PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

La madre de Notorious B.I.G.: “la policía oculta la identidad del asesino de mi hijo”

H

 

Se cumplen 20 años de la muerte del rapero. Y las heridas siguen abiertas

PlayGround

10 Marzo 2017 13:07

Tupac Shakur, el 7 de noviembre de 1996, se convirtió en mártir oficial del rap al ser asesinado a tiros en Las Vegas. Seis meses después, Notorious BIG, que había mantenido un intenso beef con Tupac, sufría un final parecido: el hombre fuerte de la Costa Este acabó siendo tiroteado desde un coche en Los Ángeles. Esta segunda muerte, de alguna forma, puso punto y final a la guerra abierta entre los sellos Death Row y Bad Boy, es decir: entre Costa Este y Costa Oeste.

Veinte años después de estos sucesos, las heridas están volviendo a abrirse.

Voleta Wallace, madre de Biggie Smalls (Notorious), ha hablado de ‘conspiración’ en una reciente entrevista concedida al Daily Mail, acusando a la policía de Los Ángeles de estar ‘encubriendo’ al asesino de su hijo.

“Tengo bastante claro quién mató a Cristopher, y creo que la policía de Los Ángeles también”, aseguró Wallace. “Investigaron, sí; pero se negaron a ir más allá. No tengo ni idea de por qué no arrestaron al culpable; de por qué lo están protegiendo”, se lamenta la madre de B.I.G. “No descansaré hasta que todos los detalles del caso de esclarezcan”.

La madre de Biggie Smalls no ha sido la única en alimentar las teorías de la conspiración. Del caso Notorious/Tupac se ha llegado a decir que el FBI estaba detrás de las muertes de ambos raperos, para reducir así la escalada de popularidad que estaba alcanzando el gangsta rap a mediados de los noventa. Incluso, dicen otros, ambos cantantes podrían están vivos y coleando en un resort australiano (sic).

La historia oficial, por lo que respecta a la muerte de Biggie, es la siguiente: tras abandonar la fiesta de los Soul Train Awards, una diligencia de tres vehículos en la que se encontraban, en coches separados, Notorious y Sean "Puff Daddy" Combs de Bad Boy, fue asaltada a las 12:45AM por un “afroamericano de vestido azul y corbata”. Los vehículos recibieron seis tiros, cuatro de ellos impactando en el pecho de Biggie Smalls. A las 01:15AM, su corazón se detuvo.

Este asalto, que muchos entendieron como una respuesta al de Tupac, tuvo al ejecutivo de Death Row Suge Knight (aunque él lo niega) como uno de los principales sospechosos. La policía de Los Ángeles, que fue acusada de corrupción durante la investigación del caso, desechó esta hipótesis, en la que había estado trabajando durante meses, para formar equipo con el FBI en aras de llegar, sin éxito, a conclusiones más sólidas. La madre de Biggie llegó a interponer, también en vano, una demanda de 400 millones de dólares contra la policía de Los Ángeles.

La historia también contiene detalles escabrosos (y delirantes): el descubrimiento de que el agente de policía de Los Ángeles David A. Mack, uno de los sospechosos, tenía un santuario dedicado a Tupac en el garaje de su casa; la posible implicación de la mafia genovesa de Nueva York; la teoría de que al que querían asesinar realmente era a Puff Daddy —algo lógico, teniendo en cuenta que, según algunos fans, Daddy tuvo un papel crucial en la muerte de Tupac.

share