Reportajes

Estrenamos el nuevo disco de Eh!, “El Sobresalto Alpha”, la nueva bomba entre el punk y el jazz

La superbanda instrumental del sello Bcore sigue integrando en su discurso referencias sonoras que remiten a John Zorn, Tortoise y el Sufjan Stevens experimental

A medio camino entre el jazz, la música lounge, el post-rock y algunos detalles de composición experimental contemporánea, la banda Eh! es una de las rara avis más interesantes de la escena independiente española. La semana próxima editan su tercer álbum, en el que se citan John Zorn, Tortoise y el Sufjan Stevens más raro.

Desde 2009, Eh! vienen grabando música de difícil clasificación y complicado acomodo en la escena independiente española. Su vinculación con el sello barcelonés Bcore debería situarles cerca de escenas como las del hardcore o el folk-rock, y aunque casi todos los músicos de la banda han estado en formaciones con ADN eléctrico y una fuerte constitución rockera como Tokyo Sex Destruction o Standstill, lo cierto es que Eh! no se parece en nada a todo eso. O mejor dicho, recuerdo a todo eso y a más cosas a la vez. Para empezar, se trata de una formación instrumental inspirada en nombres de vanguardia como Godspeed You! Black Emperor, Morphine o Red Snapper, grupos en los que el protagonismo se lo llevaba la construcción de texturas y ritmos y en los que no figuraba ningún vocalista. En sus dos discos anteriores, “36 de 48” (2009) y “La Fase del Sueño Intratable” (2011), entre esas influencias también aparecían híbridos entre rock y jazz como en algunas de las fases creativas de John Zorn, Miles Davis, Tortoise, mezclado con exótica y composición contemporánea. Y el tercero, que se pone a la venta la próxima semana, no es una excepción.

Eh! han evolucionado con paciencia y sin perder su personalidad. Así, “El Sobresalto Alpha” tiene momentos de más profundidad y densidad, y otros en los que afloran pasajes de saxo y chelo absolutamente tranquilizadores; música lounge mezclada con el más espeso free-jazz. Si quieres descubrir cómo suena lo nuevo de esta rara avis, dale al play. Te ofrecemos el disco íntegro y en exclusiva para ti.

1. Una Porción del Cálido Sur

La introducción del chelo nos hace de puente entre nuestro anterior disco, “La Fase del Sueño Intratable” y este “El Sobresalto Alpha”. Luz, luz y más luz para explicar sin palabras el camino de vuelta a casa, de estar enamorado en las playas de Cádiz sin más preocupación que la de conducir por la carretera escuchando a Sufjan Stevens.

2. Nuestro Coto Privado de Caza

Este tema es sin lugar a dudas la canción más bailable que hemos compuesto nunca para Eh! Todo gira en torno a la fuerza de la gravedad de la base rítmica y en bailar entre las sábanas de nuestro coto privado de caza.

3. 308c

Canto de cisne de una de las piedras en el zapato de la banda, el uso de samples en las canciones. El objetivo número uno para este disco era grabar diez canciones de banda sin estar atados a estar pendiente de las bases que se lanzaban en directo, pero en este caso el loop acompaña a la canción y va de la mano de la armonía general del tema ayudándolo a caminar en un tono oscuro de cian que es el 308c.

4. Sexy Pelo

Estos son los hechos: puerta de una sala de conciertos barcelonesa esperando para entrar a un evento, se acerca el clásico paquistaní vendedor de rosas que, sin contarse ni un milímetro, le toca suavemente el pelo a una de las chicas allí presentes, a la par que le dice ‘sexypelosexypelo’. La historia simplemente se merecía una canción.

5. Malditos Por Cobardes

La canción con más groove y espíritu jazz del disco. Solos de piano y saxo concentrados en 3 minutos 49 segundos, cambios con guitarras en modo “California” y una base de contrabajo y batería que sostienen la canción llevándote al universo de las novelas pulp.

6. Matemáticas Morales

El piano modificado te lleva de paseo por el mundo de la “industria” musical, donde la moral se cuenta en números, donde lo honesto, ético, honrado, integro y decente solo es entendido como malas ecuaciones de un problema sin resolver. Un crescendo vertiginoso rematado por la voz del chelo. Posiblemente la canción más oscura y a la vez más esperanzadora de este disco.

7. Un Año Entero

Bombardeo de instrumentos, frases que se superponen unas con otras, intensidad emocional para lo que pudo haber sido un año entero llorando y se acaba convirtiendo en todo lo contrario.

8. Bombones y Vinilos

Las dinámicas más interesantes del disco se encuentran en este tema, cómo juega el bajo y la guitarra con la batería y cómo con la entrada del saxo se cambia el groove para seguir a la percusión mientras el piano juega con todos. Un lujo de banda en un lujo de canción.

9. Circuito de Violencia

Canción compuesta a medias y en la distancia de una pieza de música contemporánea que nos cayó en las manos a través de nuestro chelo. Grabado en directo y buscando más el ambiente de las respiraciones y los armónicos de los instrumentos que de hacer algo más concreto. Es la pieza más abstracta del repertorio de Eh!

10. Perdóname la Vida

Cierre de un disco con toda la fuerza de la sección de vientos, un hasta luego más que un adiós. De nuevo se levantan las nubes, amanece un nuevo día y brilla por la mañana, los perros ladran solo cuando salimos del local y hemos hecho un buen trabajo y os aseguro que se están dejando la vida en ello.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar