PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Netflix terminará y estrenará la película que Orson Welles dejó inacabada

H

 

‘The Other Side of The Wind’ empezó a rodarse en 1970, pero nunca vio la luz. Hasta ahora...

PlayGround

15 Marzo 2017 11:24

Orson Welles, director del clásico Ciudadano Kane, murió en 1985, dejando tras de sí muchos proyectos truncados; The Other Side of The Wind era uno de ellos. Ahora, gracias a la compañía de streaming Netflix, esta película de Welles, jamás estrenada antes, verá la luz por fin.

El proyecto está siendo tutelado por Frank Marshall, uno de los participantes en la producción original del film. “Tras 40 años intentándolo, finalmente, Netlix ha hecho posible que podamos encerrarnos en la sala de montaje hasta terminar la última película de Orson”, dijo Marshall.

The Other Side of The Wind empezó a rodarse en 1970, pero su producción se demoró tanto —un total de seis años— que terminó siendo abandonada por sus propios responsables. La película es un ejercicio de metacine protagonizado por el recientemente desaparecido John Huston, que interpreta a un veterano director en la lucha para que su arte siga vigente a pesar de las producciones modernas —una historia que Welles conocía muy bien.

El reparto lo completan Dennis Hopper y Peter Bogdanovich, ambos consultados para la presente restauración del film.

No es la primera vez que se intenta recuperar The Other Side of The Wind, pues no hace tanto se lanzó un crowfunding con la misma misión. Aunque se consiguieron recaudar casi 400.000 dólares y la campaña de micro-mecenazgo fue apoyada por personalidades como Clint Eastwood o J.J. Abrams, un problema de derechos sobre la propiedad de los negativos truncó, de nuevo, la posibilidad de que la película fuese disfrutada por los fans de Welles.

The Other Side of The Wind parecía incapaz de escapar a su propia maldición: ya en los setenta, las dificultades económicas y el fastuoso proceso de edición —Welles trabajó, en paralelo, en cinco montajes distintos— fueron dos estocadas de muerte a un proyecto ya de por sí arriesgado.

“Para los que crecimos adorando el cine de Welles, esto es un sueño hecho realidad”, asegura Ted Sarandos, jefe de contenidos de Netflix. “Recuperar su trabajo manteniendo la integridad artística de éste, es motivo de orgullo para Netlix y para mí, porque los cinéfilos de todo el mundo podrán experimentar la magia de Welles como si fuera la primera vez que lo hacen”.


share