Kode9 vs. LD Kode9 vs. LD

Videos

Kode9 vs. LD

Bad

De “Bad” se podría decir “bah”, pero quien lo hiciera o hiciese –o hiciere, dicho en arcaico castellano– debería atenerse a las consecuencias: dos días de calabozo a pan y agua, la retirada de un porrón de puntos del carné de conducir y 72 horas de servicios sociales, como Paris Hilton. Que quede claro: a Kode9 no le falta el respeto ni Dios, ¿estamos? A ver si nos vamos a tener que poner serios y empezar a dar zurriagazos en la palma de las manos con la regla de medir. Después de un año en el que Steve Goodman se ha dedicado a hacer de empresario, sacándole lustre a su sello Hyperdub con la misma entrega con la que los académicos de la lengua le dan cera al lenguaje de hoy, ya era hora de que el jefe nos demostrara que, a la hora de hacer dubstep arriesgado, no es manco. Mucho Burial, mucha Ikonika, mucho King Midas Sound, pero Kode9 tenía que dejar claro que el que sigue mandando es él. Y “Bad” pone las cartas sobre la mesa, vaya que sí. Para empezar, no se le ve el pelo a The Spaceape, ese hombre gutural con la voz ronca como las viejunas con mechas del barrio de Salamanca, que se fuman los cigarros doblados, y en cambio le echa una mano el emergente LD. ¿Para qué? Para cruzar el dubstep con el techno –los bajos, la tensión atmosférica– y con el hardcore –el riff que acuchilla como la chuli del Torete–. No es un tema, oiga. Es un temazo.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar