Rihanna feat. Justin Timberlake Rihanna feat. Justin Timberlake

Videos

Rihanna feat. Justin Timberlake

Rehab

Justin Timberlake

Les confesaré algo que les va a dejar anonadados: soy un hombre. Y además, para hacer la sorpresa mayor, de orientación heterosexual. No se lo esperaban, ¿verdad? Porque como no está de moda… Pues tampoco se esperan esto: uno, por Justin Timberlake, se haría gay. Durante un día o durante toda la vida, eso da igual, depende de él. Si Justin me dijera ven, yo lo dejaría todo –incluido mi seguro de vida Mapfre–, porque no hay un hombre como él. Ese estilazo, esa forma de bailar, ese sentido del humor, esas canillas delgadísimas, esa camiseta imperio que deja ver toda la axila sudada: imposible no derramarse entero, no derretirse como un cucurucho de nata, cuando este pedazo de MACHO pasa por delante. Incluso le ha arrebatado a Pedro J. Ramírez el título al ‘hombre más sexy con tirantes 2008’, no digo más. Por eso, cuando aparece Justin en el nuevo vídeo de Rihanna esparciéndose libidinosamente por la capota del coche, uno se fija en él y no en esa pedazo de hembra de ébano para la que él, y su compinche Timbaland, escribieron la mejor balada del 2007, que ahora se publica por fin en single. Algo me dice que me retracte, porque claro, el morbazo, las ‘piennas’, el peinado de laca, la minifalda de Rihanna también tienen su cosa de exacerbar el apetito sexual. En defintiva, que la canción es un caramelo dulce y empalagoso, el vídeo una cosa erótica desaforada, y la pareja Justin / Rihanna lo único en el mundo que podría competir con El Duque / Cata –Amaia Salamanca, chica Tampax 2008, según Wikipedia– como pareja más sexy de la década. He dicho.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar