Reportajes

La banda sonora ideal para el otoño la pone Íñigo Ugarteburu con su nuevo disco, el hipnótico “For The Unknown”

El artista del sello Foehn vuelve a repetir con éxito la fórmula de su debut: folk nocturno, post-rock amable, detalles ambientales y voces slowcore. Puedes escuchar esta maravilla, íntegra y en exclusiva, a continuación

Debutó el año pasado en Foehn, se hizo un hueco entre lo más interesante del folk-rock atmosférico nacional, y pasados 18 meses vuelve con un nuevo disco, grabado en Chicago con la aristocracia del post-rock norteamericano. Íñigo Ugarteburu, uno de los artistas fuertes del sello Foehn, te ofrece en exclusiva “For The Unknown”, su segundo disco.

Fotografías de Arash Fattahi

Cuando llegó a nuestras manos su primer disco, “Back&Forth” (Foehn Records, 2012), nos encontramos con un músico en pleno proceso de expansión creativa. Íñigo Ugarteburu había formado parte de Café Teatro, un grupo importante en la formación de un pequeño núcleo de actividad entre el post-rock y el folk nacional –algo así como los Tortoise con denominación de origen vasca– que, sin embargo, tuvo un recorrido demasiado corto. Una vez establecido como músico en solitario, pero con buenas conexiones, Ugarteburu comenzó a diseñar sonidos y así llegaron aquellas primeras piezas que aquí describimos como “un folk de paisaje otoñal, boscoso, hipnótico y envolvente”. Lo importante de su nuevo trabajo, “For The Unknown”, es que toda esa sugestión se mantiene.

Hay novedades, sin embargo. El grueso de estas nuevas cuatro composiciones (que suman más de 30 minutos de viaje) se grabaron en Chicago durante unas vacaciones instigadas por Todd A. Carter y Joshua Abrams, dos de los artistas fundamentales de la escena post-rock local vinculada a la electroacústica y al jazz. De vuelta a Euskadi, Íñigo Ugarteburu recreó las formas originales con la ayuda de su Xabier Erkizia, también un ex Café Teatro además de interesante productor ambient, y el resultado está a la altura de las expectativas: una vez más estamos ante un disco –otra vez en Foehn, que suena cercano y natural, pero redondeado con apuntes electrónicos y espacios amplios, donde las guitarras folk se juntan con pequeños chasquidos digitales. Un estilo afianzado en el que es uno de los discos made in Spain con más personalidad y belleza condensada del año, y que ahora puedes escuchar íntegro y en exclusiva coincidiendo con su salida a la venta (puedes adquirirlo aquí, por ejemplo), acompañado además de las explicaciones del propio Íñigo.

Ya han pasado casi 10 años desde que conocí a Todd A. Carter y Joshua Abrams, el primero por la grabación del disco “Burga” de Café Teatro y el segundo por tocar con él, junto con Iban Urizar, mi primer concierto de improvisación. No era casualidad, varios cafeteros estábamos loquitos por Town&Country, banda en la que tocaba Joshua y que Todd solía grabar a menudo. Solíamos bromear con la idea de ir a Chicago algún día, grabar y tocar algunos conciertos por allí. Uno de esos sueños que sabes que muy difícilmente se convierta en realidad.

La relación con Todd la he mantenido todos estos años y cuando le envié “back&forth” me propuso ir allí a grabar el siguiente disco. La reacción fue la misma que hacía 10 años.

- ¿Pero cómo me voy a ir allí? ¡Me encantaría, pero es una locura!

- Anda vente, que vas a ver qué bien nos lo pasamos, me decía él.

¡Y no se equivocaba! Decidí planteármelo como unas vacaciones musicales y allí me fui. No sabía si volvería con un disco de guitarra clásica, contrabajo y voz o con formato banda, pero esto ya era lo de menos, ya me había hecho a la idea de irme allí, tocar algún concierto, ver el mayor número de conciertos posible, conocer la ciudad, escuchar lo que estaba pasando por allí, y claro, volver con un nuevo disco bajo el brazo, que lo grabaría en casa de Todd, donde me quedaría dos semanas.

Nada más aterrizar, Todd me esperaba con un regalazo: una barbacoa en casa de Michael Hartman (compañero suyo en TV Pow y capo del sello Kuro Neko), quien acabaría tocando en el disco junto al resto de los TV Pow. La sesión más divertida y relajada de todas. Cada uno de ellos vino con una caja de cervezas y muchas ganas de hacer el gamberro. Fue un gustazo trabajar con una banda como ellos. En la misma barbacoa conocí a Dudley Bayne. Llevaba muchos años ‘retirado’ y me hizo especial ilusión que participase en el disco. Es una persona encantadora con la que me entendí muy bien desde que nos conocimos y un fenómeno al piano.

Cada día después de trabajar en el estudio, me iba de la mano de Todd a ver los constantes e impresionantes conciertos de jazz / improvisación en Chicago, y me fue presentando a muchos de los músicos que íbamos a ver. Gracias a su ayuda y a la de Joshua pude acabar contando con nueve músicos locales en “For The Unknown” (Nick Broste, Tim Daisy, Brent Gutzeit, Jeff Kimmel, Frank Rosaly, además de los ya citados).

A la vuelta, me reuní con Xabier Erkizia con la idea de colorear un poco el disco, y así lo hicimos. El trabajo de Xabier en el tema “Dicen” es una maravilla, y nunca se me olvidará el cariño que ha puesto en esta canción, que algún día cantaremos juntos en algún escenario que nos permita hacerlo.

“For The Unknown” me ha dado la oportunidad de contar por primera vez con Matt Colton en el mastering-cutting y Lindsay Todd para las portadas serigrafiadas del vinilo, y volver a trabajar con el ilustrador Craig Stewart y con mi hermano Unai Ugarteburu.

Muchas son las anécdotas, experiencias, conversaciones que me encantaría compartir aquí con vosotros, pero creo que va a ser mejor que me calle y os deje escuchar este disco que tantos momentos me ha dado. Espero que lo disfrutéis tanto como yo he disfrutado haciéndolo.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar