PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Nintendo está en el peor momento de su historia, y solo un milagro puede salvarla

H

 

'Super Mario Run' y NES Mini, sus dos apuestas para el final del año, son el último intento de la compañía japonesa para recuperarse de una crisis que lleva arrastrando desde 2012

Juan Carlos Saloz

27 Diciembre 2016 06:00

Hubo un día en el que Nintendo fue amo y señor de la industria de los videojuegos. Las aventuras de sus carismáticos personajes eran la envidia del resto de compañías, que intentaban imitarlas sin demasiado éxito. Nintendo convirtió los juegos de plataformas en los más populares de la historia. Pero ahora se encuentra en una situación muy complicada.

En 2007, Nintendo había llegado a su apogeo comercial gracias a Wii. La consola consiguió superar en ventas a XBOX 360 y PlayStation 3 gracias a un concepto totalmente distinto. Como había hecho desde hacía un par de décadas, obvió el mercado y las modas del momento para imponer las suyas propias.

Sin embargo, el éxito de Wii no podía durar para siempre. Sony y Microsoft sacaban sus propias “alternativas”, así que en 2012 Nintendo dio un paso más y estrenó WiiU. El estreno no pudo salir peor. Rápidamente, la crítica y los consumidores se sintieron decepcionados por la consola, y las pocas ventas que consiguieron hicieron caer el valor de la empresa hasta un 80%, tal y como informa The Atlantic.


El valor de la empresa descendió un 80% en 2012 y la situación continúa igual.


De esto ya hace 4 años, pero la situación no ha cambiado en absoluto. La compañía ha vuelto a ser considerada la tercera marca de videojuegos, después de estar años liderando el ranking. Y aunque el interés creció exponencialmente gracias a Pokémon Go —que aun así no está desarrollado por Nintendo—, el juego ya había perdido el 60% de sus usuarios en octubre.

Como un último intento para recuperar a sus usuarios, Nintendo ha publicado dos novedades este último mes: Super Mario Run y NES Mini.

Del videojuego para móviles ya os hablamos recientemente. Aunque prometía ser una entrada por la puerta grande a un formato que no habían explorado hasta el momento, ha resultado ser un total fracaso.

Su precio de 10 dólares (tan solo se puede jugar a los tres primeros niveles de manera gratuita) ahuyenta a la mayoría de usuarios. Tampoco ayuda que se necesite una conexión constante a internet, lo que venden como un método para prevenir la piratería pero también les sirve para recoger datos de los usuarios. Y su jugabilidad, muy por debajo de lo que se cabría esperar de un videojuego de Mario, ha terminado por hundir el proyecto.

Los ingresos de Super Mario Run apenas llegaron a los 4 millones de dólares durante su primera semana, un número bastante alto si tenemos en cuenta que es una app para smartphones, pero completamente decepcionante si los comparamos con los 35 que consiguió Pokémon Go en el mismo tiempo.

Ambos productos son un parche puntual para una crisis significativa, que no garantizan más que algunas ventas para Navidad.


El segundo intento de recuperarse ha sido a través de Nintendo Classic Mini, el retorno de la NES, la consola que reventó el mercado en 1985. La consola se vende como un emulador que contiene 30 juegos, entre los que se encuentran Pac-Man y los originales Super Mario Bros, Metroid y The Legend of Zelda.

En este caso se puede afirmar que Nintendo ha acertado. NES Mini ha sido la consola más vendida del último mes en Japón. La semana de su lanzamiento vendió casi 300.000 unidades en el país nipón y 200.000 en Estados Unidos .

Pero NES Mini no es lo que necesitaba Nintendo. Es un homenaje al pasado, un producto que, como Super Mario Run, tira de la melancolía de los juegos pasados para atraer a un público mayoritariamente adulto que ha crecido con esas experiencias. Ambos productos son un parche puntual para una crisis significativa, pero no garantizan más que algunas ventas para Navidad.

cartoon nintendo mario luigi super mario

Si algo bueno ha tenido desde siempre Nintendo es su capacidad de marcar su propio camino. Cuando PlayStation y XBOX decidieron apostar por los juegos más adultos, la empresa japonesa se dirigió a los más jóvenes. Cuando nadie creía que se podía jugar desde cualquier lugar, apostó por la Game Boy. Y, cuando los videojuegos se volvieron totalmente mecánicos, apostó por un sistema revolucionario de movimiento.

En los últimos cuatro años ha tenido el mayor bache de su trayectoria por no saber romper los esquemas como siempre ha hecho. Y en su intento por recuperarse solo han sabido tirar de sus viejas glorias para recuperarse mínimamente.

Así que la pregunta se vuelve obligada: ¿volverá Nintendo a ser como antaño?

Product Hunt nintendo nintendo switch

¿Será Nintendo Switch el milagro que necesitan?


Obviando las consolas portátiles, donde Nintendo continúa marcando el ritmo, la compañía deberá demostrar que ha aprendido la lección con Nintendo Switch, anunciada para el próximo marzo de 2017.

La próxima consola de sobremesa de la empresa recuerda demasiado a WiiU como para que los usuarios tengan demasiadas esperanzas en ella. No obstante, títulos que ya han sido anunciados como The Legend of Zelda: Breath of the Wild (de nuevo, aprovechando una franquicia histórica) hace que muchos crean que este será el retorno tan deseado de la compañía.

2017 será clave para el devenir de la empresa. Ahora, todo queda en manos de unos usuarios que deberán volver a confiar en Nintendo si no quieren que acabe hundiéndose para siempre.

share