Cultura

“Le Pen es nuestro Daesh. Ellos son la ‘racaille’”

Elsa Perez es una artista multidisciplinar parisina y un nombre clave para entender lo que está ocurriendo en Francia en estos momentos (también es, por cierto, la persona que vive en la casa donde Houellebecq escribió ‘Sumisión’). Hablamos con ella sobre su vida, su obra y sus opiniones políticas

1.

Elsa Perez fue la primera chica en su instituto que se afeitó la cabeza. El recuerdo, dice, es un buen símbolo de su adolescencia, cuando abandonó la secundaria a los quince : «Pasé un par de años en los que daba vueltas por los bares —dice la artista francesa—; bebía y leía a Arthur Rimbaud». Más tarde aprobó el examen para estudiar Bellas Artes y luego se diplomó en una escuela de la margen izquierda de París, muy cerca del Louvre: «Me salvé», zanja. Elsa Perez, al menos por correo electrónico, aunque en realidad también en buena parte de su obra artística, siempre da la sensación de hablar en un tono que suena irónico, o si no lo hace con una gravedad magnética. Esta es una de esas veces. Añade: «El arte siempre me ha salvado del suicidio. Al revés que mi tío, también pintor, que se suicidó. Su muerte me afectó profundamente».

Antha y Kincy, componentes de Orties

2.

Elsa Perez escribe poesía y en ella habla de cosas como su fascinación por la muerte, de oír rap en Palestina y de iPhones naufragados. Pinta lienzos, también, casi siempre mujeres. Además es Antha, la mitad del grupo de música Orties, ahora extinguido, y hace rap alrededor de un imaginario poderoso, con una dirección de arte seductora, aspiracional, eléctrica y llena de contrastes: fast food y marcas de lujo, el París de postal y la Francia rabiosa, la seducción y la decadencia… «Yo —dice Antha— siempre siento que tengo un pie en la banlieue, el otro en París y la cabeza en el cosmos».

Vídeo

3

Elsa Perez nació en París y hasta los tres años vivió en una habitación de Bellevile con su hermana y su hermano —son trillizos—. Más adelante se mudaron. «París es una ciudad excesivamente cara y aquí los espacios son ratoneras. Viví en la banlieue, en el 91». Después llegó el regreso a la ciudad para hacer sus estudios en Bellas Artes. Compartió piso con su hermana Kincy —la mitad de Orties— en Châtelet-les-Halles y ahora vive en el barrio 13, en una torre. Un detalle curioso: «Lo mejor de todo —dice— es que el apartamento pertenece a Houellebecq; él es nuestro casero. Aquí escribió Sumisión y desde aquí se entiende mejor el título: en la parte superior de la torre tienes la sensación de dominar todo París».

4.

Elsa Perez, que reivindica la lectura de Teoría King Kong, lo tiene claro si se le pregunta sobre Houellebecq y la presunta misoginia que a veces se le reprocha: « Yo no creo que sea misógino. Creo que toda su obra simplemente es misántropa y al mismo tiempo profundamente humanista. Houellebecq es un escáner, un escáner de la humanidad. Lo que me gusta de él es esta fragilidad extrema y la forma en que siempre se está acercando al abismo».

5.

Elsa Perez no sintoniza especialmente bien con el candidato de moda en Francia: «¿Macron? No es humano. Parece Sarkozy mezclado con un caimán».

6.

Elsa Perez pasa los días más o menos así: «Me levanto —dice— entre las 8 y las 9 de la mañana como muy tarde, me lavo y me visto, me maquillo un poco. Luego me tomo el primer café viendo la BFM [el canal de noticias]: como le pasa a todos los franceses ahora, ya no hace falta descargarse nuevas series. François Fillon, Marine Le Pen y los demás han reemplazado a Twin Peaks y Narcos. A continuación enciendo mi Mac y escucho a Philipp Glass mientras dibujo. Si no estoy dibujando, me pongo a escribir una canción para mi nuevo proyecto musical». En la actualidad, Elsa Perez trabaja en una nueva música que busca fundir el rap con la chanson francesa, otro detalle más de su inclinación a ocupar las fronteras invisibles que separan mundos aparentemente distintos.

7.

Elsa Perez es autora de un cuadro en donde se lee la palabra «LOL». Cuenta la artista que los colores rojo y amarillo buscan evocar el logo de McDonald’s y a través de ellos apelar al consumismo. Otras pinturas significativas de su obra las reunió recientemente en la exposición «Poupées Gonflables», «Muñecas hinchables», y allí cuestionaba el lugar de la mujer en nuestra sociedad de consumo: «La imagen de la mujer —dice— ha devenido una especie de propaganda».

Vía elsaperez.fr

6.

Elsa Perez suele pasar por Saint-Germain-Des-Près, el barrio donde estudió, cuyas cafeterías frecuenta y donde se emborracha: «[en este barrio] incluso puedes pensar que otra vida es posible». Sin embargo, Elsa Perez también detesta su ciudad: «Lo peor de París es cuando te encuentras sin dinero y te ves con las maletas bajo el brazo, sin saber a dónde ir, ni a quien llamar: a mí me pasó. En París, la línea que separa la vida normal y la indigencia es delgada. Da miedo esta ciudad».

7.

Elsa Perez es hija de un guitarrista de jazz andaluz —«un auténtico gitano. LOL», bromea por Internet—, y de una pintora: « mi infancia fue tan hermosa como horrible, pero con Kincy lo pasamos bien, jugábamos durante horas y horas, era genial. Había una palabra que nos fascinaba, ‘Jadis’, antaño». Elsa Perez recuerda que el cuadro favorito de su hermana era un lienzo de Manet y cómo su madre les hizo descubrir la pintura desde muy pronto.

8.

Elsa Perez se considera de izquierdas. Reivindica más igualdad, «que el mundo sea más justo para los que no tienen mucho», y la ecología. Elsa Perez se pregunta cómo va a salir de esta el ser humano. «Es aterrador», dice.

9.

Elsa Perez tiene un tema que permea toda su obra: la sexualidad. «La sexualidad —explica— es el tronco del árbol y todos los otros temas que me interesan surgen de la sexualidad. Incluso el dinero es sexualidad». Algo parecido ocurre con la violencia: «hablo de la violencia porque hablo de lo que he vivido. Está en todas partes, es la hermana pequeña de la gran Muerte».

10.

Elsa Perez comparte una reflexión sobre las próximas presidenciales en Francia: «Le Pen —dice— es nuestro Daesh. Rezo para que estos mafiosos no atraviesen nunca las puertas del poder. Ellos son la racaille».

 

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar