Britney Spears Britney Spears

Videos

Britney Spears

Circus

Britney Spears CircusSabíamos que Britney era bárbara y era la reina, pero como realmente la queríamos ver no era como amante de un monarca –eso dicen las malas lenguas, no de ella, sino de otra–, sino de Ángel Cristo, rodeada de leones y otras fieras 'bravidas', merodeando entre los freaks del circo, que ya sabemos quiénes son: la mujer barbuda, el musculitos que levanta pesas y la vidente que te echa el tarot. El circo, aunque ahora se contemple como vestigio del pasado, ha sido siempre un referente ineludible de la cultura popular. Los más grandes –es decir, Ramón Gómez de la Serna, HBO y ahora Britney– le han dedicado algunas de sus obras: el primero con "El circo" y leyendo manifiestos vanguardistas sobre un trapecio, los segundos con la truncada y absorbente serie "Carnivàle", y la reina del pop con este "Circus" que, como álbum completo peca de flojo y disperso, pero que tiene cuatro o cinco temas que son como para descolocarse la cadera de tanto agitar los cuartos traseros. El clip de "Circus" ya circus-la por la red, y nos confirma cosas que ya intuíamos con "Womanizer". Uno: que a pesar del demacre de antes, la Spears sigue teniendo percha y que convenientemente restaurada con polvos, máscara de ojos y un vestuario chachi molongui sigue siendo preciosa y divina. Segundo: que va recuperando la forma, y que donde antes había un poste de telégrafos ahora hay una cintura de sílfide. Tercero: que se está dejando un pastizal en producción para los vídeos bastante considerable, y aquí hay desde tragafuegos a coristas vestidas de época, con unas gasas y unos rizos y unos ligueros muy de pin-up, que parece que la moda no remite. ¿La canción? Post-R&B justintimberlakesco con momento vacilón hacia el minuto dos con cuarenta ( 'let's go, let me see what you can do'), con un groove sexy, un beat robótico y una post-producción final que es como un efecto especial de George Lucas: Britney haciendo escalas de graves y agudos que no conseguiría ni una soprano del quince. De robozorra ahora ha pasado a robohembra faltal: muy fuerte. Además, dicen que su hermana teen vuelve a estar preñada. ¡¡Grande!!

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar