PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Sofia Coppola hace historia en Cannes llevándose el premio a la Mejor Dirección

H

 

Es la segunda directora en toda la Historia del Festival que se lleva este galardón a casa

Danielle Bombay

29 Mayo 2017 11:14

Getty Images

Sofia Coppola ha hecho Historia en la última edición del Festival de Cannes, cuyo palmarés pudimos conocer ayer mismo. La directora, que presentó en Sección Oficial The Beguiled, ha conseguido hacerse con el premio a la Mejor Dirección, categoría que no ostentaba una mujer desde hacía décadas.

Para encontrar un precedente a la victoria de Coppola, debemos remontarnos a 1961, cuando la soviética Yuliya Solntseva ganó el premio a la Mejor Dirección con The Chronicle of Flaming Years. En lo que respecta a la mayor distinción de Cannes, la Palma de Oro, solo la ha obtenido una mujer en toda la Historia del certamen: Jane Campton, con El Piano.

Sofia Coppola, autora de títulos tan destacados como Las Vírgenes Suicidas o Lost In Translation, conquistó al jurado de Cannes con The Beguiled, un drama ubicado en la Guerra Civil Americana. Lo protagonizan Kirsten Dunst, Nicole Kidman, Elle Fanning y Colin Farrell.



The Beguiled es una adaptación de la novela A Painted Devil, pero no la primera: en 1971, el legendario Don Siegel firmaba una película homónima con Geraldine Page y Clint Eastwood como protagonistas –incluía la infame escena donde Eastwood besaba a una Pamelyn Ferdin de tan solo doce años de edad.

The Beguiled nos cuenta la historia de un soldado (Colin Farrell) que, al perderse en territorio enemigo durante la Guerra Civil, encontrará refugio en una comunidad de mujeres comandada por Miss Martha Farnsworth (Nicole Kidman). A medida que avanza la acción, surgirán la tensión sexual, los celos y la perniciosa influencia del soldado entre las jóvenes seminaristas.

The Beguiled no es la primera película de época que firma Coppola, aunque sí la más clásica formalmente. El espíritu punk que la autora imprimió en Maria Antonieta –un drama victoriano en cuyo soundtrack convivían los Strokes, New Order o The Cure– parece que no tiene cabida en esta última película. Y (snif) es una verdadera lástima.

share