Reportajes

"En Venezuela no ha habido un socialismo real": la izquierda contra Maduro

Economistas marxistas que denuncian haber sido amenazados por sus posiciones políticas, chavistas que defendieron el revocatorio y un medio antes servil que empieza a criticar... Esta no es la crítica al gobierno de Venezuela que acostumbráis a oír

Aumento de la pobreza, crisis de abastecimiento con falta de alimentos y medicamentos, recesión e inflación brutales y altos índices de violencia y homicidios en algunas partes del país como la capital, Caracas.

Como respuesta a las críticas, dureza contra la disidencia. Son esos males por todos conocidos de la Venezuela presidida por Nicolás Maduro, que asumió el poder tras la muerte de Chávez en 2014.

Sin embargo, criticar al gobierno bolivariano no es ya una práctica exclusivamente de derechas.

Aporrea.org es una web de información y opinión de izquierdas que, aun servil al chavismo en los primeros años,  viene mostrando voces críticas a la izquierda de Maduro desde hace tiempo. A mediados de este mes, el servidor de la web fue atacado y durante dos semanas no se pudo acceder a él. Se sospecha que fue una censura directa del gobierno.

Igualmente, en octubre del pasado año sectores críticos del chavismo apoyaron la celebración de un referéndum revocatorio del presidente Maduro, que finalmente fue bloqueado por el Supremo aunque la medida estaba contemplada en la Constitución y Chávez superó uno en 2004.

Represión y censura

El economista marxista Manuel Sutherland denuncia en declaraciones a PlayGround que fue despedido de su cargo de profesor en la Universidad Bolivariana de Economía por motivos políticos : “Hay dos cosas muy fáciles de decir en Venezuela: que eres un fascista y que eres un agente de la CIA Si denuncias la situación de hambre, estás pidiendo la intervención del imperio. La izquierda está atrapada y con miedo”.

“Yo he recibido amenazas de muerte —avanza el economista— aunque hago política académica, nada con armas ni con colectivos populares. A los que organizan a obreros en sindicato les meten presos y les arman juicio, también se han dado homicidios de dirigentes sindicales. La militancia combativa a la izquierda está muy cuesta arriba porque hay mucho terror”.

El periodista y analista internacional argentino Roberto Montoya señala que “el autoritarismo y la persecución a la disidencia son reales y gravísimos”. “Eso no significa que un sector de la disidencia no sea desastroso y golpista”, completa en relación a figuras como el propio Leopoldo López  o Corina Machado.

La lingüista Rosa Amelia Azuaje, perito principal del juicio que llevó a la cárcel al opositor Leopoldo López, denunció recientemente que su informe había sido manipulado para forzar la prisión del disidente, al que acusaron de incitar a la violencia en las protestas contra Maduro. Azuaje también era hasta entonces fiel al régimen y se reconoció ex votante de Chávez.  

‘Boliburguesía’ y clientelismo  

Una de las voces críticas más emblemáticas con Maduro desde el chavismo es la del ex comandante Clíver Alcalá, que fue cercano a Chávez desde que le ayudó en la intentona de golpe de estado de 1992.

“Predomina dentro del estado una burocracia que genera más burocracia, porque la selección de cargos no responde a la excelencia o a la capacidad sino al amiguismo o tendencias partidistas”, denuncia Clíver, alertando del clientelismo como principal de los males del gobierno de Maduro.

El periodista y analista internacional Roberto Montoya toma prestado el término “boliburguesía”, creado por el periodista Juan Carlos Zapata para denominar a las nuevas elites venezolanas, burguesías bolivarianas, que fueron ocupando el lugar de viejas oligarquías.

Se trata de amigos a los que el régimen concede altos cargos de las empresas públicas “empeorando la gestión de la economía” y “perpetuando desigualdad y vicios de la antigua casta”, según el propio Montoya.

Ese clientelismo ya empezó a expresarse durante los años de Chávez en el poder. Y poco antes de morir, él mismo criticó esa burocratización y señaló que Venezuela estaba lejos del socialismo del siglo XXI, en un manifiesto patriótico cargado de autocrítica.

Ese clientelismo no sólo afecta a las purgas internas del partido de gobierno (el PSUV) y a los empresarios. También en los barrios pobres quienes tienen carné del partido gozan de prebendas a la hora de recibir ayudas.

Economía sin base productiva

A la peor crisis económica de Venezuela no se ha llegado, según el economista Manuel Sutherland, por un intervencionismo excesivo, sino más bien todo lo contrario.

“A diferencia de mis amigos chavistas, yo veo una continuidad total entre Chávez y Maduro. La principal diferencia es que con la caída de la renta petrolera, que creció mucho entre 2005 y 2012, no se pueden mantener las políticas asistencialistas”.

La inflación llegó a ser de un 799% al finalizar 2016 en medio de una recesión del 18,6%, la peor en 13 años, según resultados preliminares del Banco Central que divulgó Reuters a finales de enero, pues el gobierno de Maduro no informa de sus cifras oficiales.

Incide el académico en que lo que Chávez aplicó “no fue socialismo sino asistencialismo, que no deja de ser una red clientelar para ganar votos”.

“Maduro prosigue con el control de precios y de cambio, sobrevalorando la moneda y emitiendo dinero inorgánico sin ningún respaldo de la economía productiva”.

No haber desarrollado una industria, “no para ser un cohete, pero tampoco para depender de las importaciones en todos los productos”, es para Sutherland el gran error del chavismo.

“El control de la distribución de alimentos en manos de los militares también ha generado escasez, mayores precios y menor calidad de la mercancía”, añade el economista, que también opina que el gobierno tendría que haber “nacionalizado la banca y las exportaciones”. 

“La mayoría del PIB es privado y eso sin contar la economía subterránea de tratas y de narcotráfico que también está en el sector privado”, remata Sutherland.

Queda claro que a Maduro le crecen críticos también a la izquierda. Lo que está por ver —y por ahora no lo parece— si serán más que sus fieles y si podrán conformar una oposición con cara y ojos de aquí a las presidenciales de 2018.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar