Britney Spears Britney Spears

Videos

Britney Spears

Womanizer

Britney SpearsDe bombón adolescente pasó a bombona de butano, y el personal hizo leña de este árbol caído, divorciado, desmejorado y hundido en los antidepresivos más chungos. Britney Spears lo perdió todo, incluída su legendaria cintura, y se presentó al mundo hace un año y medio con un tronco corporal que parecía más de abedul que de sex symbol universal, pero con un disco de resurgimiento que era una declaración de principios: 'os habéis choteado de mí, pero resurigiré cual ave Fénix y os tragaréis vuestras risas, envidiosos de mierda'. "Womanizer" es ese puñetado en la mesa que necesitaba Britney para volver a ser reina –para muchos nunca dejó de serlo, ni siquiera celulítica, calva y con ojeras–. Lo ha recuperado todo: su pelo de antes, aunque se calce un par de pelucones que le quedan de lo más kitsch; su piel aceitosa de antes, aunque se ponga un par de tatuajes de quita y pon más propios de un motero; su cintura de antes, que se atreve a lucir en varios planos en bolas que nos han dejado al sector masculino de PlayGround con la picha más tiesa que una palma de Pascua; incluso unas cejas nuevas más oscuras y tupidas que, rediós, le quedan extremadamente sexys. Problema del vídeo: no baila mucho Britney en él, quizá porque le falten un par de meses de gimnasio antes de petarlo definitivamente en su tour mundial "Britnew". Virtud de la canción: con ese ritmo schaffel y esa producción bombástica, volvemos a tener otro single de mainstream azorrado y machacón que prosigue la línea 'bitch' de "Gimme More" y que hasta pondrá verdes de envidia a las guarras de Pussycat Dolls. Britney es dios.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar