Crazy Cousinz feat. Calista Crazy Cousinz feat. Calista

Videos

Crazy Cousinz feat. Calista

Bongo jam

Crazy Cousinz feat. Calista

Uno: la música.

Este tema, ya lo escucharás, es una basura histórica compuesta de percusión afrohouse, presencia importante de ese instrumento que ha pasado a los anales –anales por lo que de gastrointestinal tiene la palabra– de lo cutre, perrofláutico y liendresco llamado ‘bongo’, y esas cutreces que sólo escucharás, bien entrada la madrugada, en emisoras de radio para canis como Maxima FM o en un clubes para gáylors atiborrados de tíos cachas y alguna que otra mariliendre con mechas. Desde este momento, si se pudiera, juzgaríamos a Crazy Cousinz por hortera y le condenaríamos a trabajos forzados en Siberia. Si esto es lo que tiene que ser el funky house inglés mejor lo dejamos ya y aquí no ha pasado nada.

Dos: el vídeo.

Pero el vídeo le salva, porque como buen salidorro que es el mozo, ha decidido armarse un clip que no está como para ganar un Oscar, pero que seguro que a él le ha dado alegrías a la retina. La cosa va así: el tipo, que es nigga pero no gáyer, encarga un cásting de mozas en bikini, todas ellas ternescas y de buen ver, a las que les botan los odres de dar de mamar. Le hacen la manicura y le cepillan los dientes dos jamonas, le afeitan, le duchan y le aplican lociones en el torso, le traen un bol de kellogg’s y le tratan como a un rey, como si fuera el mismísimo Hugh Hefner pigmentado de tizón. Luego, para despistar, simula que sólo ha sido un sueño. Se conoce que tanta lujuria le carcomía la conciencia.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar