Reportajes

Fiesta Desparrame

Nitsa, 01/10/11: el club de la lucha

Las fiestas mensuales de Desparrame en el Apolo son siempre gran noticia para los que andamos husmeando en su blog en busca de novedades, joyas olvidadas o sencillamente freakismo de alto voltaje. Los chicos de Delorean y el Dj Kigo ya llevan casi tres años con el blog y seis meses en su residencia fija del Nitsa. ¿Qué incentivos puede tener alguien para ir a desparramar? Por una parte, escucharán el rap más barriobajero y el R&B más sensualote; por otra, dispondrán de toda la paleta de estilos urbanos con hinchazón de bajos –dubstep, juke, funky house, bassline, wonky–, tan efectivos para descalabrar las vértebras del personal. Añádanle la obsesión por recuperar gemas oscuras o hits de la época de Eva Nasarre y aderécenlo con unas visuales de lo más geek. Todo con un espíritu entre estudioso y lúdico. Pues eso fue lo que encontramos la noche del sábado. Eso pero a lo bestia. Vayamos por partes.

1. Kigo: representando a la desparresidencia, Kigo empezó con un buen surtido de rolitas de funk-boogie ochentero, mezcladas con los hits comerciales de la misma década: Kim Carnes, Wham! o Vanesa Paradis. Curiosa fue la reacción del público, que, en proporción femenina bastante alta, pasaba del baile sexy con el funky a los corros cerveceros con las canciones más mainstream. Es este factor sorpresa y este descaro y falta de prejuicios los que están presentes en Desparrame como actitud. Cambiando a estilos actuales, algo hubo de dubstep: gran toque de clase al pinchar ese “You Don’t Know What Love Is” (de 2000F & Jakata), temón del catálogo de Hyperdub, todo un monumento al Auto-Tune. Pero sobre todo, hubo mucho R&B marrano y suavecito, rap sureño y un “Don’t Be Cruel” de Bobby Brown que supo a gloria y nos hizo retroceder a la época de los peinados de portaaviones.

2. Lunice: estamos de acuerdo en que el mundo de la música ya enloqueció. Cada vez más, encontramos en las calles a individuos que sin disimulo van tarareando el tema que suena en su iPod o haciendo air drumming al trote: los espectadores se volvieron stars. De manera análoga, con la consolidación del laptop como instrumento de creación musical, las stars se volvieron espectadores de su propia música, concentrados en la pequeña pantalla del Mac y sin mover una ceja. Por eso había curiosidad de ver la pinchada de Lunice, alguien que invierte estos papeles, cuyas coreografías ya sorprendieron en el Sonar 2010 y que en su último vídeo, el del tema “Glow”, se desata a hacer air drumming como si fuera un fan más… de su propia música. Abrió el quebequés con un pastiche DSP de la Marcha Funeraria de Chopin en el que una voz digitalizada repetía la sílaba “swag” tarareando este hit de cementerios. Un tono entre apocalíptico, festivo e irreverente que nos acompañaría en toda la sesión. Fue como volver a los tiempos de Kid 606 pero sin su pátina conceptual. Así, el laptop de Lunice escupió una papilla digital, una mezcla imposible y bien divertida de estilos tan rápidos como el ghettotech y tan lentos como el chopped and screwed, para terminar con bangers de street rap y una linda rolita de Aaliyah ( “Are You That Somebody”). Cierto es que hubo momentos casi techno en los que pisó la zapatilla y el público se puso bien desmadroso, como si de un partido de fútbol de la Premier inglesa se tratara. Y como antiguo B-boy que fue, exhibió unas coreografías desconcertantes: no sólo hubo air drumming, sino también air MPC e incluso air cooking y air eating (!). Vaya, un ejemplo de lo que puede llegar a ser el anti- laptop artist. Repasen su último EP “One Hunned” para LuckyMe y aguarden su material para Mad Decent arañando las paredes.

3. Southern Hospitality: dejó Lunice tan alto el listón que los londinenses Rob Pursey, Superix y Davey Boy Smith, capos del sello del mismo nombre, nos parecieron ya más mundanos, aunque su intervención no desmereció en absoluto. De nuevo sonó Aaliyah, no en vano Rob le dedicó una mixtape de homenaje hace poco más de un mes. En general, la fallecida diva es idolatrada por estos B-Boys futuristas: escarben en la red en busca de los remixes de Hud Mo y del mismo Lunice. Previsible fue que pincharan Lil Wayne y Gucci Mane, pero con la sequía que hay en Barcelona de estos sonidos, a quién le amarga un dulce. Además introdujeron música dancehall por primera vez en la noche, con frenéticos cambios en los temas a poco de empezar, como han hecho toda la vida los selectas jamaicanos. El público, que sabía a lo que iba, se la pasó chido y se embruteció en los instantes más crunk, agradeciéndose en los momentos más exhaustos temas suavecitos como el “The Way You Move” de Outkast.

4. Visuales: VJ Entter fue el encargado de darle el contrapunto visual a toda esta jungla de sonidos: Desparrame como estética fue una bacanal de imágenes de booty dancers, wrestling femenino, pixelazos vintage y luchas de Ultraman , todo adecuado para el ambiente hooligan de la noche y en cierta consonancia estética con el blog.

PG Podcast 049 Kigo & Ho$oi PG Podcast 049 " Kigo & Ho$oi"

desparrame Fotos por Javier Fernández Díaz desparrame

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar