Reportajes

Santiago Latorre

“Eclíptica”, en streaming

Si el nombre de Santiago Latorre no te suena, ya va siendo el momento de que tengas constancia de uno de los jóvenes compositores, a caballo entre la electrónica y la escritura clásico, que ha dado la escena DIY española. Este barcelonés –que reparte su tiempo a caballo entre España y Taipei, la capital de la República de China (es decir, Taiwán, la China insular independiente desde 1949)–, de hecho, arrastra una carrera extensa en la que ya van editados dos discos y varios proyectos de directo en galerías de arte, museos y otros espacios del ámbito académico en Japón, Estados Unidos, China, Taiwán, México y España (más participaciones en festivales como Sónar, Periferias y el Círculo de Bellas Artes de Madrid). Su primer álbum, “Órbita”, lo editó en 2008 el sello norteamericano Acretions; el segundo sale a la luz estos días vía Foehn y lleva por título “Eclíptica”, y es una imponente visión de cómo pueden alternarse los lenguajes del pop ambiental y el post-rock más afín a las bandas sonoras.

En breve aparecerán noticias interesantes sobre Santiago Latorre, su nombre va a dar un salto a mayor –que no a mejor; su nivel es altísimo–. Pero mientras se cuece todo eso, es un buen momento para repasar su sonido. Aquí te ofrecemos “Eclíptica” en streaming con comentarios, tema a tema, del propio Santiago.

1. “E1”

Eclíptica significa muchas cosas. Al principio pensaba que iba sobre los astros, el espacio exterior y los viajes interestelares. Después me di cuenta de que en realidad relata varios descubrimientos personales, un intenso viaje a oriente en busca de cambios y el final de una relación. Este tema es la introducción a todo eso. Utiliza sonidos periódicos que van coincidiendo aleatoria y pacíficamente. Sirve para romper la gravedad, hacerte flotar y llevarte de viaje por el cosmos. Desconectar de la realidad, borrón y cuenta nueva.

{mp3}01 E1{/mp3}

2. “E2”

A veces, este viaje interestelar te trae de vuelta al interior de tu habitación, y entonces habla de cómo las personas miramos al cielo –el Sol, la Luna, los planetas, las constelaciones y sus movimientos– intentando explicar las cosas que nos pasan, aquello que vemos, oímos y entendemos, nuestras rutinas diarias, nuestros comportamientos y sensaciones.

{mp3}02 E2{/mp3}

3. “Si El Sol No Calienta”

Si lo que pasa en tu vida no es como esperabas, como te gustaría que fuera, como creías que iba a ser. Y no tienes energía o ni tan siquiera sientes el impulso de ser tú quien haga que cambie. Entonces esperas a que ese impulso venga del exterior. La letra la escribió mi madre hace muchos años. Describe una serie de acontecimientos que deberían ocurrir en un día cualquiera y que por algún motivo no están ocurriendo. Creo que este sentimiento de deriva está muy ligado a la cultura occidental, tan centrada en el individuo y sus deseos.

{mp3}03 Si el sol no calienta{/mp3}

4. “E4”

Sirve para viajar, de nuevo, pero esta vez un poco más cerca. Es un enlace entre escenas, un salto a Taiwán.

{mp3}04 E4{/mp3}

5. ????”

Es un tema hongkonés de los años 50, significa “Media Luna” y empieza así: “Esta noche el ruiseñor no canta. Las flores no tienen aroma. ¿Por qué está todo tan muerto? Silenciosamente me acerco a la ventana. Levanto la vista. Sólo veo media luna”. Así como en Occidente nuestra vida gira en torno al Sol, en la cultura china el año, las estaciones, todos los rituales y hasta los espíritus dependen de la Luna y sus fases. Las estrellas medio apagadas, algunas nubes en el cielo, las flores sin aroma, el silencio… En esta canción el hecho de que sólo haya media Luna es suficiente para explicar que todo esté “a medio gas”. ¿Dónde está la otra mitad? Me parece bonito pensar que mientras aquí luce el Sol, allí brilla la Luna y que nuestra dualidad es complementaria, como el yin y el yang.

{mp3}05 untitled{/mp3}

6. “E6”

De alguna extraña forma es un tema muy introspectivo y en el final es también el más expansivo. Todavía no acabo de entender bien su significado, aunque tiene algo que ver con escapar. La idea es extremadamente simple: tras una pequeña intro, una serie de cuatro acordes se repite interminablemente a lo largo de seis minutos. Al principio ese bucle de acordes es ejecutado por sonidos sintéticos, que se van transformando y conducen a los siguientes hasta convertirse en una gran orquesta de mentira que termina por desvanecerse en el aire.

{mp3}06 E6{/mp3}

7. y 8. “E7” / “E8”

Las estrellas están muy lejos y su luz tarda muchos años en llegar a nosotros. Por eso no tenemos ninguna forma de saber cómo son las cosas en el universo en este momento, pero lo que vemos nos dice cómo fueron en el pasado y eso es mucha información. Igual pasa con las personas. “E7” es una pequeña intro, “E8” es una canción de amor, o de amor que está a punto de romperse y que nos propulsa al futuro. “E7” {mp3}07 E7{/mp3} “E8” {mp3}08 E8{/mp3}

“Eclíptica”

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar