PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

'MaricCon 17', el encuentro para gamers LGBT que lucha contra la homofobia

H

 

"Un evento para gaymers, boardgaymers y frikicuriosos"

Juan Carlos Saloz

02 Junio 2017 11:34

Imágenes cedidas por GAYMER.es

“Un encuentro para gaymers, boardgaymers y frikicuriosos”. Así se presenta el evento MaricCon, una convención que toma como referencia el juego de palabras de la Comic Con para empoderar un insulto que los organizadores han tenido que aguantar durante años.

Prevista para celebrarse el próximo fin de semana en Bilbao (España), la segunda edición de la MaricCon da voz a todos los homosexuales que se definen como gamers. Es decir, a todos aquellos que sufren las consecuencias de ser gays en una comunidad llena de perfiles anónimos y adolescentes.

Al evento, eso sí, está invitado todo el que quiera acercarse, sin importar el sexo o la tendencia. De hecho, para este año han preparado un evento especial para niños, así que han invitado a plataformas de padres con hijos LGTBQI a sumarse a la organización.

“Vimos que existía una carencia. Estamos en un momento en el que los eventos de la cultura geek están especialmente de moda. Prácticamente hay uno en cada ciudad. Pero no había ninguno en España dedicado especialmente a videojuegos de temática LGTBQI. Así que decidimos organizarlo nosotros mismos”, explica Jorge González, de 27 años.


Además de fundador de la MaricCon, González es uno de los impulsores de GAYMER.es, la primera comunidad en España que reúne a los jugadores homosexuales del país y les tiende la mano para ser escuchados.

Prácticamente todo el portal está dedicado a dar voz a la comunidad. Podemos encontrar reportajes como “El sexo interactivo en los videojuegos” o “La representación del VIH en videojuegos”,  reseñas de videojuegos mainstream a las que se añade perspectiva de género y descubrimientos de títulos indie que hablan sobre el movimiento LGTBQI.

“GAYMER.es surgió en verano de 2015 a través de las inquietudes que teníamos en un grupo de amigos sobre la representación de los perfiles LGTBI en los videojuegos. Sentamos las bases de lo que queríamos conseguir. Y, al no haber ningún espacio similar en España, muchas personas se sumaron a la propuesta”, relata González.

En la actualidad, GAYMER es una comunidad de casi 400 miembros activos cuya base se centra en un foro dedicado a hablar tanto de sus propias experiencias como de videojuegos en general. Por supuesto, sin tapujos de por medio:

“En las partidas que organizamos se nota mucho que la gente está más tranquila que cuando juega online en abierto. Habla con más libertad, saca la pluma cuando tiene que sacarla, hace comentarios sobre divas del pop… clichés que demuestran que la gente está tranquila jugando. Por desgracia, normalmente tenemos que estar pendientes de saber qué decir y qué no decir para que no nos hagan una agresión concreta, pero en estas comunidades no pasa”.

De este modo, además de servir como una comunidad en la que los jugadores pueden encontrar a personas de sus perfiles y compartir aficiones, GAYMER.es se ha convertido en un espacio de seguridad y apoyo contra las agresiones homofóbas que los gaymers sufren a diario.

Quienes peor lo pasan, según González, son los streamers de Twitch que hablan abiertamente de su orientación sexual y lo dejan claro en todos los aspectos de su canal. “Ellos juegan con que su canal es un espacio seguro para las personas LGTBQI, pero encontramos que entra gente a trolearles e insultarles”.

Los casos de homofobia más recientes los han sufrido LuisToxicity y Nnegry.

El primero cuenta con una aplicación abierta mediante la cual los usuarios pueden elegir qué escuchan mientras retransmiten en directo. Hace unas semanas, Forocoches se organizó para trolear esta aplicación. Así que, mientras retransmitía, fueron poniendo de fondo canciones fascistas como el Cara al Sol.

Por su parte, en el caso de Nnegry incluso han creado webs con el único afán de acosarle y propinarle insultos homófobos.

“Cada día ocurre algo similar en Twitch. Además de GAYMER.es, ya se han conformado algunas organizaciones en la plataforma que buscan crear fuerza entre estos streamers. Pero sin duda son los más proclives a recibir insultos y ser acosados”, explica el fundador de la organización.


Pese a ser vista como una comunidad progresista y desenfadada, la cultura gamer no deja de protagonizar polémicas exclusivas para todo tipo de perfiles. Las mujeres sufren un constante acoso en los eSports y una gran presión por el marketing sexista. Las minorías raciales tienen que observar casos flagrantes de apropiación cultural y desprecios de todo tipo. Y los homosexuales sufren decenas de controversias por culpa de perfiles que se mantienen en el anonimato para no recibir ninguna reprimenda por sus acciones.

Gracias a iniciativas como la MaricCon, todos aquellos que han sido insultados por ser “maricones”, pueden dar una vuelta de tuerca al nombre y convertirlo en algo positivo. Pero es solo un paso de los muchos que quedan para normalizar una situación que se torna más compleja cuando no puedes observar a la cara a quien te está acosando.

share