Cultura

4 motivos por los que 'La La Land' no debería ganar ni un Oscar (según sus haters)

Haters de 'La La Land' intentan convencernos de que es una mierda

La fiebre La La Land me pilló por sorpresa y me atacó con una fuerza bestial. Al siguiente día de ver la película, se la recomendé a todos mis amigos, compañeros, familiares y contactos en las redes sociales. Hasta conseguí que mis padres, que hacía años que no iban juntos al cine, se acercaran a verla.

De repente, lo entendía todo. Entendía que se llevara siete Globos de Oro, cinco BAFTA y que triunfara entre los críticos de todo el planeta. Entendía que igualara el récord histórico de nominaciones a los Oscars, aunque fuera a costa de Titanic y Eva al desnudo. Y tenía la certeza de que iba a llevarse la mayoría.

Sin embargo, el síndrome duró apenas una semana. Durante una comida de trabajo, cuando la mayoría de mis compañeros ya habían accedido a seguir mi generoso consejo, me sacaron de la burbuja en la que me encontraba.

La La Land no me gustó nada”, dijo la primera crítica, haciendo que mis ojos se salieran de las órbitas y planteándome si había visto la misma película que yo.

“Parece que se quedaron sin presupuesto a mitad de la película. ¿Por qué solo tiene dos canciones?”, continuaba otro compañero.

“¿Y el argumento qué? ¿Se pueden meter más clichés en una sola película?”, se sumaba un tercero.

“Encima es totalmente machista. Trata a la mujer como persona débil a la que su noviete tiene que ir a buscar para que se recupere”, aportaba una cuarta.

Salí del debate ofuscado. En un principio creí que, simplemente, odiar a La La Land se había convertido en una moda. Pero, poco a poco, comencé a plantearme si tenían razón. Si no merecía ninguno de los Oscars a lo que estaba nominado.

¿Había sobrevalorado a La La Land?

“Son cantantes y bailarines mediocres, y no hay ni una buena canción en la película, a diferencia de Cantando bajo la lluvia u otros musicales antiguos. Es una mala imitación, me sentiré incómodo cuando gane”.

Así argumentaba un votante anónimo de los Oscars su enfado cara a las 14 nominaciones que había recibido. El mismo hombre añadía que no tenía ningún sentido que superara a El Padrino o la trilogía de El Señor de los Anillos. Y probablemente tuviera razón, pero no por eso era en un mal musical… ¿verdad?

Para salir de dudas; para entender si odiar a La La Land era un moda o realmente era mucho peor de lo que creía; para saber si me dejé llevar por los sentimientos de una película facilona; para saber si mi fiebre por el film había estado justificada, contacté con haters de La La Land que me tendrían que convencer con sus propios argumentos.

A través de los cuatro ingredientes que han hecho del filme un éxito, desgranan por qué la película no se merece absolutamente nada.

1. LA NOSTALGIA

La La Land es como esas fotos que Facebook te recuerda, las que te hiciste hace años: pornografía nostálgica”.

Así de claro suena Ricardo Jornet, crítico de cine y colaborador de Serielizados, cuando habla sobre la película de Daniel Chazelle. “Es, por sí misma, el efecto melancólico de la cultura popular: una película que no tiene sentido sin sus referentes previos. En cierto sentido, la película es nuestra cultura actual, dividida entre la nostalgia de un pasado que no volverá y la necesidad de equilibrar crecimiento personal con relaciones interpersonales”, añade.

Al igual que Stranger Things, Cazafantasmas, Jurassic World y muchos otros éxitos de los últimos años, La La Land no oculta su vocación nostalgia. Es un filme que adapta los musicales de los años 50 a la actualidad, y esa es una de las claves actuales para triunfar en Hollywood.

“Creo que es un error centrar una película en la nostalgia. Si voy al cine es para que me cuenten algo único, algo que me haga sentir cosas diferentes. Pero con La La Land me han contado una historia repetida. Transmite algo que nos cuentan a menudo. Por mucho que funcione a nivel popular, no es más que jugar sobre seguro”, explica Selu Manzano, actor de teatro musical.

Mientras que algunos creen que La La Land es el retorno de la época dorada de Hollywood, otros piensan que es justo lo contrario: la certeza de que la industria ha perdido definitivamente su magia.

2. LA MÚSICA

Curiosamente, una de las mayores críticas que se le ha hecho a La La Land es su música. Y no porque sus canciones sean malas –todos están de acuerdo en que City of Stars y Another Day of Sun son geniales– sino porque se espera que un musical tenga más de dos canciones emblemáticas.

“Hubo muy pocas canciones, lo que entiendo que fue por falta de presupuesto. No entiendo cómo Damien Chazelle decidió gastarse todo el presupuesto en dos actores”, comenta Jornet.

Razón no le falta. Apenas 30 millones de dólares han servido a la cinta para multiplicar por diez su recaudación. Pero, mientras el montaje y las interpretaciones son admirables, la música aparece más como un telón de fondo que como una verdadera protagonista. Lo explica Manzano:

Realmente salí decepcionado. Al principio se promete un gran despliegue musical, pero esta idea acaba pronto. Tenía las expectativas sobre las canciones y las coreografías muy altas y, aunque cumplieron en algunos momentos, ninguna me pareció digna de ser una ‘canción emblemática’ de esas que hacen historia en otros musicales’.

Incluso, hay quienes creen que Damien Chazelle se equivocó al perfilar la película como un musical. Cristina Martínez, periodista cultural de Tips, así lo cree:

La La Land no debería ser un musical. Solo con la historia de los protagonistas hubiese sido más conciso, más agridulce y tal vez más entretenida, porque se pierde mucho tiempo con baladones innecesarios. Además, todas las canciones son iguales. Las escenas de las canciones más movidas (Another Day ofSun y Lovely Night) no aportan nada, ya que argumentalmente no pegan con la película. Eso sí, son un soplo de aire fresco después de ver a los protagonistas compadecerse de sí mismos 24/7”.

3. LA VANIDAD

Entre las explicaciones que daba el citado votante anónimo para que haya triunfado tanto La La Land en los Oscars, destacaba el narcisismo. Según sus palabras, una película ambientada en el epicentro de Hollywood, donde cada escenario, personaje y coreografía recrea un momento emblemático de la historia del cine, las tiene todas consigo para llegar al corazón de los académicos.

¿Es por esto que ha superado a otras apuestas como Moonlight o Arrival?

Esta sería la única explicación lógica que encuentro. Si no, no me explico por qué se ha dejado fuera a verdaderas joyas. Destaco a Amy Adams, que ha protagonizado Arrival y Animales Nocturnos, dos películas que merecían un mayor reconocimiento. O Captain Fantastic, que solo tiene una nominación y es una verdadera maravilla, no como esta historia tan facilona”, destaca Martínez.

Para Jornet, la clave de por qué está siendo tan y tan alabada por la crítica es la endogamia:

“Vamos a ver, si ahora la industria de Hollywood se mudase a Cuenca, probablemente toda película ambientada en Cuenca estaría nominada a 10 Oscars. Con esto quiero decir que entiendo perfectamente las nominaciones, porque a Hollywood (y creo que a todo en general) nos encanta vernos retratados en la pantalla. Nos encanta ver cómo el cine aire nuestra glorias y vergüenzas”.

4. LA FRESCURA

El pasado diciembre, The Guardian catalogaba a La La Land como una de las película que “mejor exprime la felicidad” de este año. Parafraseando al artículo, “los mayores blockbusters de esta temporada han reflejado el pesimismo que se vive en la actualidad, pero algunos tienen una perspectiva optimista”.

Este argumento ha sido uno de los que más han explotado los críticos a la hora de explicar el éxito del filme. En tiempos oscuros, una mezcla de melodías pegadizas, colores llamativos y sueños cumplidos nos sacaban de la oscuridad de la mayoría de enfoques hollywoodienses. Sin embargo, esto no convence a los haters de la película.

“La mayoría de musicales tratan sobre la felicidad y el amor, y La La Land no podía ser menos. La historia me pareció cargante y evidente, así que lo único que destaco es el final con ese giro. Es lo único que me hizo reflexionar. Por el resto, no había nada interesante que destacar”, argumenta Manzano.

Pero ¿y si Chazelle nos estaba contando todo lo contrario? ¿Y si, detrás de las luces y las canciones ocultaba un mensaje mucho más amargo? Jornet lo aclara:

“La propuesta ideológica de la película me parece malvada, perversa, asquerosa, cínica: ‘el mundo es un lugar jodido’, nos dice, y a continuación no nos propone ninguna solución ética o moral coherente a ese problema. Es como el típico adolescente pseudo-intelectual que se caga en el ‘sistema opresor’, como si lo hubiese descubierto él solito, pero no propone ninguna solución para cambiarlo o hacerlo desaparecer. ¿Qué sensación se le quedó a la peña que vio el hundimiento del Costa Concordia? Quizá algo rollo ‘me fascina profundamente, aunque me sienta culpable, ver como algo tan grande se va a la mierda’. Esta es la sensación que me quedó al salir del cine".

Para Jornet, la película es una de las más crudas y cínicas que se han hecho en Hollywood en décadas. "Básicamente te dice que ‘Ni tus sueños ni tus relaciones amorosas tienen valor en sí mismo, en realidad...’ Y, en ese sentido, olé tu, Chazelle, pero es un poco cínico que el país que se inventó la lucha contemporánea por el éxito y la perfección, se dedique a mostrarnos que esa lucha no tiene ningún sentido, sin proponernos ninguna alternativa”.

Reconozco que, después de hablar con los haters de La La Land, la sensación que sentí al ver el filme ha cambiado. Pero, de hecho, puede que me guste incluso más.

Ni yo, ni la mayoría de seguidores de la película, la habíamos entendido como una hostia de realidad cruda y sin escapatoria. Creíamos que, si Sebastian y Mia hubieran seguido juntos, no habrían cumplido sus sueños. Pero, en realidad, sus vidas hubieran sido exactamente iguales. Creíamos que era una película de fuegos artificiales. Pero era una oda a la desesperación.

Si de algo me he dado cuenta es que no me equivoqué al alabar la película, aunque quizás lo hiciera por las razones equivocadas.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar