PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

El diseñador David Delfín muere a los 46 años

H

 

Llevaba un año luchando contra el cáncer

Luis M. Rodríguez

04 Junio 2017 10:48

David Delfín nos ha dejado . Tras un año de dura batalla contra el cáncer, el diseñador fallecía en la noche de ayer en Madrid.

Con él ha muerto el ingenio transgresor, la capacidad de reinvención, el riesgo sensible y el talento audaz de una de las personas que más han contribuido en la última década a modernizar el ojo estético de esa cosa llamada España.

El diseñador será trasladado hoy domingo a su tierra natal, Málaga. La capilla ardiente quedará instalada en el Museo del Traje de Madrid.

“Con gran dolor os comunicamos que David Delfín ha fallecido esta noche en su casa de Madrid rodeado de sus seres queridos. Agradecemos las muestras de cariño y apoyo que habéis transmitido a David durante este tiempo. Gracias por vuestro amor y respeto”, ha transmitido Macarena Blanchón, directora de comunicación de la firma Davidelfin, en nombre de su familia.


Del club a la moda

La historia vital de David Delfín no se puede explicar si no es de la mano de su gran compañera de aventuras y confidencias, Bimba Bosé.

Bimba y Delfín se conocieron cuando él ponía copas en un bar. Tenían amigos en común y al final surgió el flechazo. Ella tenía 18 años y él 23. Los dos acabaron gravitando hacia el centro de aquel grupo de 'club kids' que se arremolinaban en torno al promotor argentino Dani Panullo. Eran fijos de las sesiones de los jueves en Morocco, el club que regentaba Alaska a espaldas de la Gran Vía. “Una sala madrileña ensaya las fiestas londinenses”, escribía El País en 1995. Tony Rox, Panullo, Mariola, Bimba, David, Lluvia... ellos eran el alma de House of Devotion.


David Delfín en los días de House Of Devotion

En la pista de Morocco, Bimba y David consolidaron una amistad fiel que duró toda una vida. Su conexión fue tan fuerte que el futuro les llevó a compartir vivencias, aficiones, inquietudes artísticas, trabajo y aventuras empresariales.

El interés por el diseño le venía picando a Delfín desde que era un adolescente. Se enamoró de la moda gracias a su madre, que ejercía de modista. Ese interés pasó al primer plano cuando en 2001 se asocia a su fiel Bimba y a los hermanos Postigo para fundar la firma Davidelfin. “Escrito todo junto como metáfora de la unión de las inquietudes del grupo, un proyecto multidisciplinar donde moda, fotografía, arquitectura y vídeo conviven desde entonces”. Así se habla sobre el nacimiento de la compañía en su web.

Delfín puso la sensibilidad creativa, la emoción, el músculo para el riesgo, los guiños conceptuales y las ideas provocativas, sus pasiones y sus tristezas. Bimba siempre fue su musa.

Desde sus primeras camisetas inspiradas en el imaginario de Joseph Beuys, la historia de Davidelfin ha sido un relato de éxito, aunque no exento de momentos duros. Como aquella vez que puso a desfilar a las modelos con un saco en la cabeza y una soga anudada al cuello —su homenaje a Buñuel y el surrealismo— y los cortos de miras quisieron demandarle por vía penal. Él hablaba de Magritte y ellos solo veían modelos con la cabeza tapada. Pero David se rehizo, se defendió con argumentos, y paso a paso, al frente de su marca, logró convertirse en uno de los diseñadores españoles con mayor proyección dentro y fuera de nuestras fronteras.

"Todo lo que me ha tocado en la vida acaba en mis diseños", decía en su última entrevista, cuando le otorgaron el Premio Nacional de Diseño de Moda 2016.


David Delfín y Bimba Bosé

La broma pesada del cáncer

La vida de Delfín sufrió un duro revés en enero del pasado año. Los médicos le detectaron tres tumores cerebrales. Fue operado en abril. Desde entonces venía sometiéndose a tratamiento de quimioterapia y radioterapia.

Es grave, soy consciente. Y sé que es una lucha real, son tumores de grado 3 que lo que quieren es seguir adelante… pero tenemos que pararlos”, confesaba el pasado verano a la revista Vogue.

La última vez que David Delfín se subió a una pasarela fue en la Fashion Week Madrid, durante las presentaciones de la colección otoño-invierno 2016-2017. Para Bimba también fue su último desfile.

El pasado enero, Bimba Bosé moría a los 41 años de edad, víctima de un cáncer de mama que le había sido diagnosticado hace tres años. Aquella muerte propició la última aparición pública de Delfín, que sacó fuerzas de donde no había para acudir a despedir a su amiga al tanatorio de La Paz. Ahora le tocó a David.

Vivieron de la mano. Y casi que han muerto de la mano. Como almas gemelas que se buscan. Incluso en el más allá.


share