Reportajes

Como Justin Timberlake pero en catalán: descubre “Un Altre Jo”, el álbum ‘funkorro’ de Guillamino

El músico se rodea de una banda funk, The Control Z’s, para grabar canciones inspiradas en la música negra más sexy de los 70, y que puedes escuchar aquí en exclusiva

Guillamino deja por el momento sus canciones folk y sus beats electrónicos y se pasa al funk más gordo y sexy, el que en los 70 practicaban bestias como James Brown e Isaac Hayes. Lo hace en catalán, con una banda increíble, con sentido del humor y con canciones para mover el culo. Escúchalo de cabo a rabo y en exclusiva, sólo para tus oídos.

¿ “The 20/20 Experience”? Sí, probablemente el álbum de Justin Timberlake –al menos la primera parte– sea el disco más sexy del año. Pero lo nuevo de Pau Guillamet también va sobrado en ese sentido: para su nueva aventura, el músico catalán ha decidido olvidarse de los lenguajes que le habían guiado hasta ahora -la canción folk y los beats electrónicos con un aire campesino- para probar suerte en otro género popular, bailongo y desmelenado: el funk tal como lo entendían los monstruos de los 70, como James Brown y Sly Stone. Para la ocasión Guillamino se ha rodeado de una banda poderosa, cargada de vientos, metales y bajos de los que tiemblan, que le ayuda a envolver sus canciones de una instrumentación adictiva. Se trata de The Control Z’s y con ellos ha redondeado “Un Altre Jo”, que saldrá a la venta a principios de noviembre (el día 5 en digital, el día 11 en físico) vía BankRobber para que muevas el culo con él. Se lo ha montado al más puro estilo Justinn Timberlake (o Jamie Lidell, e incluso Mayer Hawthorne, si así lo prefieres), pero en catalán.

The Control Z’s lo forman ocho músicos: Toni Molina (batería), Gerard Cantero (bajo), Jordi Rudé (guitarra eléctrica, piano, hammond y coros), Genís Bou (saxo tenor, barítono y flauta travesera), Sidru Palmada (trombón), Andrés Tosti (trompeta) y Judit Neddermann (coros). Se trata de una banda experta que le permite a Guillamino moverse por la música como un crooner cuando las canciones se vuelven lentas, o como una máquina sexual cuando se aprieta el acelerador. Hay que reconocerle varias cosas a este disco: Guillamino canta INCREÍBLEMENTE bien, la producción es exquisita, y las canciones se pegan a medida que las escuchas. Una rareza brutal que nos obliga a pensar que, quizá, algún día Isaac Hayes pasó unas vacaciones en La Garrotxa, dejó embarazada a una chica de pueblo y salió un futuro soulman de piel blanca con las canciones de “Un Altre Jo” grabadas en su genoma. Disfruta de este disco especial: lo tienes aquí íntegro y en exclusiva para ti.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar