PlayGround

Chanel indigna a la comunidad indígena australiana con un bumerán de más de 1000 euros

Apropiación cultural a precio de oro

¿Alguien en la sala necesita un búmeran de madera y resina con logos de Chanel para lanzar en medio de la ciudad? ¿O en el parque? Es más: ¿quién estaría dispuesto a pagar más de 1000 euros por comprar una de esas armas ancestrales? Es como decir, ¿os compraríais ahora un arco o un jabalina a precio de oro? La marca Chanel ha decidido que ellos sí, que su público necesitaba ese complemento. No importa que acabe convertido en un objeto de decoración absurdamente caro.

La lujosa firma francesa ha convertido los tradicionales búmeran en un bien de lujo y lo ha incorporado como complemento para el avance de la temporada de su colección primavera-verano 2017. Su precio: 1900 dólares australianos o, lo que es lo mismo, unos 1300 euros.

La indignación en redes sociales se ha desatado después de que Jefree Star, conocida influencer del mundo de la moda y los cosmética, compartiera una foto en su Twitter en el que parece que se lo está pasando muy bien con su nuevo objeto ( “Having so much fun with my new Boomerang”). La foto también ha sido compartida en su cuenta de Instagram y acumula más de 100.000 comentarios.

Muchos usuarios en redes, identificados como aborígenes, han criticado que el nuevo objeto de Chanel es “ofensivo” para los nativos australianos. “Aprovecharse de culturas marginalizadas es muy grave. Si quieres apoyar o abrazar a otras culturas, hay muchas otras formas de hacerlo”, se puede leer en un comentario. Otros usuarios han criticado el peligro de apropiarse de un símbolo de la cultura aborígen descontextualizando por completo el objeto o frivolizando con una arma que ha servido para la "supervivencia de todo un pueblo".

“Puedes comprar lo que te de la gana, pero esto no se trata de eso: esto tiene que ver con gente blanca apropiándose de la cultura aborigen y vaciándola de significado”, enfatizaba otro usuario. Para que un nativo pudiese pagarse un búmeran como los que ha lanzado Chanel "tendría que estar trabajando media vida", agregaba otro.

La comunidad aborigen de Australia se considera una de las más antiguas del mundo. Se piensa que hace 40.000 o 50.000 años llegaron los primeros australianos procedentes del sureste de Asia. El lanzamiento de búmeran es una de las prácticas deportivas favoritas de esta comunidad, aunque históricamente lo utilizaban como arma para cazar.

Durante años, esta comunidad vive en condiciones de marginación y vulnerabilización y se ha detectado una presencia mayor de violencia y abuso de drogas entre entre sus jóvenes habitantes. Además, sigue vigente su batalla por recuperar territorios ancestrales que les arrebataron las colonias británicas. Los indígenas australianos no fueron reconocidos como “ciudadanos” hasta 1967.

Por este motivo, el lanzamiento del bumerán por parte de la marca Chanel ha causado enfado. A pesar de que estos objetos se comercializan en muchas partes del mundo, su apuesta "glamurosa" (con su estética y su precio desorbitado) es lo que ha generado más rechazo entre los australianos quienes consideran que hace un flaco favor a la promoción y divulgación de la discriminada cultura indígena.

“Espero que los beneficios recaudados con este producto se destinen a preservar a la comunidad aborigen australiana”, apunta otro usuario entre la multitud enfurecida.

Y quizás eso es lo que debería plantearse Chanel para que todo esto haya servido de algo.

Tras la polémica, Chanel se ha visto obligado a pedir disculpas: "Chanel está comprometia con el respeto a todas las culturas y lamenta que algunos se hayan sentido ofendidos", según recoge The Telegraph.

[ The Guardian]

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar