PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Banksy cancela su campaña a favor del voto progresista tras la intervención de la policía

H

 

El artista quería regalar una de sus obras a todos aquellos votantes que no apoyaran al partido conservador en las elecciones británicas... Hasta que le alertaron que podría ser procesado por ello

Danielle Bombay

06 Junio 2017 13:31

El mensaje de Banksy, publicado en su página web, era claro: “Una nueva postal de Banksy será lanzada el 9 de junio. Esta edición limitada será completamente gratis, pero solo podrán obtenerla aquellos votantes censados (...) que, el día de las elecciones británicas, envíen una foto de su papeleta electoral, demostrando que han votado en contra de los conservadores”, rezaba, el comunicado del artista.

Al lado de éste, la susodicha postal: una niña dejando escapar un globo con la icónica ‘union jack’ británica. Bajo el comunicado, podíamos leer la siguiente nota legal: “Esta postal es un souvenir de campaña, y en ningún caso intenta influir en la pugna electoral; no tiene valor económico, su único propósito es artístico y no acepta reventas”.

Y si no las aceptaba entonces, ahora mucho menos: Banksy, después de que la policía británica haya empezado una investigación, al recibir “numerosas quejas” ocasionadas por la campaña del artista, se ha visto obligado a dar marcha atrás y cancelar esta iniciativa.

Como aseguran las autoridades, la campaña de Banksy es delictiva en tanto que lo es “para cualquier votante aceptar, o estar dispuesto a aceptar, regalos o retribuciones a cambio de su voto”. Asimismo, “cualquier persona que ofrezca regalos a los votantes corre el riesgo de ser procesado”.

En una actualización de su web, Banksy anunció la cancelación de su iniciativa. “He sido alertado por la Comisión Electoral de que enviar postales podría invalidar el resultado electoral”, escribía el ilustrador, demostrando, por primera vez en toda su carrera, que está asustado de las consecuencias que pueda tener una de sus intervenciones artísticas.

La Comisión Electoral, organismo que vela por la transparencia de las elecciones británicas, advirtió a Banksy que “aquel que directa o indirectamente ofrezca una retribución a cambio de un voto” está incurriendo, indefectiblemente, en un delito.

share