Reportajes

Diez canciones y diez anécdotas para celebrar el 20 aniversario de Acuarela

Jesús Llorente, el responsable del sello español independiente con más solera e historia, nos guía a través de un playlist muy especial para la ocasión, plagado de recuerdos, confesiones y de un tema exclusivo para PlayGround

El sello Acuarela, referencia ineludible del indie en España, cumple 20 años y lo celebrará con exposiciones, un showcase en Primavera Sound, un mini-Tanned Tin en Madrid el 28 de mayo y, para los lectores de PlayGround, con una playlist de presente, pasado y futuro comentada por su responsable, Jesús Llorente. Ojo: incluye un tema exclusivo e inédito.

Justo cuando estaba comenzando la aventura del pop independiente en España, entre 1992 y 1993, Jesús Llorente fundó un pequeño sello para conectarse con ese momento de efervescencia creativa y le puso por nombre Acuarela. Su experiencia anterior se limitaba a un fanzine que sólo recordarán los más veteranos, Malsonando, y otros textos en publicaciones especializadas (que por entonces era como decir Spiral y Rockdelux): empezó virgen en esto de publicar discos y fichar artistas, y desde entonces, con no pocas dificultades, el camino de Acuarela ha seguido sin interrumpirse jamás, y justo ahora cumple 20 años. Por el camino, Llorente ha tenido el honor de ser el descubridor de bandas y artistas que ahora reconocemos como algunos de los héroes del indie en España –Sr. Chinarro, Migala, Astrud, etcétera–, y el avalador de un puñado de discos que han hecho historia y que han transitado por los caminos del noise-pop, el post-rock, el folk expresionista y la canción de autor indie. Dos décadas han dado para mucho.

Como no es una efeméride cualquiera, el 20 aniversario de Acuarela merece una celebración, y esta consistirá en programar una serie de conciertos en los que se podrá apreciar, en una sola noche, el pasado y el futuro inminente del sello. No se trata de mirarse el ombligo, sino de demostrar que se está vivo y activo, todavía ojo avizor para detectar todo lo interesante que se mueve en el underground. En este sentido, si estás en Madrid el 28 de mayo, toma nota de esta cita: un mini-festival Tanned Tin en el Teatro Reina Victoria de Madrid en el que participarán Bored Spies (la nueva banda de SooYoung Park, el que fuera líder de Seam, la mítica formación post-hardcore), la cantautora Julie Dorion y Antonio Luque. Antes habrá un pequeño showcase de Acuarela en Primavera Sound, y si te apetece, puedes escuchar ahora mismo una selección de diez canciones que explican, parcialmente pero con acierto, la historia de Acuarela.

Esta playlist que puedes escuchar aquí en streaming cuenta con diez comentarios escritos para la ocasión por Jesús Llorente que revelan recuerdos y anécdotas –algunas tristes, otras especialmente sórdidas– relacionadas con Acuarela y sus artistas. Incluye, además, un tema exclusivo, “Xalundes” de A Veces Ciclón, el nuevo grupo puesto en marca por Óscar Vilariño, ex teclista de Triángulo de Amor Bizarro, la principal apuesta de Acuarela para seguir su camino y continuar editando música al menos durante 20 años más.

1. A Veces Ciclón: “Xalundes” (2013)

El 18 de diciembre de 2010 fue un día crucial para Acuarela. Yo me encontraba en el pintoresco festival OCA del Puerto la Cruz (Santa Cruz de Tenerife). Allí conocí personalmente a Triángulo de Amor Bizarro. Y allí se conocieron –como público y fans de los gallegos– los miembros de lo que luego sería El Faro. El teclista de TAB, Óscar Vilariño, dejó la banda unos meses más tarde y creó A Veces Ciclón. Me empezó a mandar maquetas, que finalmente desembocaron en su fichaje por el sello y en canciones como esta, que estrenamos en exclusiva para PlayGround. Algo así como los primeros Sr. Chinarro haciendo math-rock. Inquietante.

Y ahora, El Faro y A Veces Ciclón son, junto a Manu Ferrón, el germen de lo que esperamos sean otros 20 años de Acuarela.

2. Piano Magic: “I Came To Your Party Dressed As a Shadow” (2001)

“Me colé en una fiesta”, pero en plan siniestro. Llevo años intentando que esta canción me sirva de influencia para escribir un poema que mejore el texto de Glen Johnson. Hace unos días recordé que la última vez que les vi fue en la presentación en Madrid de la película “Son De Mar” de Bigas Luna, en la que actuaron para un público “selecto”. Allí estaban, entre otros, el Marqués de Vilallonga y Santiago Segura.

3. Damien Jurado: “Now You Are Swimming” (2003)

En el Tanned Tin 2007 Damien Jurado lloró en mitad de una de las canciones. Mucha gente se lo tomó como un exhibicionismo innecesario. Un poco antes de terminar su actuación le pregunté a su esposa, que estaba entre bastidores, si eso era algo habitual. Me respondió que podían contarse con los dedos de una mano las veces que había pasado, que solía coincidir con estar frente una sala totalmente en silencio y tener que cantar algún texto que hiciera referencia a su padre, alguien –por lo visto– bastante severo. Creo que es el caso de Now You are Swimming: Now you're swimming / It don't even feel right / You hate your body / You know it shows (…) / You got a cop for a dad / And you don't want any more / Off-duty advice now”.

4. Grouper: “Poison Tree” (2008)

Una vez puse este disco por la noche. Hacía poco que en una pesadilla me había asustado imaginando que me perdía en un supermercado, siendo yo el único adulto y todos los demás –cajeras incluidas– niños y niñas. Pensé en “El Señor de las Moscas” (la película, concretamente). Sentí miedo y ganas de morirme. Al despertar decidí dejar el alcohol por unos días. Pero poco después volví a pincharlo. Y se reprodujo el mismo miedo, solo que en duermevela. Llevaba una semana sobrio.

5. Emak Bakia: “Never Liked Graffiti” (2001)

Coque y Abel, Abel y Coque (los dos en Migala durante la vida de Emak Bakia y luego en diversas aventuras de distinto pelaje) congeniaron artísticamente durante algún tiempo gracias a canciones-collage tan intensas como esta. Pertenece al primer volumen de nuestra serie de recopilatorios Acuarela Songs. El leitmotiv de dicha serie era que el término Acuarela o su equivalente en las lenguas de los diferentes grupos y artistas participantes (inglés, francés, castellano, euskera...) estuviese presente en el título, el texto o incluso el espíritu (sobre todo en el caso de los temas instrumentales) de cada canción. Esta es una de mis favoritas de los tres “Acuarela Songs” que editamos.

6. Lou Barlow: “You're a Goat” (2007)

Lou Barlow, sin duda uno de los héroes en diferentes épocas y por diferentes fases. Le he visto engordar. Y adelgazar. Y engordar de nuevo. Organicé una gira en la que le acompañaba su mujer –la protagonista de canciones que años atrás yo me sabía de memoria y que hablaban de un amor sólo a veces correspondido, de celos y de un dolor intensísimo– y su primera hija. Le he visto como bajista de Dinosaur Jr. en varias ocasiones y casi siempre con un abrupto despertar por mi parte a la mañana siguiente. He pensado en ocasiones que cualquiera podía escribir canciones así; para luego estar bien seguro de que nadie puede hacerlo.

7. Sr. Chinarro: “Cero en Gimnasia” (2000)

El EP al que pertenece esta pieza de Sr. Chinarro ( “La Pena Máxima”) es probablemente una de las cimas de la carrera de Antonio Luque. Con un sonido totalmente distinto al resto de sus producciones, una especie de synth-pop sombrío y siniestro. Hace poco Antonio me comentó que se había comprado su primer ordenador con el pago de los royalties que le correspondieron por este disco. Las cuatro canciones me hacen pensar en un tipo que se encierra con ese mismo ordenador y acaba devorado primero por la tristeza y luego por la pantalla misma.

8. The Strugglers: “You Win” (2005)

Pocos grupos con menos fortuna que The Strugglers. Haciendo honor a su nombre, siempre fueron vistos como un subproducto de Americana con toques de Pearl Jam y Neil Young. Se les criticó por las mismas razones por las que se ha ensalzado a otros con menos talento. Esta canción habla de una gran decepción, de ponerlo todo en el asador para que una relación funcione y que, por falta de lucidez o de fortaleza, no se dé una a derechas. Durante muchos años me ha perseguido la misma sensación escuchándola: necesito ser feliz con alguien que quiera serlo conmigo para siempre. Y ya no decir “tú te lo pierdes” o “tú ganas”, sino todo lo contrario.

9. Manyfingers: “3 Forms” (2006)

Chris Cole estaba a punto de besar a una chica tras un concierto de Manyfingers (y Matt Elliott) en el Planta Baja de Granada. Chris Cole no tendría que haber abierto la boca. Había bebido tanto que vomitó al intentar hablar. La chica se esfumó antes de que pudiésemos darnos cuenta. Al llegar al hotel destrozó unas macetas del descansillo y luego hubo que llevarle a la cama a rastras. Una vez superado el trance, yo volví a mi habitación y me puse esta canción en mi lector de CD. Y me alegré de conocer esta otra versión de un artista tan inquieto como atribulado.

10. Migala: “El Gran Miércoles” (2004)

Algún día, cuando piense que le interesa a alguien, proseguiré con el diario de mi vida en la carretera con Migala allá por el 2001… Migala son probablemente el único grupo español de los que quedan todavía por reunirse que fracasaría estrepitosamente al hacerlo. Tengo esa sensación de fatalidad, o de querer preservarles tal y como eran. Esta canción en realidad me conmueve por el videoclip incluido en la versión en CD + DVD de su último álbum antes de separarse, “La Increíble Aventura”. Es un canto a la amistad en esa edad en la que las drogas, las chicas, la muerte y la vida en general quedan todavía muy lejos.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar