Reportajes

Escucha íntegro “El Apocalipsis Según…”, el segundo disco, airado y político, de Mucho

El grupo liderado por Martí Perarnau busca la sencillez y la inmediatez del pop en diez canciones que giran sobre el fin del mundo, la indignación y la crisis

El lunes se publica el segundo disco de la banda Mucho, liderada por Martí Perarnau a medio camino entre Barcelona y Madrid. Esta vez las canciones son más directas en su parte instrumental, pero más comprometidas, complejas y airadas en las letras. Un paso grande hacia delante.

Pasó el 21 de diciembre y no se cumplió la profecía maya. Por tanto, el fin del mundo que mucha gente se temía –o esperaba con expectación– no se ha producido, pero eso no significa que las cosas estén yendo a mejor. Antes al contrario, el mundo post-apocalipsis resulta todavía más apocalíptico que el que hemos dejado detrás. Así es como piensa también Martín Perarnau, que empezó a componer las canciones del segundo disco de la banda que lidera, Mucho, con dos ideas en la cabeza: la primera, hacer música más directa y sencilla que la de su álbum de debut, que tendía en cierto modo a la complejidad instrumental; la segunda, reflexionar sobre el fin del mundo y, de paso, en los problemas que arrastramos en la actualidad. Es, por tanto, una colección de canciones que proyectan irritación hacia la clase política y se indignan con el mundo corrupto en el que estamos, que se solidarizan con los que lo pasan mal. Cuando parece que el pop-rock español se ha borrado voluntariamente de la opción de opinar sobre lo que ocurre aquí y en otras partes, Mucho han dado un paso adelante y han dicho que ellos sí quieren decir la suya. Con valentía y compromiso, bajo la certera producción de Ricky Falkner.

“El Apocalipsis Según Mucho”, que así se titula el álbum, estará a la venta el próximo lunes vía Marxophone. Horas antes de que esté disponible en las tiendas, lo podrás escuchar aquí íntegro y en exclusiva. Diez canciones que vienen, además, con los comentarios de puño y letra de Martí Perarnau.

1. Más Feliz Sin Televisión

Tenía la letra de la canción antes de tener la melodía y los acordes. Nunca había compuesto así y creo que voy a seguir haciéndolo con muchas canciones. La música se hizo para acompañar la letra, como si fuera una banda sonora. Habla sobre el vacío en nuestros ideales. Adoramos a futbolistas y a seres que aparecen en la televisión por el mero hecho de aparecer en ella. Parece que nadie es de verdad, que nadie es capaz de contar la verdad, parece que en realidad hay muy poca gente interesante pero mucha gente que va de interesante. Es una canción sobre el hastío de nuestro tiempo, no puedo creer en nada porque nada es creíble, no pienso adorar ídolos televisivos, no quiero dejar de pensar. Soy mucho más feliz sin televisión. De eso trata esta canción.

2. El Sitio Incorrecto

Se compuso en un piano granadino. En un principio eran los acordes para el estribillo de “Las Plantas”, pero me gustaba tanto la progresión que decidí empezar una canción entera. Habla sobre sentirse ajeno en un sitio al que perteneces, esa sensación de no encajar me llevó a escribir sobre la importancia de ser uno mismo. Creer en lo que haces sin tener dudas, liberarse totalmente para cantar desde dentro. Es una canción sobre la tenacidad. Creo firmemente en que cuanto más seamos nosotros mismos, más cerca estaremos de hacer una buena canción. Da igual que no encajes en un sitio, si sigues tu camino y sigues creyendo no tendrás que encajar en ningún sitio.

3. En La Base De La Montaña

Es la tercera canción que hicimos para el disco. Un viaje musical en toda regla. La letra está inspirada en “Así Habló Zaratustra”, para escribirla imaginé a un oráculo bajando de una gran montaña, arengando sobre lo correcto y lo incorrecto, al terminar su discurso se da cuenta de que no queda nadie escuchando y que él está solo frente a un gran mar de arena. Es una canción que habla sobre el fin, sobre cómo a veces todo tiene que acabar para volver a empezar de nuevo, resurgir como el ave fénix. La escribí cuando pensaba mucho en el pico del petróleo, el fin de la era del petróleo, qué pasaría si dejáramos de utilizar el petróleo para mover todo el mundo, sería una hecatombe, pero las plantas volverían a crecer fuertes y altas. Esa metáfora también me llevaba a pensar en nuestro grupo, en cómo hemos tenido que llegar hasta el fondo para volver a subir renovados y al fin libres.

4. Como Si No Hubiera Mañana

Surgió una tarde de verano, estaba atascado buscando nuevas canciones, llevaba mucho tiempo trabajando en tres ideas que al final no han entrado en el disco, ideas que no me convencían y que me sumían en un profundo malestar creativo. Decidí hacer una canción con sólo tres acordes, intentar algo sencillo y acabó saliendo en apenas diez minutos. La canción habla sobre lo importante de aprovechar cada momento al máximo, sobre la gloria de vivir cada instante como si el día de mañana no existiera. Es una frase que me gusta mucho. Es una canción que sufrió grandes cambios al trabajarla entre todos en el local de ensayo.

5. Las Plantas

Los acordes de esta canción y de “El Sitio Incorrecto” surgieron en un piano granadino. Tenía un sonido muy bonito y me inspiró mucho. No tenía melodía de voz pero los acordes de la estrofa y el estribillo me gustaban muchísimo, así que cogí la grabación que hice en el móvil y compuse la melodía y la letra meses después. Es una de nuestras canciones favoritas. Es la que sentó las bases de todo el disco, es la canción de liberación total. Me sentí muy lleno después de hacerla, sentí que era algo que no había hecho nunca. La montamos en el local y todo funcionaba a la perfección. Fue la que abrió el camino a todas las demás, la senda sónica a seguir. A partir de aquí todo fue mucho más fácil, ya sabíamos por dónde queríamos ir. La letra habla sobre una ciudad post-apocalíptica en la que todo vuelve a nacer, en la que el ser humano no es más que una especie venida a menos, y en cómo la naturaleza es mucho más grande que nosotros y no somos más que sus malcriados súbditos.

6. El Lustroso Alarido

Esta tiene mucho de local de ensayo, de esa magia que muy pocas veces ocurre; fue poco antes de ir a grabar el disco y nos faltaba una canción, dudábamos entre varias hasta que un día surgió “El Lustroso Alarido” y desechamos todas las demás. Es una canción muy rara, apenas tiene voz, tiene un aire muy setentero. Podría considerarse la canción del estertor, el momento concreto en el que nos enfrentamos al final, ese último grito de rabia que te queda dentro, ese es el lustroso alarido, es algo que todos llevamos dentro, esa inercia que hace que actúes por instinto. Todo en esta composición es instinto, apenas pensamos, tan solo actuamos, nos dejamos llevar. La letra también es así, la hice en el estudio antes de grabar la voz, me dejé llevar totalmente y esto es lo que ocurrió.

7. La Larga Risa Del Emperador

Esta es la canción que más trabajo nos ha dado. Queríamos que tuviera un sonido muy particular. Hacerla sonar como Stevie Wonder, la ELO y Michael Jackson, al final ha salido una cosa bastante original. Habla sobre la importancia de ser uno mismo. Desde todos los frentes nos aterrorizan con las cosas que no debemos hacer, vivimos en un estado de terrorismo mediático. Me di cuenta al escribir las canciones de este disco que también estaba haciendo música con miedo, eso es lo peor que le puede pasar a un compositor. Esta canción habla de la liberación que me ha supuesto afrontar la música sin miedo alguno. Quiero mostrarme tal y como soy y no rendir cuentas a nadie, ni con mi música ni con mi vida. De eso trata, en general, todo el disco.

8. Sal De La Tierra

Es mi preferida del disco. La hice en el Wurli de mi estudio, me sonaba muy Beck. En esa época estaba por Madrid Ricky Falkner y recuerdo una conversación con él sobre las canciones del disco, le decía que todavía nos faltaban algunas para cerrar el disco y que estaba sufriendo con los estribillos. Me dijo que me dejara de tonterías y que hiciera estribillos pegadizos. Esta canción tan solo tenía estrofas así que probando en mi estudio metí no uno, sino dos estribillos. Otra canción con estructura rara, me gusta mucho hacer estas cosas, cuando de repente crees que ya has escuchado todo en la canción de repente entra una nueva sorpresa. Cuando la tocamos en el local de ensayo por primera vez salió casi perfecta, se podría decir que fue la canción la que nos obligó a tocarla así y no al revés, como suele ocurrir. Carlos y Miguel hicieron un trabajo fundamental en esta canción, creo que han compuesto la base rítmica más sexy que he escuchado en mucho tiempo, lo flipante es que encima es nuestra.

9. Motores

Fue la primera que compusimos para el disco. De hecho ya la tocamos en varios conciertos de la gira anterior. Es la canción que marca el concepto del disco. Habla sobre el fin del mundo tal y como lo conocemos. Debería haberse llamado “Sandy” pero llegó antes la canción que el huracán. La hacíamos mucho más cañera en directo, teníamos ganas de grabarla con otros elementos, la guitarra country fue inspiración en el estudio, al igual que la batería del estribillo.

10. Sustancia Fundamental

Una de las pocas canciones del disco compuesta con la guitarra. Salió jugando con la afinación de Re abierto, una afinación que me suena muy americana. Estuve meses con los acordes hasta que me encontré con una melodía que me gustaba. Di muchas vueltas con esta canción y hasta que no la tocamos juntos en el local de ensayo no encontró su forma. No tiene una estructura cerrada, empieza de una manera y acaba de otra, es una canción viaje, apenas hay ninguna parte que se repita. Queríamos componer sin tener que anclarnos a la estructura clásica, me gusta que sea muy pegadiza y no tenga estribillo. Nos gusta frikear.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar