PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El Wikileaks español se llama Xnet y es el azote de la corrupción

H

 

Los mayores escándalos de los últimos años no se han destapado solos

Guiem Alba

17 Enero 2015 11:02

"Cuando gente cercana me dice que admira el sacrificio que hago... no les entiendo. Desde pequeño siempre quise vivir aventuras y divertirme, como hago ahora".

Sergio Salgado nos recibe en un edificio situado en el corazón del Raval barcelonés. Sobre la puerta, un letrero antiguo que dice 'Conservas' sugiere que en el interior encontraremos alimentos enlatados. Nada de eso: estamos entrando en la sala de máquinas de Xnet, la red ciudadana responsable de airear algunos de los principales casos de corrupción política de los últimos años.


Trabajan con filtraciones pero no se esconden en un sótano ni en una película de hackers: son abogados, activistas, gestores, periodistas; ciudadanos, al fin y al cabo, y todo lo que hacen es legal.

Recibir un 'soplo' es relativamente fácil, sobre todo en un país donde la corrupción corroe todos los niveles de la política. Ahora bien, alguien tiene que investigar las filtraciones, proteger a las fuentes y denunciar a los culpables; ese alguien es la red ciudadana Xnet.


Los verdugos siempre buscan excusas para hacerse las víctimas. Vamos a dárselas


Aunque quizá no te suene eso de Xnet, seguramente sí te suenen nombres como Rodrigo Rato o Miguel Blesa; Bankia o Caja Madrid; nombres que han acaparado portadas de periódicos, protagonistas de grandes escándalos públicos destapados, en gran parte, gracias a Xnet y a las denuncias de particulares.

«Los verdugos siempre buscan excusas para hacerse las víctimas. Vamos a dárselas», dice un cartel en la entrada de Conservas. Los ciudadanos se propusieron transformar el descontento general de las manifestaciones del 15M en trabajo concreto y muy eficiente. El trabajo de iniciativas como esta lo están consiguiendo.

Rodrigo Rato, el gran corrupto español

"Llevamos tres años intentando encontrar alguna trama de corrupción en la que no salga el nombre de Rato por ningún lado y hemos fracasado totalmente. Él legalizó las preferentes como ministro y él las vendió como director de Bankia; aparece varias veces en los papeles de Bárcenas; él hizo la Ley de suelo que inició la burbuja inmobiliaria con Aznar... ¡Joder, era el presidente del Fondo Monetario Internacional cuando estalló la crisis económica!", exclama Salgado.

Salgado llegó a Conservas desde el colectivo 15MpaRato, formado en 2012, con un objetivo concreto: meter en la cárcel a Rodrigo Rato. "Cuando todos a tu alrededor son corruptos y no les pasa nada, sientes que tienes impunidad. Pero si uno de ellos entra en la cárcel, la sensación de impunidad se resquebraja completamente", explica.

Rato es como Al Capone: nos da igual que sea el criminal más grande de Chicago mientras le podamos llevar a la cárcel por evasión de impuestos


La intención, pues, era empezar a infundir el miedo necesario para acabar con esa sensación de impunidad entre políticos y empresarios. Lo consiguieron: han sentado a Rodrigo Rato en el banquillo de los acusados hasta tres veces. Ahora, tiene que vivir fuera de España y está más cerca que nunca de ir a la cárcel... pero no por corrupción.

"A Rato le hemos denunciado por el equivalente a publicidad engañosa. Es como Al Capone: nos da igual que sea el criminal más grande de todo Chicago, si lo podemos llevar a la cárcel por evasión de impuestos, lo llevamos".

La experiencia con Rato ha inspirado todo el trabajo anticorrupción de Xnet. Es tal la dimensión del problema que deben buscar siempre maneras más discretas de llegar a juicio. De lo contrario, sucede lo que desea todo abogado defensor de un político corrupto: pasar más de diez años en juicios eternos sin que se resuelva nada.

"La corrupción, orgánicamente, funciona como el cáncer: se ramifica. Te pones a investigar una trama de corrupción y resulta que todas las tramas son una misma trama. Como investigues el caso de un alcalde de un pueblo que se quedó con el dinero de una factura, empiezas a tirar del hilo y acabas en el banco de Miami de Blesa. Tienes que centrarte en encontrar algo donde morder".


Te pones a investigar una trama de corrupción y resulta que todas las tramas son la misma


Así funciona Xnet

Xnet suele recibir, de media, una denuncia al día de ciudadanos afectados por casos de corrupción. Si, tras examinar la filtración, deciden ir a por los responsables, se activa un proceso que se resume en dos principios esenciales:

1. Proteger a la fuente

Cuando una persona les escribió diciendo que tenía "información muy importante", le pusieron en contacto con un periodista de confianza que sabían que garantizaría su anonimato. Es una operación que realizan habitualmente, pero lo que poco después supieron es que esa persona tenía acceso a los 8.000 correos de Miguel Blesa, ex consejero de Caja Madrid, correos que arrojaban luz sobre innumerables escándalos –como las preferentes o las tarjetas black–. En este caso, el anonimato de la fuente era esencial, pero no siempre es así.

"A veces no basta con que la fuente sea totalmente anónima. Si se destapa un caso de corrupción y solo una persona podía saber de ella, o si lleva tiempo denunciándolo, mantener el anonimato de la fuente es como dejarla a los pies de los caballos. Lo que tenemos que hacer en esos casos es exponerla públicamente para protegerla", explica.

2. Denunciar

"Lo que buscamos es una connivencia político-empresarial, y cuando la encontramos podemos denunciar. Estudiamos si es más eficiente una vía judicial o una denuncia mediática para conseguir que esa situación cambie. Si para conseguir algo hay que presentar una querella, formar un partido político o vestirse de lagarterana, lo hacemos".

Pero, al fin y al cabo, son ciudadanos de calle con recursos limitados. "Más quisiéramos que tener una tarifa plana de abogados y poder estar denunciando todos los días. Eso sería lo más divertido, pero no lo podemos hacer. Elegimos muy bien la gente contra la que nos querellamos", dice Sergio.

El trabajo en Xnet está perfectamente engrasado por el paso de los años, y han escrito algún artículo al respecto. Desde que Simona Levi, reconocida activista italiana, compró el edificio de Conservas hace ya 20 años, ahí dentro no han parado ni un minuto. Partido X, Sinde Pírate, Red SOStenible y oXcars son solo algunas de las plataformas ciudadanas impulsadas en los últimos tiempos.

En Conservas predican la transparencia, la ética hacker y el trabajo duro, porque creen que es posible otra política. Mientras no la haya, seguirán señalando con el dedo a quienes han ganado dinero con el sufrimiento de la gente. En palabras de Sergio: "De eso trata la nueva política: de dejar de tratar a la gente como si fueran estúpidos, porque no lo son".




No se esconden en un sótano ni en una película de hackers; son la red ciudadana de tu ciudad



share