textos o convirtiendo a su protagonista en monigote. Lo mejor del conjunto es, sin duda la acertada elección de Paul Giamatti para interpretar al esplendoroso Harvey.

4.TANK GIRL

En las mismas páginas de (la desaparecida revista) El Víbora donde podíamos encontrar tanto los cómics de Crumb como los de Clowes, había espacio también para las páginas de Tank Girl. Dibujado por Jamie Hewlett –sí, el creador de Gorillaz-, Tank Girl se situaba en una Australia postnuclear que, trasladada a la gran pantalla, pecaba de un cartón piedra de lo más kitsch.

Pese a contar con pesos pesados en su casting –de Malcom McDowell a Naomi Watts-, y a pesar también de su envidiable banda sonora punk –Richard Hell, Devo, Iggy Pop, Joan Jett-, Tank Girl fue un completo fracaso en taquilla –el público, seguramente, no entendió que el novio de la protagonista fuese (sic) un canguro mutante.

5. EL CONDÓN ASESINO

Único título europeo de la lista, la alemana El condón asesino no es una buena película, pero eso no la hace menos divertida –una buena señal en este sentido es que la distribuidora encargada de llevarla a Estados Unidos fue Troma, responsable de joyas trash como Los surfistas nazis deben morir o El Vengador Tóxico.

Adaptando un tebeo del también alemán (e icono del cómic gay) Ralf König, El condón asesino no deja de ser una parodia de las películas de género negro: un policía neoyoquino tendrá que dar caza a un profiláctico que está (sic) comiéndose el miembro viril de todo aquél que se lo calza.

6. UNA HISTORIA DE VIOLENCIA

Aunque no es de sus películas más reivindicadas, David Cronenberg pocas veces ha navegado mejor entre la contención y el salvajismo que en esta adaptación del cómic firmado por John Wagner y Vince Locke: en Una historia de violencia todo está en calma pero, a la vez, parece a punto de explotar en cualquier momento.

De arranque espectacular, Una historia de violencia está protagonizada por un tipo corriente cuyo mundo se pondrá patas arriba tras sufrir un atraco en su negocio. En medio de la debacle, y como no puede ser de otro modo tratándose de Cronenberg, tendremos nuestra ración de hemoglobina y sexo incómodo.

7. SCOTT PILGRIM CONTRA EL MUNDO

Probablemente, por su mescolanza de géneros, nos encontramos aquí con el Ciudadano Kane de nuestro tiempo. Mezclando la estética de videojuegos noventera con la puesta en escena hiperbólica a la que nos tiene acostumbrados su director Edgar Wright, Scott Pilgrim contra el mundo es uno de esos casos en los que la adaptación supera al material del que parte.

El protagonista, que en Scott Pilgrim contra el mundo tiene que enfrentarse a los siete exnovios malvados de Ramona Flowers para conseguir el amor de ésta, lo interpreta en la película un Michael Cera en estado de gracia –no en vano, el papel de teen-inmaduro-pero-cute está hecho a su medida.

8. 30 DÍAS DE OSCURIDAD

El concepto de sleeper, ese secreto a voces llamado a convertirse en exitazo, no sólo es propio del séptimo arte, sino que también tiene vigencia en el mundo de las viñetas. Este es el caso de 30 días de oscuridad, un cómic que desde la más estricta independencia, y gracias al boca-oreja, se convirtió en todo un fenómeno.

El pueblo de Barrow, en Alaska, donde transcurre esta historia, es visitado por un grupo de vampiros. ¿La razón? Por la proximidad con el círculo polar, el sol se pone en el pueblo durante treinta días. La película, pese a lo fiel de su translación, perdió algo de la crudeza con la que Steve Niles disfrutaba torturando a sus lectores. 

9. MYSTERY MEN

Antes de Kick-Ass; muchos antes de Super, Mystery Men fueron los primeros superhéroes ridículos que asaltaron la gran pantalla. Comandados por Ben Stiller, este grupúsculo de enmascarados tiene su origen en la serie de tirada independiente Flaming Carrot Comics, dibujada por Bub Burden.

Otro estrepitoso fracaso de taquilla en el momento de su estreno, Mystery Men se adelantó a su tiempo unos diez años: en 1999, el público ni siquiera había enfebrecido con la pasión por el género superheroico que desataría X-Men; mucho menos, era capaz de digerir la visión postmoderna a ese mismo género que proponía un producto como este Mystery Men.

10. GHOST WORLD

Y, lo que empieza con Clowes/Zwigoff, termina con Clowes/Zwigoff. Ghost World hizo de un cómic minoritario de los noventa una película generacional de los primeros dosmiles. Thora Birch y Scarlett Johansson han brillado mucho desde entonces, pero nunca tanto como lo hicieron en esta comedia de/para adolescentes incomprendidas y/o apáticas.

Clowes y Zwigoff, que fueron nominados al Oscar al mejor guión adaptado por esta película, consiguieron no tanto hacer una translación literal del cómic originario, como atrapar su esencia. Ghost World, sea en viñetas o en fotogramas, desprende desorientación teen, cinismo para tapar inseguridades, y odio ciego hacia todo lo que tenga que ver con Sonic Youth.

share