Reportajes

Te ofrecemos la escucha en exclusiva del nuevo disco de The Suicide of Western Culture, “Hope Only Brings Pain”

Estrenamos íntegro el segundo álbum del dúo electrónico barcelonés, que la semana próxima pone a la venta el sello Irregular

El segundo álbum de The Suicide of Western Culture es un viaje épico en forma de electrónica analógica con musculatura fuerte y líneas gruesas, un disco instrumental que transmite tanta energía como emoción. Será uno de los discos españoles de 2013, y aquí lo puedes escuchar entero, en exclusiva y comentado.

Cuando termines de escuchar “Hope Only Brings Pain”, es muy posible que se te queden grabadas dos ideas clave. La primera es que ya no tiene sentido considerar a The Suicide of Western Culture como la gran esperanza de la música electrónica nacional, en su sección “pop” (nótense las comillas) chatarrero o analógico, porque de esperanza el dúo ha pasado a ser una flamante realidad. Su música ha dado un salto gigantesco hacia adelante consiguiendo un sonido aún más rotundo, rudo y musculado en el que, por el camino, se ha ido precisamente cualquier rastro de pop, en cuyo lugar ha quedado una sombra fría y una sensación de victoria. Donde antes había esbozos de melodías, ahora lo que hay son gruesas líneas de sintetizador que incitan a la épica, a mover la cabeza con furia, a querer correr y escapar. A partir de un infatigable arsenal de aparatos antiguos de la edad dorada de los instrumentos analógicos y cacharros baratos rescatados de desguaces y mercadillos (y restaurados por ellos), The Suicide of Western Culture han logrado por fin ese disco tenso, apocalíptico, fuerte y retro con el que llevaban tiempo soñando.

La otra idea es que “Hope Only Bring Pain” es un disco para escucharlo mucho, y sobre todo en directo, donde promete hacer mucho daño. En un momento en el que la electrónica primitiva sigue siendo un lenguaje con mucho todavía por decir, The Suicide of Western Culture invocan uno de los momentos menos reivindicados de la prehistoria de los sintetizadores: en “Hope Only Brings Pain” hay trazas de EBM ( “El Cristo de la Buena Muerte”), música planeadora que suena como la banda sonora de una heroica conquista espacial (el tema titular) e incluso algún momento pastoral de enorme belleza, pero con todo ese vigor salvaje que no existe en los discos de otros artistas americnaos afines a su sonido, reivindicadores del krautrock y el manejo táctil de las máquinas.

Pero no diremos más: ahora tienes que escucharlo. El álbum saldrá a la venta el jueves 14 de marzo vía Irregular, y aquí te ofrecemos el audio íntegro, en exclusiva, con comentarios que explican los temas uno a uno, firmados por los dos enmascarados de la periferia barcelonesa que forman The Suicide of Western Culture.

Más información aquí:

https://www.facebook.com/TheSuicideOfWesternCulture

https://www.facebook.com/Irregularlabel

1. Remembering Better Times

Esta canción es una mirada hacia atrás. Al pasado y desde la nostalgia. Teniendo la convicción de que tu tiempo pasado fue mejor y que éste no volverá. No necesariamente quiere hacerte sentir que estás acabado, sólo pretendía recordarse a uno mismo en su máximo esplendor.

2. Hey, Guys! I Know The Name Of The Culprits

Hace unos años, al salir de trabajar solíamos ir a beber a un bar de nuestra ciudad, éramos varios amigos. Un día se nos acercó un hombre de unos 70 años o más y nos dijo “chavales, yo sé quién tiene la culpa de todo”. Pronosticó muchas cosas sobre el desfalco de los bancos, la corrupción, la burbuja inmobiliaria, etc. La verdad es que nos sorprendió, al final de la noche, con el alcohol en la sangre, la cosa desvarió. Nos enseño una placa y una pistola, era un Guardia Civil jubilado. Dimos la conversación por concluida.

3. Two Lights At The Bottom Of The Ravine

Esta canción surgió en torno a una noticia de sucesos en la televisión. Era de un niño autista, tuvo un accidente de tráfico con su padre, cayeron en un barranco, pasaron un día entero allí, toda la noche abrazado el chico al cuerpo de su padre muerto. Hasta que los encontraron. La noticia nos dejo muy hechos polvo porque el chaval no tenía a nadie, solo a su padre. Muy cruel. La verdad, no sabemos qué será hoy de él. Esperamos que no dependa de los servicios sociales porque lo tendría jodido. Los cerdos de nuestros políticos no están dudando ni un segundo en dejar de pagarles.

4. Love Your Friends, Hate Politicians

Esta canción no es una proclama política ni nada de eso. Surgió en uno de nuestros primeros conciertos, fue en Gijón. Allí vimos unas pintadas en un Skate Park y nos encantó la idea de que lo habían pintado unos chavales de 14 o 15 años, denota también una honestidad brutal. “Solo creo a los míos y con eso tengo bastante”.

5. Oranienburger

Oranienburger era, o es, una estación de metro de Berlín que tomábamos durante nuestra estancia allí. Fueron grandes momentos, el paseo de la estación al hostal era muy agradable y la canción solo refleja eso, aquel paseo, un buen momento.

6. When Did I Become Everything I Hate

Es algo así como una metamorfosis de cómo vas descubriendo, con el tiempo y los años, que se cumple el tópico de que todo suele cambiar a peor, tanto en ti como en las personas que conoces. Es muy infrecuente ver en la gente una evolución positiva, y cuando la encuentras te alegras profundamente. Hemos tenido la oportunidad de ver en nuestro entorno alguna de ellas. Ver a alguien salir del infierno, eso, amigos, eso es muy grato.

7. El Cristo De La Buena Muerte

Es una canción sobre la euforia, nada más, esos segundos donde la sientes, la emoción. La sentimos viendo en las noticias la procesión del Cristo de la Buena Muerte de Málaga… cuando todos los legionarios se paraban y levantaban al Cristo, la verdad es que eso es un momento brutal. Esa sensación… y mira que realmente no comulgamos mucho ni con la religión ni con el cuerpo militar, más bien nada. Pero ese momento es realmente desbordante.

8. Spanish Republican Soldiers In French Retirement Homes

Como el mismo título describe, los últimos días de alguien que tuvo una vida increíble, que participó en dos guerras, en batallas de leyenda como la del Ebro, Belchite o Teruel, campos de concentración franceses y alemanes… Todo para terminar lejos de los tuyos, sin poder compartir tu experiencia vital. Es una historia triste, pero fue tan común…

9. Hope Only Brings Pain

Da nombre al disco, representaba la forma de enfrentarse a hacer un nuevo álbum. Sin pensar nada, libres de presiones. En una especie de filosofía donde no esperas demasiado, o nada, no te sientes frustrado: te quedas igual. Eso no significa que tengas que poner menos esfuerzo en ello, simplemente lo haces por necesidad, te dejas el alma pero sin esperar nada a cambio.

10. Scapaflow

Es un lugar alucinante en las islas Orcadas de Escocia, muy al norte. El lugar está lleno de historia y rincones donde escaparse. Es una quimera, cada uno puede tener la suya, su lugar de fantasía, su lugar donde escapar...

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar