Reportajes

Radiohead

Les amamos / Les odiamos

Radiohead

Por Álvaro García Montoliu y Franc Sayol

¿Son Radiohead la banda rock más decisiva y aperturista de los últimos años, o un conjunto sobrevalorado con más dotes para la autopromoción y el reciclaje de ideas ajenas que para la innovación? ¿Están justificados todos los halagos que se han llevado en los últimos tiempos, desde que “ Kid A” (2000) renovó el post-rock, o habría que juzgar a Thom Yorke y los suyos con mayor severidad?

La cuestión no es fácil porque Radiohead, efectivamente, es un grupo que importa y por razones objetivas, demostrables: se pueden poner las pruebas sobre la mesa. Pero el nivel del halago muchas veces se va más arriba de lo que merece, y también hay mucho hater suelto que reparte críticas con la intención de restar méritos y hacer daño. Con Radiohead, en definitiva, no nos ponemos de acuerdo. Aprovechando que los sonidos de transición de “ The King Of Limbs” están todavía recientes y que es éste un álbum que ha vuelto a dividir la opinión –para unos, revolucionarios y arriesgados; para otros, unos aburridos del morirse–, hemos querido sacar a relucir las razones por las que admiramos (y por las que no soportamos) a Radiohead. Lo hacemos enfrentando opiniones en un cruce de argumentos, a favor (Álvaro) y en contra (Franc), al más puro estilo de las páginas del diario As firmadas a cara de perro por Tomás Roncero y Manolete.

Punto uno: Radiohead revolucionaron la industria de la música permitiendo la descarga gratuita (o al precio que el fan quisiera) de su disco “In Rainbows”.

Sí: Justo en el momento en el que se veía que la industria discográfica se iba a ir a pique si no daba un golpe de timón brusco para cambiar su rumbo, Radiohead tuvieron el valor de desafiar a los arduos tiempos que corrían ofreciendo “In Rainbows” al precio que quisiese el fan. Fue una buena manera de calcular qué valor real se le estaba dando a su música para luego, por supuesto, poder facturar varios millones de libras con un lanzamiento físico oficial y una gira que les reafirmó como uno de los grandes grupos del rock alternativo. En otras palabras: la asignatura del márketing la aprobaron con nota altísima.

No: Radiohead no desafiaron nada porque no había ni un ápice de riesgo en su idea. Ni de novedoso, por supuesto. Cuando en 2007 editaron “ In Rainbows”, MySpace, la verdadera primera gran revolución de la década en relación a la interacción entre creadores y sus seguidores, ya tenía cuatro años de vida. Una vez finiquitado su contrato multinacional, regalar el disco por internet era la decisión más lógica para volver a levantar la máxima expectación (pensando en una lucrativa gira, claro) sin necesidad de que ni siquiera sonara una mísera nota. ¿Márketing? Sí, pero nada innovador. A ver si ahora va a resultar que, con el florecimiento de los netlabels desde hacía años, Radiohead se inventaron lo de regalar un disco.

Punto 2: Radiohead no pecan de autoindulgencia y están siempre en vanguardia.

Sí: “The King Of Limbs” es una muestra más de que Radiohead están siempre en la vanguardia. De hecho, unos días antes de publicarlo, colgaron un chart de temas preferidos del momento en el que encontrábamos nombres como Untold, Nosaj Thing, Ramadanman y Jamie xx. Toda una declaración de intenciones que queda plasmada en “ Feral”, una canción que ha cogido a mucha gente desprevenida por su parecido con las producciones de Burial. ¿No fue Thom Yorke el que le pidió un remix a Burial para una de las canciones de su “ The Eraser”? ¿No es mejor reivindicar el dubstep que, por ejemplo, a Kings Of Leon?

No: Hoy en día, cualquier ser humano un poco avispado y con una conexión a internet puede aparentar ser muy docto en prácticamente cualquier cosa sin mucho esfuerzo. Especialmente en nuevas tendencias musicales. Bastan un par de tardes recorriendo las revistas y blogs más influyentes para captar como está el panorama. ¿Chartear a Ramadanman es vanguardista? Vanguardista es generar la tendencia, no seguirla.

Punto 3: Radiohead son uno de los pocos grupos de rock alternativo que no se deja influir por las tendencias actuales del mercado discográfico y va a su bola.

Sí: A lo suyo lo pueden llamar rock alternativo o como quieran, pero Radiohead van completamente por libre. Aunque vendan millones de discos, no se dejan influenciar por las tendencias del mercado discográfico. Están a la misma altura que otros gigantes de este género como Coldplay y Muse, pero no apuestan por la épica de estadio, que sería la opción más fácil (“ OK Computer” ya quedó muy atrás y no van a volver). “The King Of Limbs” es su disco menos accesible hasta la fecha y todos sabemos que en gira les gusta presentar todas o casi todas sus canciones nuevas. No hay duda de que el público responderá igual de bien que siempre.

No: ¿Pero no habíamos quedado en que estaban súper al día y que Thom Yorke mola un mazo porque sabe quien es Nosaj Thing y el resto de la gente no? El argumento anterior se retrata por sí mismo. Radiohead “van a su bola” de una manera bastante peculiar; haciendo las mismas canciones de siempre y envolviéndolas en acabados lo más acorde posible con el zeitgeist sonoro del momento en que les toque sacar disco. Eso si, siempre acertando donde agarrarse cual garrapata succionadora de nuevas ideas. Su talento como coolhunters está fuera de toda duda, si. Además, es muy fácil ir a tu bola si te llamas Radiohead, tienes millones de fans fieles, el piso pagado y la vida resuelta. Con una red debajo cualquiera puede hacer acrobacias en el trapecio.

Punto 4: Su apuesta por la solidaridad y la causa ecologista es encomiable.

Sí: Como muchas bandas que han alcanzado un gran éxito comercial, son solidarios y han demostrado su amor por la naturaleza. De hecho, el título de “The King Of Limbs” podría hacer referencia a un árbol milenario. Su único concierto de 2010 fue en Los Ángeles. El medio millón de dólares que recaudaron fue directamente a manos de la ONG Oxfam para ayudar a reconstruir Haití después del terremoto que desvastó al país. Y encima, sin hacer demasiado ruido, no como U2 o Coldplay.

No: Aplaudo la iniciativa de donar medio millón de dólares a Haití, por supuesto. Pero lo de “sin hacer mucho ruido” no me lo trago. Si realmente no les hubiese interesado que se supiera, ten por seguro que nadie se hubiera enterado. ¿Qué se puede decir? Los artistas obscenamente ricos que van de Robin Hood por el mundo llevan detrás el sambenito de figuras perversas. Como Radiohead saben bien que su fandom tiene la piel ligeramente más fina que el de U2 o Coldplay, procuran ser más discretos. Pero no nos engañemos, son como ellos en versión sigilosa. Es decir, lo que la hiena al pitbull. A saber qué es peor.

Con el revuelo causado por “The King Of Limbs” todavía reciente, enfrentamos a dos firmas de PlayGround en un duelo dialéctico: ¿son Radiohead un grupo que merece la beatificación, o tienen puntos débiles? Que comience el debate.

Crítica: " The King Of Limbs"

Radiohead 2011

In Rainbows In Rainbows

"Fue una buena manera de calcular qué valor real se le estaba dando a su música para luego, por supuesto, poder facturar varios millones de libras con un lanzamiento físico oficial y una gira que les reafirmó como uno de los grandes grupos del rock alternativo."

Thom Yorke Thom Yorke

"Eso si, siempre acertando donde agarrarse cual garrapata succionadora de nuevas ideas. Su talento como coolhunters está fuera de toda duda, si."

Concierto benefico para Haiti Concierto benefico para Haiti

"Como Radiohead saben bien que su fandom tiene la piel ligeramente más fina que el de U2 o Coldplay, procuran ser más discretos. Pero no nos engañemos, son como ellos en versión sigilosa."

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar