Reportajes

¿Final de Champions o San Miguel Primavera Sound?

Un nuevo dilema indie

¿Final de Champions o Primavera Sound?

Por Álvaro García Montoliu

Desde el pasado martes, a eso de las 22.30, ya supimos que sería el F.C. Barcelona el equipo español que disputaría la final de la Champions League, con el objetivo de conquistar su cuarto trofeo en la máxima competición continental. Pero para la gente bien informada y con un plan de previsión bien estudiado, ya hacía tiempo que existía un dilema sobrevolando sobre sus cabezas: ¿qué hacer el sábado 28 de mayo, a las 20.45h., si tu equipo finalmente llegara a la final de Wembley? ¿Quedarte en el recinto del San Miguel Primavera Sound 2011 y disfrutar de los conciertos, quedarte en casa o ir al bar más cercano a seguir el partido con la bufanda en el cuello? No es un dilema menor: desde que se supo que se podían solapar el partido del año con el festival del año, los futboleros y melómanos –entre los que servidor se incluye– se han estado mordiendo las uñas, llegando por momentos al desdoblamiento de personalidad. Ya saben: “¿Quiero de veras que mi equipo pase a la final si con ello me perderé dos o tres actuaciones? ¿Vale la pena amargarse uno de los eventos musicales más importantes de España por 90 minutos de fútbol?”. A día de hoy, algunos lo tendrán claro y otros, seguramente, no lo decidirán hasta el último momento.

Los foros oficiales del festival se han incendiado estos últimos días con el debate de fútbol contra música. Son muchos los que se muestran reacios a que la organización instale pantallas en el recinto del Fòrum para que los culés y los británicos, que ya sabemos que habrá muchos y algunos seguidores (o detractores, que todo cuenta) del Manchester United, disfruten del partido. Es una posibilidad con la que se lleva especulando desde hace tiempo, pero para que los futboleros no se hagan ilusiones, cabe recordar que en 2009 la organización de San Miguel Primavera Sound ya intentó emitir el otro Barça-ManU, el de la Final de Roma, en el espacio del Auditori. Pero su buena fe se vio frustrada por los intereses meramente monetarios de la UEFA. ¿Podrán acometer dicha empresa esta vez?

En el caso de que así sea, quienes no soporten el fútbol lo tienen perfecto. Durante varias horas el recinto no estará tan lleno (hay que recordar que este año, aunque se ha ampliado la superficie, el cartel de “entradas agotadas” está a punto de colgarse y difícilmente cabrá un alfiler). Para disfrutar de algunos conciertos, especialmente los más multitudinarios, sería todo un lujo. De mientras, los futboleros estarán felices en su coto privado, sufriendo con el match. Eso sí, todo esto debería dejar contentos a todos siempre y cuando no se modifique la programación musical. No sería de extrañar que más de 10.000 personas quisiesen ver el partido. ¿Dónde las ponemos? El espacio donde se encuentra la pantalla gigante que proyecta imágenes del escenario San Miguel se antoja algo pequeño, además de que causaría un embotellamiento importante en los desplazamientos entre escenarios. Una patata caliente difícil de resolver. ¿Y qué hay de la idea de hacer “un Neil Young” (expresión que, más o menos, viene a significar esto: parar todas las actuaciones durante unas horas para que nadie se pierda nada)? Una idea que enfurecería, a buen seguro, a los talibanes antifútbol. Al fin y al cabo, han pagado su entrada para ver conciertos, no a 22 tipos en calzoncillos corriendo detrás de un balón.

Aún no tenemos los horarios en mano, pero todo apunta a que Fleet Foxes y/o PJ Harvey serían los artistas que coincidirían con esta final de Londres. ¿Messi o folk con barbas? ¿Rooney o “Let England Shake”? Dos de los grupos más atractivos del cartel, que están en una forma inmejorable y que han presentado sendos discos que muchos ya los ven en lo más alto de las listas de lo mejor de 2011. Teniendo en cuenta que muchas bandas que van al San Miguel Primavera Sound tienen exclusiva temporal en España, el dilema es de los gordos. ¿Fútbol o música? Si optas por lo primero, te expones a no volver a ver en mucho tiempo a estas formaciones y, casi peor, quedarte con cara de tonto si tu equipo pierde. Con la segunda opción lo más seguro es que no disfrutes del concierto como se merece. Echarás miradas furtivas al móvil de tanto en tanto, te pondrás disimuladamente el auricular para ver lo que transmiten por las ondas radiofónicas la Cope, Rac 1, Catalunya Radio o la SER, y cantarás gol o te lamentarás por las ocasiones frustradas mientras la diva inglesa, por ejemplo, entona esa canción perfecta que es “The Glorious Land” (no quedaría nada bien una explosión de euforia deportiva en medio de una canción, imaginad el panorama). Ya sabemos cómo es el público indie, y cómo nos jode que tengamos al lado a los típicos maleducados que están más para explicarse qué han hecho el fin de semana que por el concierto. Imaginaos las tensiones que se pueden crear entre futboleros e indies recalcitrantes. Las luchas de mods contra rockers de 1964 en Brighton se quedarían en mera anécdota.

Hablando de peleas, de todos es sabido que el fútbol genera tensiones. En San Miguel Primavera Sound habrá cuatro tipos de personas: aficionados del Barcelona, aficionados del ManU, aficionados del Real Madrid (que irán con los ingleses) y un sector neutral. Y con gente tranquila, pero también algunos hooligans. En las finales siempre hay algún incidente aislado, y graves los menos (recordad los piques entre las aficiones del Liverpool y del A.C. Milán en la final de Atenas de 2007). No sabemos qué puede pasar en el San Miguel Primavera Sound si ganan unos u otros. Mi mente inocente piensa que quizá la música acabe amansando las fieras. Desde luego, es mucho mejor desatar la rabia contenida en un concierto de The Soft Moon que en las caras de la afición rival o el mobiliario urbano de la ciudad de turno. A los indies, gafapastas, o como quieran llamar al público de este festival se les supone gente con modales. De hecho, los extranjeros que vienen aquí suelen comportarse bien. Así que mi apuesta es que tanto la derrota como la victoria se acogerán con deportividad y hasta con efusivos abrazos entre los seguidores de uno y otro equipo. Lo que por ahí llaman “señorío”. Quiero creer en el poder de la música, qué demonios.

Otro escenario radicalmente distinto es que no haya pantallas. Entonces, se acabó el dilema. Cada cual en el bar que más le apetezca estar o, incluso, en casa. No son malas opciones desde luego. La ventaja está en que la bebida te sale más barata y el partido lo puedes ver con aquellos amigos a quienes no les guste el San Miguel Primavera Sound. Pero también es cierto que implicaría unos desplazamientos que obligarían a perderse más conciertos de la cuenta.

En definitiva, pase lo que pase, hay que tomar la decisión con deportividad. Si finalmente se instala una pantalla, confiamos ciegamente en que lo harán en un lugar y de una manera en la que ni unos ni otros se molesten, que la programación musical no se vea alterada de ninguna manera, ni que los chillidos histéricos de los futboleros se mezclen con los de los melómanos. Si eres de los que aún no sabe en qué bando situarse, a lo mejor te sirve de ayuda saber que el gurú Gabi Ruiz, codirector del San Miguel Primavera Sound, también se lo está pensando. Esto ha dicho en el foro oficial del festival: “Respecto al tema de la retransmisión o no del partido, tengo serias dudas acerca de lo que hacer. Por una parte, me parece que puede ser un tanto extraño retransmitir un partido de fútbol en el PS, pero por otra ya hay muchas bandas diciéndonos que no quieren tocar a esa hora y por lo tanto algunos escenarios van a tener que parar a la fuerza, y si vamos a parar ¿por qué no dar el partido allí dentro? Tampoco tengo pensado el qué hacer yo. ¿Me quedo en el Fórum? ¿Me voy a Londres? Qué mierda, tanto Villarato de nuestro lado y nos ponen la final en medio del PS. ¡Platini, toma nota y corrígelo para el futuro!”

Lo de irse a Londres no es ninguna bravuconada: Gabi ya dijo en su momento que si el Barça llegaba a la final, él se planteaba conseguir entrada e ir a verla al campo. Ya hizo algo parecido en 2009, cuando un día antes de que empezase la novena edición de su criatura estaba en Roma viendo cómo Puyol levantaba la tercera. San Miguel Primavera Sound 2011 se celebra el 25 y 29 de mayo en el Poble Español y del 26 al 28 de mayo en el Parc del Fórum en Barcelona. Entradas ya a la venta aquí. PlayGround es media partner de San Miguel Primavera Sound La llegada de FC Barcelona y Manchester United a la final de la Champions 2011 plantea un serio problema a quien tenga abono del San Miguel Primavera Sound y le guste el fútbol: ambos eventos coinciden en el tiempo. Hemos querido reflexionar sobre este nuevo dilema indie.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar