PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Cómo 'crowdfundear' tu vida para no tener que trabajar (más de la cuenta)

H

 

Nuevas experiencias piloto alrededor de la Renta Básica Universal

Luis M. Rodríguez

01 Junio 2015 06:00

Fin de mes. Los números rojos sangran cada vez que te acercas a sacar dinero. Tienes que pagar el alquiler y no sabes cuándo vas a cobrar las facturas de aquellos últimos trabajos que has hecho como 'freelance'. Sí, también tú eres precario, o formas parte de eso que llaman el nuevo proletariado digital, o estás directamente en el paro y vives al día. Demasiado al día. Tanto que tu salud empieza a resentirse. Pero, estando las cosas como están, ¿acaso se puede aspirar a otra cosa?

Si lanzas esa pregunta al aire, algunos te dirán: Renta Básica Universal.

Es decir, una asignación monetaria incondicional para toda la población. Un dinero mínimo garantizado que sabes que llegará a tu cuenta cada mes independientemente de que trabajes o no trabajes. Suena a vivir en el cielo, ¿no?

La Renta Básica tiene un largo recorrido en el pensamiento político. El debate lleva décadas en el aire y ha atraído a gente de rincones muy distintos del espectro ideológico. A nivel filosófico, la idea resulta incuestionablemente atractiva. El gran escollo, diferencias ideológicas aparte, es siempre el mismo: ¿y ese sueldo universal, cómo se financiaría?

El estadounidense Scott Santens ha pensado mucho en eso. Y a la luz de la inmovilidad política, ha decidido actuar.

De una manera, además, que puede que sorprenda.

Se buscan mecenas del bienestar propio

Ciudadano de Nueva Orleans en mitad de la treintena, periodista y escritor freelance, Santens lleva años batallando a favor de la Renta Básica Universal con sus artículos y su labor como moderador de la comunidad /r/BasicIncome en Reddit. Cree firmemente que los gobiernos deberían asegurar a sus ciudadanos una asignación mensual suficiente para cubrir las necesidades básicas de la vida, pero hasta que eso suceda, él ha decidido probar otras vías.

Hace unos meses Santens lanzaba su propia campaña de crowdfunding en Patreon. Él no pide dinero para lanzar un cómic, ni para grabar un disco, ni para poner en marcha ningún otro proyecto tangible. Santens busca mecenas dispuestos a financiar su vida. 1.000 dólares mensuales. Es a lo que aspira.

"Leí sobre el experimento de Manitoba años antes de convertirme en un miembro activo de la comunidad que aboga por la renta básica", nos cuenta el estadounidense. "Pero para mí el punto de inflexión fue leer Manna de Marshall Brain y entender cómo de importante es tener un ingreso básico tan pronto como sea posible".

                                                                                             Scott Santens

Para Santens, más que algo simplemente deseable, la renta básica empieza a ser una necesidad apremiante. Lo es a la vista de los rápidos avances tecnológicos que amenazan nuestro futuro laboral. Porque sí, la automatización y los robots vienen a por nuestros trabajos.

"Creo que el tema no se ha tomado suficientemente en serio, planteado sobre la base de los derechos humanos y económicos, porque la tecnología no estaba suficientemente avanzada como para forzarnos a hacerlo. Reconocer esa urgencia es lo que me llevó a apoyar la renta básica, y sucederá igual con otras personas a medida que se vaya viendo más claramente que el desempleo tecnológico es un problema real y que algo tiene que hacerse al respecto para asegurar que los ingresos no van sólo a parar a las máquinas, sino también a las personas, de manera que alguien pueda comprar lo que esas máquinas producen".

Necesitamos reconocer que no hay trabajos para todo el mundo. El mercado laboral es como el juego de las sillas, siempre hay más personas que sitios para sentarse

Los 1.000 dólares mensuales que espera asegurarse representan "un suelo de ingresos situado justo por encima del nivel de la pobreza de acuerdo a las directrices federales de EEUU", explica Santens.

"Esa es una idea fundamental de la Renta Básica. Es una asignación dirigida a cubrir las necesidades básicas de comida, alojamiento, vestimenta, servicios como luz o agua. No está pensada para proporcionarte de manera incondicional unos ingresos que te permitan llevar una vida de clase media".

Santens espera cubrir esas necesidades básicas de su propia vida gracias a las aportaciones desinteresadas de otras personas que gocen de una situación económica más desahogada que la suya. De esa manera él podrá concentrarse en su actividad creativa y en su labor como formador de opinión del movimiento pro Renta Básica en Estados Unidos.

Visto así, puede parecer una iniciativa egoísta, pero Scott no sólo piensa en sí mismo: todo el dinero que pueda recaudar por encima de esos 1.000 dólares mensuales lo donará a otra persona que, como él, intente financiar su propia renta básica.

La intención última es crear un esquema del que pueda beneficiarse cada vez más gente.




                                                                           

Trabajar distinto, para vivir mejor

Los detractores de la Renta Básica sostienen que un ingreso incondicional nos convertiría en vagos sin incentivos para querer trabajar. Sin embargo, estudios realizados sobre algunas de las experiencias piloto que se han llevado a cabo sugieren que el establecimiento de la Renta Básica también traería beneficios en materia de motivación, creatividad y productividad.

"Cuando la gente deja de trabajar por miedo, se vuelve más productiva", asegura Guy Standing, profesor de la Universidad de Londres y cofundador del Basic Income Earth Network. En el mismo sentido opina Santens.

"El mercado laboral es como el juego de las sillas, siempre hay más personas que sitios para sentarse. Y como la gente no tiene elección, hay quien se sienta sin querer estar ahí, y gente que se queda sin silla y que realmente querría estar ahí. Con la Renta Básica, la gente podría elegir si quiere sentarse o prefiere seguir de pie. En términos económicos hay una gran diferencia en productividad entre alguien que odia su trabajo, y alguien que desearía hacer ese trabajo pero no encuentra la manera de emplearse ahí. Es importante entender qué motiva a la gente y por qué".


¿Puede el crowdfunding convertirse en una fuerza global para la consecución de la Renta Básica?

"Personalmente no creo que un ingreso básico para todos pueda ser financiado a través del crowdfunding o pueda consumarse sin la participación de los gobiernos. Sí que creo que circunvalar a los gobiernos puede lograr una renta básica para algunos de forma inmediata, y eso va a ayudar a mostrar los efectos de esa renta básica a la vez que expande y acelera la conversación global sobre el tema".

De eso se trata: de acelerar la conversación global. Mejor empujar ahora que cuando sea demasiado tarde.

¿Cuánto cuesta la dignidad de una persona?

share