Cultura

El algoritmo que varía el precio de la entrada de cine en función de la película

... y otros factores como la lluvia, el reparto o el presupuesto

Es domingo por la tarde y ha comenzado a llover en tu barrio. No tenías planeado hacer nada especial, pero te apetece salir y solo hay un plan que pueda satisfacerte en este momento: ir al cine.

Probablemente, si no hubiera llovido habrías hecho otra cosa. Probablemente, si tuvieras muchas ganas de ver un gran estreno habrías ido el viernes en lugar del domingo. Probablemente, si vas a ver una película de autor antes que un blockbuster habrá mucha menos gente en la sala.

Son muchos los factores que hacen que una persona vaya al cine y elija qué película ver. Así que, en un cine de Milán, la sala Plinius, han comenzado a utilizar tarifas distintas para cobrar las entradas. Como informa el periodista Daniel Verdú en El País, el cine utiliza un algoritmo que calcula el precio que debe costar cada entrada.

El cálculo, diseñado por la empresa Dynamtick, tiene en cuenta factores como el coste de producción de la película, el horario, la climatología o el reparto. Una vez obtiene los datos, pone un precio que oscila entre los 4 y los 9 euros.

En un principio lo probaron los fines de semana, pero tras el éxito han implantado la fórmula también entre semana. Las ventas ya han aumentado un 15% en taquilla y un 105% en el portal web de la sala.

“Nosotros no vendemos un producto preconfeccionado, al contrario. Se alimenta de datos históricos de la sala y de sus clientes”, ha explicado Federico Quarato, CEO de Dynamtick.

El problema puede surgir a la hora de elegir qué película ver. Obviamente, las más baratas pueden ser más atractivas para la audiencia. Pero desde Dynamtick no creen que eso sea un problema:

“No queremos intervenir en la elección de la película, sino optimizar su venta. Cuando nosotros llegamos, el cine ya ha programado el filme. Pero no puedes vender al mismo precio dos películas que tienen un valor distinto. Estimular a la gente con los precios es llevarlas más veces al cine”.

De momento, la iniciativa les está saliendo a pedir de boca. Sin embargo, muchos creen que es simplemente un producto de marketing que no funcionará a largo plazo. Así lo define Juan Ramón Gómez Fabra, presidente de Federación de Cines de España:

“Puede que tenga un tirón singular en un momento determinado, pero no estoy de acuerdo cuando estamos hablando de grandes cifras. La gente volverá a los cines con precios competitivos, buenas salas limpias y de calidad tecnológica. Hay que captar al cliente con buen producto”.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar