PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Pedro Almodóvar y Will Smith, enfrentados en el Festival de Cannes por Netflix

H

 

Almodóvar no quiere dejar que las películas lleguen a Cannes sin estrenarse en las salas de cine, pero no todo el jurado comparte su opinión

J.C.S.

18 Mayo 2017 13:56

Vía Getty


El Festival de Cannes, uno de los eventos más importantes de la industria cinematográfica, ha llegado este año con una polémica bajo el brazo. Durante la presentación del festival, el jurado ha mostrado posturas distintas sobre lo que deben hacer con Netflix.

La controversia surge de dos películas de Netflix que competirán en la nueva edición: Okja, de Bong Joon Ho, y The Meyerowitz Stories, de Noah Baumbach. En ambos casos, los filmes han logrado llegar al festival sin pasar por una sala de cine, ya que son productos exclusivos de la plataforma de streaming. Sin embargo, Pedro Almodóvar no quiere que esto siga ocurriendo:

“Para mí, la solución es simple. Las nuevas plataformas deben asumir y aceptar las reglas del juego ya existente, lo que implica respetar las actuales ventanas de los distintos formatos de exhibición, así como las obligaciones de inversión que actualmente rigen en Europa”.

Además, el presidente del jurado ha destacado que “sería una enorme paradoja que la Palma de Oro o una película que reciba cualquier otro premio no se pudieran ver en una gran pantalla”.

Vía Cannes

El director ha defendido que “son una nueva forma de ofrecer contenidos de pago, lo que en principio es bueno y enriquecedor”. Pero sigue creyendo que “mientras siga vivo, defenderé algo que muchos jóvenes ahora no conocen, y es la capacidad de hipnosis que tiene una pantalla frente al espectador”.

Su argumentación no ha sido demasiado concreta. De hecho, en mitad de su discurso en inglés, Almodóvar ha dicho en un perfecto castellano “perdón, me he liado”, para luego comentar que “la primera vez que uno ve una película, la pantalla no debe formar parte de nuestro mobiliario. Sino que nosotros debemos ser diminutos para sumergirnos en esas imágenes y sentirnos arrastrados por la historia”.

Aun así, esta postura rígida no ha agradado a todos los miembros del jurado, que este año está conformado por dos personas que han trabajado recientemente para plataformas online: Paolo Sorrentino (The Young Pope) y Will Smith (Bright). Precisamente, este último ha sido quien ha defendido que las películas de Netflix puedan seguir siendo partícipes del festival.

“En mi casa, Netflix no afecta al hecho de que mis hijos vayan a las salas de cine. Son dos formas completamente distintas de ver cine. Netflix les permite ver cosas que de otra forma no verían, y es una gran plataforma para dar a conocer nuevos talentos”, ha argumentado Smith.

Teniendo en cuenta que Cannes se caracteriza por su apariencia independiente y por descubrir a nuevos actores y cineastas que acaban convirtiéndose en estrellas, Smith cree que puede ser un gran apoyo para el festival. Pero Almodóvar tiene claro que esta excepción solo ha sido aceptada este año, así que no seguirá tolerando que las películas lleguen a Cannes sin estrenarse en cines franceses.

share