Cultura

La humorista Kathy Griffin se disculpa por una foto en la que simula decapitar a Trump

"La imagen es muy perturbadora. Entiendo por qué ofende a la gente. Os ruego que me perdonéis"

Tyler Shields

La humorista Kathy Griffin acaba de subir un vídeo a Twitter disculpándose por una broma a Donald Trump que había hecho horas antes. El objeto de la disculpa ha sido una imagen en la que aparece con una cabeza ensangrentada y decapitada que simula ser la del presidente.

La sesión de fotos, realizada por el fotógrafo Tyler Shields, levantó una airada polémica después de que el portal TMZ difundiera las imágenes. En las redes sociales comenzaron a pedir el encarcelamiento de la cómica y varios personajes públicos se pronunciaron en contra de lo que consideran que parece más una amenaza que una broma.

Donald Trump Jr., hijo del magnate, fue uno de los primeros en pronunciarse:

“Asqueado, pero no sorprendido. Esta es la izquierda actual. Ellos lo consideran aceptable. ¿Os imagináis a un conservador haciendo esto a Obama como presidente?”

Pero las quejas no llegaron únicamente de los sectores conservadores. Chelsea Clinton, la hija de Bill Clinton y Hillary Clinton, también condenó esta broma de dudoso gusto:

“Esto es vil y erróneo. Nunca es divertido bromear sobre matar a un presidente”.

Griffin había calificado su proyecto como una “declaración pseudoartística” y había aclarado que no soporta hacer daño a los demás. Pero, ante el revuelo formado, ha emitido un comunicado más extenso en el que se disculpa por el malentendido.

“Me disculpo sinceramente. Soy humorista, pero me pasé de la raya. Fui demasiado lejos. La imagen es muy perturbadora. Entiendo por qué ofende a la gente. No fue gracioso, lo entiendo. He cometido errores en mi carrera y lo seguiré haciendo, pero pido que me disculpen. Les ruego que me perdonen, fui demasiado lejos y me comporté erróneamente”.

Apenas unas horas han tenido que pasar para que Griffin se dé cuenta de que lo que había hecho estaba mal. Aunque, en el making off de la sesión, no parecía que se tomara demasiado en serio el revuelo que podría provocar. “Nos iremos a México hoy, puede que vayamos a una prisión federal… No sobreviviremos a esto, ¿verdad?” se le escucha decir.

En cualquier caso, está claro que Griffin quería levantar la polémica a través de su performance. Se haya arrepentido o no de ello, sin duda ha conseguido su objetivo.

[Vía CNN]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar