Reportajes

Te ofrecemos la escucha íntegra de “La Guerra Mundial”, el segundo álbum de Wiggum

La banda barcelonesa se reinventa con un nuevo sonido electrificado en su nuevo trabajo, que editará El Genio Equivocado en los próximos días. Antes, lo puedes catar aquí en exclusiva

La banda barcelonesa Wiggum llega a su segundo álbum, que editará en los próximos días el sello El Genio Equivocado, y aquí lo puedes escuchar, en exclusiva y en su total de integridad. Pop-rock de alto voltaje eléctrico en un salto de madurez admirable tanto en sonido como en letras.

Cuando hace dos años Wiggum debutaron de la mano de El Genio Equivocado –fue con aquel disco de título extraño, “Sintón Nisón Ama a Nifú Nifá”–, muchos quisieron encontrar en estos cuatro barceloneses el relevo espiritual de ese pop tan fresco que Los Brincos predicaban en los sesenta. Ya por entonces nuestros cuatro protagonistas advertían que, de cara a su siguiente álbum, las tornas cambiarían, porque poco a poco estaban experimentando en el estudio con los reverbs y los delays. Y así ha sido. “La Guerra Mundial”, a la venta a partir de este 20 de abril, supone un paso adelante para la banda. Invocando al noise y el espíritu shoegaze de otros compañeros de sello como, por ejemplo, Odio París, Wiggum suenan con más fiereza que nunca. Si no lo crees no tienes más que darle al play y escuchar de cabo a rabo estas nuevas diez canciones, comentadas a su vez por su guitarrista y voz cantante Julio Salvador (sí, el hermanísimo de Cacho Salvador de Extraperlo y Capitán). Disfrutables como pocos.

1. El Día De Tu Muerte

El tren de la desgraciada vida de una mujer celosa, envidiosa, dependiente y con mala fortuna, traicionada por sus hijos, que decide suicidarse tras abandonar a un buen hombre con el que pasa los últimos años de su vida. Es una historia inspirada en un poema de “Antología Poética” de Marina Tsvietáieva, un libro que cayó en mis manos cuando buscaba inspiración literaria para escribir las letras de las nuevas canciones. Vino Marco Morgione a un ensayo y cuando escuchó este tema dijo “debe sonar como un tren de guitarras dentro de un túnel”. Estábamos de acuerdo, debía ser el sonido más dramático que pudimos conseguir. Como en otros temas del disco, hay una colaboración de Cris Santana de The Birkins y Sari Montelongo en los coros.

2. Amarillo

Es la primera canción que compuse de “La Guerra Mundial”, y creo que la última en ser acabada, ya que no daba con ninguna letra que me convenciera. Es quizás el nexo con nuestro primer disco, “Sintón Nisón ama a Nifú Nifá”, porque se trata de una canción mucho más ‘popi’ que las del resto del disco. Decidimos sacarla como primer single para ir presentando el cambio de sonido poco a poco. Trata de salir de la tristeza, de bailar en los jardines y de celebrar con vino las cosas del día a día. Surge de la necesidad de olvidar los problemas de la crisis actual para poder darle un poco de alegría a la vida. Y el amarillo siempre ha sido para mí el color de la felicidad.

3. El Caminar

Es una canción crítica para aquellas personas a las que sólo les gusta ver el lado negativo de las cosas. Estuve varios días preguntando a diferentes personas si conocían la canción, porque estaba convencido de que ya existía. Surgió toda de un tirón: grabé con la voz todos los riffs de guitarra y ni siquiera los cambiamos en los ensayos posteriores. Suena a muchas cosas, quizás más del otro lado del charco o de Reino Unido. Tiene un aire totalmente años 90.

4. Laureles

Empezó siendo una canción que recordaba mucho a Los Planetas. Tras varios ensayos decidimos apartarla (o tirarla a la basura) y poco tiempo después, cuando empezamos a descartar los temas más tranquilitos, la recuperamos. Pero esta vez con otro estribillo que había quedado suelto de otra canción. Nos recuerda mucho al sonido “Dookie” de Green Day. Habla sobre el cambio interior de una persona para empezar a cambiar las cosas que no le gustan de sí mismo.

5. Naufragio

Es un homenaje a una de las canciones más importantes de mi vida: “Today”, de Smashing Pumpkins. La canción empieza muy parecido y está hecho de manera 100% intencionada. Aunque pueda parecer que habla de la relación entre dos personas, la escribí hablando metafóricamente sobre el lugar al que nos ha llevado la situación económica actual. ¿Quién es el culpable? ¿Qué hemos hecho los inocentes? ¿Dónde han ido los buenos tiempos? Pidamos ayuda, a ver si alguien recibe nuestro mensaje en la botella.

6. Eterna Juventud

Nos faltaba una canción para llegar a once temas en el estudio, y ninguna de las que teníamos en duda nos acababa de convencer. Durante tres días estuve aporreando la guitarra hasta que surgió una melodía sencilla que parecía que podía tener algo de gracia. En una escena de una película que no recuerdo había dos jóvenes bailando en una sala vacía y oscura, iluminados por un único foco. Me imaginé a una pareja de abuelos, volviendo a su juventud, haciendo lo mismo en la Plaza Catalunya de Barcelona. De ahí surge la historia.

7. La Guerra Mundial

Tras ver cómo ciertos movimientos sociales anti-crisis perdían fuerza a medida que pasaban los meses, que a pesar de tanta injusticia en nuestro país seguíamos enganchados a cierta telebasura y situaciones similares, pensé en hacer esta canción. Va sobre un guerrillero que quiere provocar una guerra y que se olvida de su lucha en cuanto se enamora, y entonces ya no está tan convencido. Tiene un guiño final al “No Future” de Sex Pistols. La canción me recuerda mucho al “Definitely Maybe” de Oasis.

8. Camino al Edén

Trata sobre el intento fallido de una pareja de huir de su pueblo natal para buscar algo mejor en algún lugar incierto de la existencia. Se pierden en el intento, pero ellos son felices porque lo que deseaban era dejar atrás una infancia aburrida, monótona y triste.

9. Dulce Niña Blanca

Encargué la letra a un amigo llamado Víctor Apezteguía en un momento en el que tenía la mente apuntando a la composición, lo que me alejaba de pensar con claridad en las palabras. Víctor tiene un blog de poesía y dibujo que voy leyendo cada cierto tiempo con textos extraordinariamente bellos. Así que le pasé una melodía mal grabada con el móvil y le di libertad total para que escribiera lo que le diera la gana. Me explicó que “Dulce Niña Blanca” es como llaman a la muerte en algunas zonas de México, y que la canción iba sobre los últimos momentos de un moribundo que busca en la muerte la liberación total. También colaboró Halldór en la composición añadiendo la rueda de acordes de en medio, que rescatamos de una canción suya que quedó en la recámara. Es un tema que tiene inspiración en Arcade Fire y en Death Cab For Cutie, aunque el resultado final tenga poco que ver con ello.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar