PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Consultorio Kamikaze

Consultorio kamikaze: "Mi madre no acepta a mi novio porque no tiene el bachiller"

H

 

La Virgen no se os va a aparecer pero PlayGround está aquí

María Yuste

25 Junio 2015 06:00

¿Tienes mal de amores? ¿Tu abuela acaba de morir y quieres quedarte con su tele pero tienes miedo a que todo el mundo piense que eres insensible? ¿Te sientes solo a pesar de tus 1.000 amigos de Facebook? Tranquil@, porque en PlayGround hay una luz que nunca se apaga: mi consultorio. Mándame tus consultas a maria.yuste@playgroundmag.net y te ayudaré si asumes el riesgo.

1. ¿Es mi novio poco para mí?

"Mi problema es que mi madre no acepta a mi novio. Yo voy a la universidad pero él no tiene ni el bachiller, aunque tiene un trabajo muy digno. Mi madre me ha aconsejado dejarle y yo lo he intentado pero no he podido porque le quiero tantísimo y es un amor tan puro que no puedo hacerlo. No sé si hago bien en salir con él".

Es curioso. Mucha gente tiene relaciones tóxicas con sus parejas, sin embargo, tú la tienes con tu madre. Siento decírtelo pero, al menos en este aspecto, te está manipulando. Aunque parezca que los lazos familiares tienen que ser sagrados, entre tu madre y tu novio deberías elegir a tu novio porque ella está siendo injusta. Mira, lo único que importa en una relación es que las cosas buenas superen a las malas. Que la otra persona sea buena, que te trate bien y te folle mejor. ¡Ah! Y lo de tu madre tiene nombre. Se llama ser clasista.


2. Enamorado (y algo más) de mi mejor amiga lesbiana



"Querida María, estoy enamorado de mi mejor amiga. El problema es que es lesbiana. Lo estoy desde antes de saber su orientación sexual y no puedo dejar de pensar en ella. Hasta me masturbo fantaseando con ella. Soy consciente de que nunca podrá pasar nada entre nosotros pero no sé si confesárselo y perder su amistad o seguir con mis fantasías".

Pero vamos a ver, ¿qué es lo que le quieres confesar exactamente y para qué? Si sois tan amigos, lo de que estás enamorado de ella probablemente ya lo sepa y si no lo sabe, le dará igual. Es hasta bonito. Lo de tus fantasías sexuales puede que sí la incomode aunque tampoco es para tanto... Yo creo que está claro que no tienes que decirle nada porque lo vuestro es total y absolutamente imposible. Y, ¿sabes? Es muy difícil encontrar una buena amiga, no te quedes también sin eso. Por supuesto, sigue masturbándote como si no hubiera un mañana pero no caigas en la idealización del amor platónico. Si lo necesitas, entra al váter justo después de que ella haya cagado y huele bien su mierda.


3. Mis padres me sobreprotegen y estoy hasta el chirri



"Tengo 19 años, poca vida social y nunca he tenido novio... Soy muy tímida y en casa me sobreprotegen. Me controlan demasiado y me siento deprimida. Siempre tengo que andar discutiendo con ellos para que me dejen salir y suelo acabar llorando. Me hacen sentir que soy una niña estúpida que no sabe cuidar de sí misma. Encima, mis hermanos le dan la razón a mis padres y yo ya no sé qué sentir ni qué hacer. ¿Estoy haciendo mal?"

Mira, cariño, lo único que estás haciendo mal es hacerle caso a esa gente que te está chupando la autoestima. Si te sientes una niña tonta que no sabe cuidar de sí misma es precisamente porque ellos están haciendo de ti una inútil. Probablemente, su intención sea buena, pero es que una persona tiene que salir al mundo real a correr riesgos, equivocarse y sufrir lo más grande para poder desarrollarse como ser humano. Si no te dejan equivocarte ahora te convertirás en una de esas mujeres de cincuenta que siguen vistiendo del Bershka y se enamoran de borrachos que las tratan como a un trapo. Además, tú ya eres mayor de edad y la ley te avala. Para marcar territorio sobre tu propio cuerpo te recomiendo hacerte algún piercing o tatuaje. Si te apetece meterte algo, métetelo sin miedo y pierde la virginidad. Tus primeros deberes son ver Cisne negro de Darren Aronoksky.


4. Estudio en una universidad muy prestigiosa pero la odio



"Estudio en la mejor universidad del país pero no lo que me gusta. Hace dos años que quiero abandonar la carrera pero mi familia me presiona para que no lo haga. Me dicen que si lo hago habré perdido dos años de mi vida. ¿Debería hacerle caso a mis padres aunque me haga infeliz o cambiarme de universidad para estudiar lo que yo quiero?"

Mira, tus padres ya han vivido sus propias vidas, que te dejen a ti vivir la tuya, ¿vale? Tu vida no les pertenece, ellos solo están ahí para aconsejarte y apoyarte pero quien toma las decisiones eres tú. Por favor, seguir un camino que no quieres seguir solo te lleva a las drogas prescritas o el suicidio. Que le den a tus padres. Se consciente de que si no están dispuestos a correr con los gastos de la carrera que tú quieres estudiar son unos egoistas, puesto que sí estaban dispuestos a aflojar la pasta con la que ellos quieren que hagas. Si se da el caso, trabaja durante un año para ahorrar y poder costearte los estudios. El tiempo no se puede perder porque no existe. La vida no es una meta sino un camino que se corta en cualquier momento.


5. Creo que mi novio puede ser gay



"Tengo la sospecha de que a mi prometido le gusta ver porno gay. ¿Cómo puedo saber si es homosexual? Ya le he preguntado y dice que no".

No podrás saber si es gay realmente o no a no ser que lo pilles con las manos en la masa con otro tío. De hecho, aunque viera porno gay y se masturbara haciéndolo no significaría absolutamente nada. Si tus sospechas son serias, prueba a gastarle una broma confesándole muy seria que te has dado cuenta de que eres lesbiana. Observa cómo reacciona.


Que le den a vuestros padres






share