Dâm-Funk Dâm-Funk

Videos

Dâm-Funk

Mirrors

Dâm-FunkA Dâm-Funk hay que bailarle colocado hasta las cejas de hidropónica a la vera de la piscina, con un mojito repleto de hielo en una mano, y en la otra, una carnosa nalga a la que azotar de vez en cuando. Lo suyo es el rollo L.A. de tiempos pretéritos: sintetizadores de analógicos de regusto añejo, fluorescencias sinestésicas de corte ochentero y vocoders a mansalva. Un mix postmoderno que le ha valido el título de maestro del funk con tan sólo un disco, Toeachizown, para muchos uno de los hypes del año -otra excusa más para vestirse flashy y hacerse fotos en los antros molones de medio globo-, y para otros tantos, el conoisseur estilístico de sus sueños.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar