Reportajes

MTV Video Music Awards

Estas galas ya no son lo que eran

MTV Video Music Awards Odd Future

Hubo una época en la que MTV era sinónimo de espectáculo, de escándalo para las mentes más puritanas y sorpresas de gran calado para el imaginario colectivo de la historia del pop. Pero anoche no hubo ni rastro de ello. En una gala de estas características, eternizada por los cortes publicitarios cada cinco minutos, cualquiera que sacrifica sus horas de sueño espera encontrarse, por lo menos, con algo que realmente valga la pena. Pero lo cierto es que los momentos soporíferos camparon a sus anchas y nos despertaron bostezos sin interrupción en las algo más de dos horas que duró la gala. Pese a todo ello, el Nokia Theatre de Los Ángeles nos dejó titulares en forma de embarazos, travestismo y algún que otro homenaje en vida y post mortem. Sean bienvenidos al circo del show business.

Lady Gaga comida por las patillas de Joe Calderone

Las carnicerías respiraron tranquilas esta vez: Lady Gaga no quiso volver a vestirse de entrecot. Acostumbrados a sus modelitos imposibles (este año Katy Perry y Nicki Minaj le tomaron el relevo), Gaga abrió la gala menos estrambótica de lo normal, transformada en su alter ego italiano, aquel que el pasado mostró en las páginas de la edición japonesa de Vogue Hommes. Travestida en Joe Calderone, Gaga interpretó al piano “Yöu And I”, se pegó unos bailes con la innecesaria coreografía de la canción e invitó a Brian May al cotarro (haciendo feliz a Dave Grohl en la platea). Ni de lejos fue su mejor performance, pero desde aquí maldecimos al realizador del canal por no pinchar a Gaga en el momento en el que se hostió al bajar de su piano. Si sabes que te puedes caer no seas tan insensata regando el suelo de cerveza, inútil. Se fue a casa con dos premios pese al moratón: el más que absurdo a “Mejor Vídeo con Mensaje” y el de categoría femenina por “Born This Way”.

Adele: una señora que no encontraba su lugar

El fenómeno Adele ya es una realidad en Estados Unidos. Con siete nominaciones, se fue de vacío, pero eso no quita que, a base de baladones cortavenas y muchos méritos en su haber, se haya consolidado como una de las mejores voces de los últimos años. Interpretó “Someone Like You” sin demasiada gracia, con los pies pegados con cola de impacto sobre el escenario y visiblemente nerviosa. El soplido que soltó al terminar el tema le delató. Seguramente ella era la primera en preguntarse qué coño hacia allí con ese vestido rescatado del baúl de su abuela. Aunque ya se sabe: no hay nada mejor para relajarse en esos momentos que pasarse la ley antitabaco por el forro y pedirle un cigarrillo a Gaga, tal como muestra esta imagen en medio de una pausa publicitaria.

Chris Brown: la reaparición “falseada” de un paria social

El hombre que dejó hecho un cromo a Rihanna ha estado varios meses escondiéndose, evitando aparecer en acontecimientos de este pelaje. Por eso, y aprovechando que su ex pareja no se encontraba en la sala, Chris Brown decidió volver a ponerse delante las cámaras en riguroso playback. Acogiéndose a la moda del dance (en territorio yanqui acaban de descubrir la gallina de los huevos de oro), Brown se descoyuntó en escena y voló por los aires (literalmente) creyéndose un extra del Cirque du Soleil. Lo sentimos, de todos modos: Madonna ya se te adelantó hace diez años haciendo lo mismo en el “Drowned World Tour” mientras entonaba “Sky Fits Heaven”.

Beyoncé: el embarazo del año

Como leen: Beyoncé espera su primer hijo. Titular mayúsculo de la noche. Minutos antes de que la gala empezara ya lucío barriguita en la “black carpet”. Pero al final de su magnífica interpretación de “Love On Top” no dudó en quitarse la americana de brilli-brilli y tocarse el vientre como orgullosa futura madre. Las primeras filas jalearon al padre (quien antes rapeó con Kanye West su reciente “Otis” con sobredosis de humo, llamaradas y la sobada bandera americana tamaño XL de turno) ante la sorprendente noticia. En la redacción ya se está haciendo una colecta para mandar unos patucos a la criatura.

Amy Winehouse: homenaje póstumo deslucido

MTV no se estrujo mucho la cabeza que digamos para rendir tributo a la última gran voz del soul. Los mentideros internautas ya daban por hecho la pasada semana que Lady Gaga y Adele cantarían junto a Tony Bennett ese “Body And Soul” que Winehouse grabó con el histórico competidor de Frank Sinatra para su próximo álbum de duetos. Mentira de las gordas. Al final, lo que pudo verse fue un speech de Russell Brand en el que no escondían sus tremendas ganas de chupar plano, una grabación de Bennett y Amy juntos grabando la canción en los estudios Abbey Road el pasado mes de marzo, y al cansino de Bruno Mars cantando “Valerie” con su tupé escupiendo laca. Ella se merecía algo mucho mejor.

Britney Spears: orgullosa de haberse conocido

Teniendo en mente los grandes momentos que Britney nos ha dado en anteriores ediciones de esta misma gala (sin ir más lejos, su descalabro mediático en 2007 con la bochornosa actuación de “Gimme More”), tarde o temprano el canal que la catapultó tenía que rendirle un homenaje en vida, que aún no es tarde. Lady Gaga, perdón, Jo Calderone, le dio el “Michael Jackson Video Vanguard Award” por su contribución videoclipera y Britney (luciendo buen tipo, las cosas por su nombre) se partió el pecho con Gaga en uno de los mensajes de agradecimiento más delirantes (por la escena en sí) que se han visto en años. Hubo un atisbo de morreo, pero ya se sabe que el beso letal que Madonna le plantó en 2003 marcó el inicio de su existencia esquizoide y no es plan de tentar a la suerte. Si con el homenaje no tuviera suficiente, se llevó para casa el premio a “Mejor Vídeo Pop” por “Till The World Ends”.

Katy Perry: el desafine andante que triunfó

Lo de Katy Perry es para mear y no echar gota. Desafina como una perra en celo, sus actuaciones requieren de atrezzos para desviar nuestra atención y, aún con ésas, es capaz de conseguir su quinto número uno en las listas de ventas por un mismo álbum igualando lo que Michael Jackson hiciera con “Bad”. La tetuda del pop, una de las favoritas de la noche, se volvió a casa con el “Premio a Mejor Colaboración” gracias a la ayuda de Kanye West en “E.T.” (el rapero no la interrumpió en sus agradecimientos emulando su meada fuera de tiesto con Taylor Swift, pese a competir en la misma categoría con “All Of The Lights”), y el de Mejor Vídeo del Año por “Firework”. Las hay que nacen con suerte.

Tyler, The Creator: la victoria del enfant terrible del hip hop

Con él saltó la sorpresa. Tyler, The Creator se alzó con el Premio a Nuevo Artista (el único que durante la gala podía votarse vía SMS) y su nombre comenzó a brillar dentro de la estela mainstream del canal. Ni él mismo podía llegar a imaginárselo cuando, minutos antes, entablaba una batalla de baile con Jack Black y Will Ferrell (haciéndose pasar por los nuevos Beastie Boys) junto a la crew de Odd Future, que se subiría al escenario para recoger la condecoración. A él no le salían las palabras y su madre lloraba desconsolada desde la platea. ¿El próximo año le veremos actuar en directo? Si es así, por favor, que se traiga la cucaracha de “Yonkers”.

Palmarés de la noche

Mejor Vídeo con Mensaje: “Born This Way”, de Lady Gaga

Mejor Vídeo Pop: “Till The World Ends”, de Britney Spears

Mejor Vídeo Rock: “Walk”, de Foo Fighters

Mejor Vídeo Hip Hop: “Super Bass”, de Nicki Minaj

Mejor Colaboración: “E.T. (feat. Kanye West)”, de Katy Perry

Mejor Vídeo Masculino: “U Smile”, de Justin Bieber

Michael Jackson Video Vanguard Award: Britney Spears

Mejor Vídeo Femenino: “Born This Way”, de Lady Gaga

Nuevo Artista: “Yonkers”, de Tyler, The Creator

Vídeo del Año: “Firework”, de Katy Perry

Los mejores vídeos (provisionales) de 2011

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar