PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Desde ahora, Francia obliga a las revistas a advertir sobre sus fotos retocadas

H

 

¿Cundirá el ejemplo?

PlayGround

09 Mayo 2017 13:55

Hace años que Francia estudia advertir sobre las fotografías de moda retocadas con Photoshop en las revistas. Ahora, la legislación ha dado un paso más allá y ha implementado la norma que obliga definitivamente a todas las revistas o medios a indicar de forma explícita las fotografías de sus modelos que han sido retocadas con Photoshop u otros programas de edición.

La ley fue aprobada en 2015, pero es a partir de ahora cuando empezará a tener efecto. "Exponer a la gente joven a cuerpos normativos e irreales los lleva a infravalorar sus cuerpos y a reducir su autoestima", ha explicado la Ministra de Salud, Marisol Touraine. La norma también obliga a las modelos a obtener un certificado de salud para poder trabajar en Francia.

La ley establece que las agencias que incumplan la norma y apuesten por modelos con un peso por debajo de lo considerado saludable estarán obligadas a pagar una multa que puede llegar a los 75.000 euros.  Por su parte, a partir del 1 de octubre, las revistas o medios que no indiquen si sus fotos han sido retocadas también podrán llegar a pagar multas de hasta 35.000 euros.

Parece claro que la normativa pretende apostar por una mayor diversidad en los cuerpos de los modelos y, sobre todo, favorecer a que la gente joven sea capaz de reinterpretar estos cuerpos que simplemente son irreales y que no representan a la mayor parte de las mujeres. En los últimos años, además, muchos personajes públicos han denunciado públicamente a algunas revistas por retocar sus imágenes sin su consentimiento. Uno de los últimos casos fue el de la actriz Lena Dunham que criticó abiertamente a El País por haberle adelgazo los muslos en la foto de portada. "Este cuerpo no es el mío ni lo será jamás", escribió en su cuenta de Instagram. 

Otro caso similar fue el de la actriz Inma Cuesta que apareció en una foto de El Periódico visiblemente más delgada que en la foto original. "No entiendo la necesidad de retocar mi cuerpo hasta dejarme en la mitad de lo que soy", afirmó la actriz.

Tanto en el caso de Inma Cuesta como Lena Dunham, sin embargo, hay que recordar que al final sendos periódicos salieron para decir que ellos no habían retocado nada y que se habían limitado a poner las fotos enviadas por agencias o distribuidoras (por lo tanto: aprobadas en muchos casos por publicistas y representantes de las actrices).

Esto nos lleva a pensar que el cambio de paradigma no es exclusivos de medios y revistas, también debe aplicarse en las agencias de publicidad y distribuidoras. La normativa tiene que penalizar el Photoshop en todos los ámbitos, esto es, obligar a advertir del Photoshop en todos los procesos previos por los que pasa una foto antes de salir publicada. Y, por lo menos, claro, avisar a las las propias protagonistas.


share