PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

La carta con la Netflix pidió que cerraran este bar de “Stranger Things” es encantadora

H

 

No tenían autorización para abrir un local llamado The Upside Down y Netflix quiso hacérselo saber de esta forma tan poco ortodoxa

PlayGround

20 Septiembre 2017 12:56

¿Bares inspirados en series? Que levante la mano quién que no haya pasado nunca delante de un Cheers, el bar homónimo a la sitcom más famosa de finales de los ochenta. ¿Estás en Barcelona y eres fan de Perdidos? El Bharma tiene muchos números para convertirse en tu meca.

De entre los últimos en unirse a esta lista está The Upside Down, en Chicago. Si el nombre os resulta familiar, es porque sus propietarios lo han tomado de Stranger Things. Y no ha sido lo único: en el The Upside Down también podemos encontrar merchandising de la serie, así como cócteles inspirados en la misma.

¿El primer problema? No tenían autorización de Netflix para utilizar su licencia.

¿El segundo? Netfix los ha pillado.

Si en circunstancias normales, la compañía agraviada se habría visto obligada a lanzar su equipo legal contra los propietarios del local, Netflix ha optado por una solución algo menos ortodoxa.

“Se me ha roto del walkie-talkie, así que os he tenido que enviar esta nota en su lugar”, empezaba, la carta que Netflix envió al bar de Chicago. “He oído que habéis inaugurado un local inspirado en Stranger Things”, continuaba la misiva, “y aunque no quiero ser un aguafiestas, pues aprecio que améis nuestra serie, no creo que hayamos hecho un trato con vosotros para que podáis abrir este bar-homenaje”.

“O, si lo hemos hecho, debía ser yo el que estaba en el Mundo del Revés (The Upside Down)”.

“No vamos a echaros encima al Dr. Brenner, pero os pedimos que quitéis la customización de nuestra serie antes de que termine el mes; y que nos pidáis permiso antes de hacer algo así de nuevo”, advertía la carta. “Hacedme saber cuanto antes que estáis de acuerdo con estas peticiones”.

“Queremos a nuestros fans más que a nada en el mundo, pero no podemos decir lo mismo del Demogorgon”, terminaba el escrito. “No nos obliguéis a llamar a vuestras madres”.

share